Inicio Entrevistas Entrevistas Política ENTREVISTA a Pedro González (PP): “Iceta y el PSC tienen más poder...

ENTREVISTA a Pedro González (PP): “Iceta y el PSC tienen más poder que Pedro Sánchez en el PSOE”

1
A la izquierda, Pedro González del PP de Sevilla

El Partido Popular no lo tiene fácil. Acostumbrado a ser un contrincante por el gobierno, la primera plaza parece antojársele lejana. Aunque progresivamente en aumento, sus recientes resultados no han sido todo lo bueno que su electorado reclama. Actualmente, las encuestas lo encierran indefectiblemente en una segunda plaza, tan lejos del primero como del tercero. Aislado en la pugna contra él mismo por mantener la primacía de la oposición. La falta de ilusión se palpa en el ambiente. Unas nuevas elecciones apenas unos meses después de los últimos comicios nacionales desgastan.

Nuestro interlocutor, Pedro González lo sabe. Joven y cordial, nos recibe hospitalario en la sede del Partido Popular, con una sonrisa en la cara. Ocupando diversos puestos orgánicos de relevancia en el Partido Popular, Pedro González se desempeña orgulloso como concejal en Alcalá de Guadaíra, a la misma vez que lidera Nuevas Generaciones en toda la provincia de Sevilla.

Le preguntamos acerca de ese clima general de desencanto que se palpa en el ambiente. Esa apatía generalizada, y de cómo afecta a su partido en concreto:

PREGUNTA. ¿Qué sensaciones hay en el seno del PP respecto a esta campaña?

RESPUESTA. Es una campaña importantísima, nosotros estamos acostumbrados a decir cada vez que vienen unas elecciones, que son vitales, pero es que es así. Llevamos con el país paralizado desde hace prácticamente un año. Con una moción de censura que parecía que venía a darle estabilidad y ha conllevado a todo lo contrario, después de aquellas primeras elecciones fallidas, Pedro Sánchez no pudo formar gobierno. Lo vimos hasta última hora, cerrándole la puerta a otras fuerzas, ahora tenemos la posibilidad de elegir en las urnas el gobierno que queremos.

P. ¿Cree que la repetición de elecciones mermará la participación en los siguientes comicios?

R. Las encuestas dicen que la participación bajará. Yo en la calle intento transmitir que todo el mundo debe ir a votar el domingo, porque así será la única forma en la que en España pueda haber estabilidad y un gobierno. El Partido Popular se presenta no sólo con titulares como otros partidos, sino con un aval de gestión. Hemos tenido gobiernos en todas las comunidades autónomas y ahora en muchos municipios también. Deben saber que el voto depositado en el Partido Popular se utilizará para pactar y lo haremos para conseguir la estabilidad.

P. Todos los partidos inciden en la participación en las elecciones, sin embargo no a todos los partidos les beneficia una concurrencia electoral masiva. De hecho, esto suele penalizar regularmente al centro derecha.

R. Históricamente se ha dicho que a la izquierda le beneficia la participación. Yo como demócrata convencido, fuera de siglas, creo que la gente debe votar. Pienso que es un deber democrático.

P. Su partido parece que se ha anquilosado como segunda fuerza política. ¿Ha renunciado a ser hegemónico en España?

R. Las encuestas están arrojando ahora mismo una foto fija. Pero todo puede cambiar en estos días: las situaciones políticas cambian mucho y rápido. El Partido Popular siempre ha demostrado que ha salido a ganar, y lo raro ha sido lo contrario. Aunque ya se ha visto como hemos afianzado la segunda plaza, obviamente vamos a ir a por la primera.

P. ¿Cree que en el panorama político español el Partido Popular tiene capacidad para lograr la primera plaza?

R. Vamos a hacer un llamamiento al voto útil. El que quiera que Pedro Sánchez consiga el gobierno lo tiene fácil, hemos visto el abanico de socios posibles que maneja. También hemos visto la amalgama de partidos, que nunca serán una opción real de gobierno. El único partido que es una opción real es el Partido Popular. Se nos planteó ir en una plataforma electoral única, que iba a favorecer que toda esa mayoría de votos que va a tener el centro derecha en España se convirtiese en una mayoría de escaños reales. Por culpa de ir divididos puede ocurrir que ganes en votos y pierdas en escaños. Ciudadanos dijo que no, Vox dijo que no y el Partido Popular mantuvo esa oferta hasta última hora. Ahora nosotros lo que le pedimos a los ciudadanos que quieran echar a Pedro Sánchez del gobierno, y que se restablezca el orden y la estabilidad en España, le den su voto al Partido Popular y volvamos a ser una opción de gobierno.

P. Visto que la división existente en el seno de la derecha española no favorece la representación directa de la cantidad de votos en escaños, ¿Será un objetivo a corto plazo para el PP hacer una reforma de la ley electoral? ¿Veremos al Partido Popular luchar por la sustitución de la Ley D’Hont?

R. No creo que la ley electoral sea perjudicial, creo que se está demonizando en exceso. Otros partidos han utilizado el tema de criminalizar la ley electoral para justificar unos malos resultados. Las reglas del juego están escritas desde el minuto uno, a partir de ahí que cada uno juegue como mejor sepa. Creo que quizás lo que quieren criticar son las circunscripciones provinciales, hablan de lo descompensado que está el sistema por los escaños que se sacan, por ejemplo, en País Vasco o Cataluña, pero eso no es culpa de la Ley D’Hont, es culpa de las circunscripciones. El sistema electoral no hay que modificarlo para beneficiar a uno u otro partido.

P. Hablando del nuevo panorama político en España, ¿En este momento desde el Partido Popular se ve a Vox como una amenaza o como un posible aliado?

R. Es un partido muy respetable, como el resto. En Andalucía, por ejemplo, es aliado: nos ayudó a conseguir la investidura de Juanma Moreno. También lo ha sido en otros municipios y en otras comunidades, así que es un aliado, como también lo es Ciudadanos. El PP es un partido que ha sabido y sabe negociar a derecha e izquierda para sacar adelante proyectos de estabilidad. Creo que para saber quiénes serán los aliados, tendremos que esperar hasta después de las elecciones. Pero creo que Vox no es una amenaza, aunque intente “darle un bocado” a nuestro electorado. Estos partidos que funcionan a golpe de titular, se acaban deshinchando tarde o temprano, y lo hemos visto tanto a la derecha como a la izquierda, con Podemos. Son proyectos muy personalistas, muy grandilocuentes, pero los problemas son más complicados de lo que parecen. El Partido Popular ha demostrado que con tranquilidad, con compromiso y serenidad se puede llegar más lejos.

P. Sin embargo, Ciudadanos estuvo a punto de darle “el Sorpasso” al Partido Popular en elecciones anteriores. ¿Hay alegría en el PP por el inminente descalabro?

R. Yo no me alegro nunca de que un adversario político tenga un mal resultado. Me alegro de las victorias propias, y que nuestros resultados sean mejores que los de abril. Dónde tenemos que mirarnos es hacia nosotros mismos para saber qué estamos haciendo bien y qué estamos haciendo mal. Creo que el descenso en las encuestas de Ciudadanos proviene de haber dejado pasar el tren de España Suma, que como digo iba a ser una plataforma muy útil. Esa jugada de mantener una neutralidad, e incluso decir en campaña que estás abierto a un pacto con Pedro Sánchez, se plasma en las urnas.

P. Si el bloque de derechas no diera mayoría absoluta, ¿Se consideraría un fracaso del Partido Popular? ¿Pondría en riesgo el liderazgo de Casado al frente del proyecto popular?

R. Casado ha sabido aglutinar. Ha hecho reformas en las listas, y todo apunta a que el resultado seguirá mejorando desde las anteriores, y va a salir un Pablo Casado reforzado. Representa un proyecto de unidad, que desde el anterior Congreso del partido ha sabido coser y que todo vaya a una. Líderes históricos del partido se están sumando al carro, como Mariano Rajoy. Creo que el proyecto seguirá en pie pase lo que pase el domingo. No me cabe duda de que no hay mejor garantía para España que un Pablo Casado fuerte, como si es en el gobierno como en la oposición.

P. Estando Cataluña en el candelero político, no podíamos menos que hacer referencia a ella. ¿Qué opina del modelo de “nación de naciones” de Pedro Sánchez?

R. Creo que no tiene claro a que está jugando. Por un lado, le echa gasolina al fuego: en esta situación lo que debe primar es la ley, la democracia y la Constitución. España guste más o menos es una nación. Creo que Pedro Sánchez está siendo un bombero pirómano. Está llevando a cabo pactos con el independentismo en más de 40 ayuntamientos en Cataluña. Se le ha ido de las manos, y ahora saca un discurso ambiguo. Hablan de “nación de naciones”, “plurinacionalidad” y “federalismo” Yo creo que ellos aún no se han aclarado. Su gran problema es que el PSC, en especial Iceta, tienen más poder que el propio Pedro Sánchez en el toma de decisiones del PSOE. Desde el Partido Popular hemos mantenido siempre la unidad de España como principio primordial. Lo hicimos anteriormente en el País Vasco, y perdimos a muchos compañeros en la lucha. En esta misma casa perdimos a un compañero como Alberto Jiménez Becerril, cuya hermana Teresa ahora es nuestra candidata al Congreso. Nosotros no podemos permitirnos dar ni un solo paso atrás en la defensa de la unidad de España.

P. Siendo así, ¿qué propone su partido para hacer frente a la crisis en Cataluña?

R. Lo primero, volver a la normalidad. Ahora mismo hay un tal señor Torra al frente, que lo que está haciendo es alentar a la revuelta. No puede ser que esté incitando a determinados sectores a reventar Cataluña. El PP entiende que si esa situación sigue así hay que tomar las medidas legales oportunas, hay artículos como la Ley de Seguridad Ciudadana, o el famoso artículo 155,  que habría que aplicar de inmediato si el señor Torra no se atiene a la legalidad vigente. Hemos visto como el órgano judicial ha encarcelado a determinados políticos en Cataluña. Se ha visto que quien la hace la paga. Para restablecer la paz y la estabilidad hay que tomar medidas de calado para ello: hay que tener un control desde el Estado de competencias clave como la educación. Hemos tenido cuarenta años de convivencia y solidaridad entre territorios, el PP se presenta bajo ese mismo lema: “Por todo lo que nos une”. Intentaremos por todo aquello que nos une, que es más que lo que nos separa, que Cataluña siga siendo parte de España.

P. Las revueltas en Cataluña, como usted dice, se están agudizando y nuestras fuerzas policiales algunas veces se ven sobrepasadas o carentes del material necesario para hacer frente al enquiste del problema. Algunos partidos están comenzando a pedir la intervención militar en el conflicto. ¿Se unirá el Partido Popular a dicha reclama?

R. Hay partidos cuyas propuestas nunca serán propuestas de gobierno, y eso les otorga una libertad que no tenemos aquellos que hemos estado y aspiramos a volver a estar en el gobierno.  Igual que me parece una insensatez llamar “estado plurinacional” a España, como hace el señor Sánchez, me parece una insensatez echar gasolina al fuego como está haciendo ahora mismo el señor Abascal. En Cataluña debe haber una posición frontal frente a aquellos que quieren romper España, a eso hay que ponerle fin. Pero de ahí, a meter al ejército en las calles… me parece matar moscas a cañonazos. Utilizar esto en el debate político para radicalizar el discurso hace que los constitucionalistas catalanes, aquellos que creen en la unidad de España, reciban aún más crispación.

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.