Inicio Política #ElDebateDecisivo: Crónica de una confrontación

#ElDebateDecisivo: Crónica de una confrontación

0
#ElDebateDecisivo. Fuente:Flickr PSOE

Cuando aún teníamos la resaca del debate organizado por RTVE, nos enfrentábamos a otro debate similar. #ElDebateDecisivo ha sido mucho más crispado.

Ayer, la sensación que nos ofreció el debate organizado de RTVE fue de una sucesión de mítines electorales sin una confrontación real de propuestas. #ElDebateDecisivo , organizado por A3Media, cambiaba por completo este esquema.

RTVE vio como Sánchez exigía a Casado que le explicase a sus candidatos que el no de las mujeres era un no, y que si no había un consentimiento expreso de estas, seguía siendo no. Albert Rivera destacaba por su minuto final y por la foto de Sánchez y Torra, dispuesto en su atril. Por su parte, Pablo Iglesias leyó la Constitución invocando el artículo 31. Más allá de estos detalles, la sensación general fue de un debate descafeinado sin un vencedor claro.

El debate de hoy ha cambiado todos los esquemas. Cuando aún tratábamos de digerir el anterior, nos encontrábamos ante un formato diferente. Los periodistas podrían intervenir en el debate, preguntando directamente a los candidatos. Además, los bloques también cambiaban: desde una pregunta inicial, pasábamos a hablar de Programas Electorales, Política Territorial, Economía y Pactos.

La tónica general de este #ElDebateDecisivo ha sido la confrontación directa. Casado y Rivera, con sus constantes ataques a Sánchez, han obligado al Presidente del Gobierno a defenderse, impidiendo exponer claramente su programa. Pablo Iglesias, por su parte, ha sido el único líder de los cuatro que no ha entrado en confrontación directa. Además, el candidato de Unidas Podemos ha sido capaz de explicar su programa electoral.

#ElDebateDecisivo se ha celebrado a cinco días de las Generales

Pablo Casado, tras estar protagonizando unos meses muy broncos, volvió a enfangarse ayer. Por tanto, el objetivo principal del candidato del Partido Popular era tener un tono más suave y no tan agresivo. Lo consiguió en cierto modo, pero también contribuyó a embarrar el debate, con sus constantes ataques al Presidente del Gobierno y a Albert Rivera. A este último atacó en varias ocasiones, tras las críticas del líder naranja.

Pedro Sánchez abandonó el tono moderado y sosegado del debate anterior. En esta ocasión, también decidió embarrarse y responder a las provocaciones de los líderes rivales. Nada más comenzar el debate afirmó lo siguiente. “No entra en mis planes pactar con un partido que ha puesto un cordón sanitario al PSOE”. Además, junto con Rivera, protagonizó uno de los momentos del debate. El mensaje que lanzó Sánchez fue de la necesidad de que las tres derechas no sumen. Además, exhibió una carta que denuncia las listas que desde la Junta de Andalucía se están haciendo con los trabajadores en materia de violencia de género.

Pablo Iglesias, por su parte, fue el único candidato que decidió no entrar al fango. Fue capaz de exponer con claridad su programa político. Además, lanzó un mensaje claro a Sánchez: Sin ellos, muchas medidas sociales no se habrían producido. El líder de UP aspira, por lo tanto, a alcanzar una mayoría que le permita gobernar junto con el PSOE. Iglesias considera que si no está Unidas Podemos, muchas medidas acordadas no se producirán.

Rivera y Sánchez han protagonizado uno de los momentos más polémicos

Albert Rivera ha sido el candidato más activo de los cuatro, y quien más ha ensuciado el debate. Rivera regaló a Sánchez una copia de su tesis, y este le respondió con el libro de Abascal y Sánchez Dragó. Además, atacó a Casado y a Sánchez alguno de los aspectos más polémicos de respectivos partidos cuando estaban gobernando. El líder naranja intentó marcar distancias con Casado, además de reconocer que sí quiere regular la eutanasia.

La conclusión del debate es que no hay un claro ganador. El ruido y los constantes conflictos impidieron ver unas propuestas de gobierno claras, a excepción de Iglesias quien, con algunas dificultades, logró exponer algunas medidas de gobierno. Además, vimos dos bloques claros. Rivera le ofreció a Casado formar Gobierno, e Iglesias hizo lo propio con Sánchez.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.