Connect with us

Actualidad

El Senado de Argentina aprueba la legalización del aborto

El proyecto de ley debe ser aceptado por el presidente para su promulgación.

El Senado argentino ha aprobado la madrugada del miércoles el proyecto de ley de interrupción legal del embarazo tras varias horas de debate. Con 38 votos a favor, 29 en contra, una abstención y cuatro ausencias, la Cámara Alta ha dado su ‘SÍ’ a la ley de aborto.

El último paso para su promulgación es la aprobación por parte del presidente del Gobierno, Alberto Fernández. La ley, también promesa de campaña de su partido, fue presentada inicialmente por el ejecutivo de Fernández.

En el debate, José Mayans, del Partido Justicialista, ha argumentado que votaría en contra porque “hay que utilizar el camino correcto”. La oposición rechaza este proyecto de ley por ser “de jerarquía menor” y requerir, o bien una modificación de la Constitución o una renuncia a los tratados internacionales. Anabel Fernández Sagasti, de la misma agrupación, ha votado a favor, y ha afirmado que, tras esta votación, tanto la sociedad argentina como su Estado no serán los mismos, ya que “no les va a empujar más a la clandestinidad”. El justicialista Juan Carlos Romero ha argumentado su negativa de la misma forma que Mayans, y ha recordado que hace dos años “estaban debatiendo ese mismo tema en un contexto diferente”. “Hoy estamos ante una ley que no es mejor que aquella. Es más extrema y difusa”, ha comentado Romero.

Silvia Elías de Pérez, del partido Cambiemos y detractora de la ley, ha culpado al Estado de “tirar la toalla en esta pelea por la vida”, y ha señalado que el proyecto “no trae nuevas libertades de decidir, pero sí la negación del acceso a la vida”. Gladys González, compañera de partido de Pérez, ha argumentado su voto en contra desde el cristianismo. “¿Ustedes creen que es cristiano condenar a las mujeres que deciden interrumpir un embarazo?”, ha lanzado González.

Según el ministro de Salud de Argentina, Ginés González, entre 100 y 120 personas acuden a diario a los hospitales públicos con graves problemas derivados de abortos clandestinos. Esto, comenta, fue lo que le impulsó a proponer el proyecto de ley. Ya en noviembre de este año, Alberto Fernández comentó la necesidad de legalizar el aborto “para salvar la vida de las mujeres y preservar sus capacidades reproductivas, que muchas veces se ven afectadas por estos abortos inseguros”.

Hasta ahora, el Código Penal argentino recoge una pena de hasta cuatro años de prisión por interrumpir un embarazo con el consentimiento de la mujer.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Actualidad

A %d blogueros les gusta esto: