Aitor Esteban en el Congreso.
Fuente: Congreso de los Diputados.

El PNV y el Gobierno de España acercan posturas sobre los PGE tras el enfado de los nacionalistas vascos por el acercamiento a EH Bildu y la actitud de Unidas Podemos.

Dos días después de que el presidente del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Andoni Ortuzar, animara a Pedro Sánchez a «pegar un puñetazo en la mesa del Consejo de Ministros» para imponerse a Unidas Podemos en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado, el portavoz del Grupo Vasco, Aitor Esteban, ha anunciado un «avance en las negociaciones presupuestarias» con el Gobierno de España. La principal enmienda acordada entre el PNV y el Gobierno sería la «eliminación de la subida del impuesto al diésel», una medida también exigida por Ciudadanos para justificar su «sí» a los Presupuestos del Gobierno.

Por otro lado, Esteban ha anunciado que el preacuerdo con el Gobierno incluye también una partida de 50 millones para el Plan Renove de la Máquina Herramienta, así como otra de seis millones de euros para el proyecto de soterramiento de Zorrotza (Bilbao) y la creación de una nueva figura contractual para la Formación Dual Universitaria.

Ciudadanos destaca que este acuerdo «les da la razón»

Las reacciones en Ciudadanos no se han hecho esperar. La líder de la formación naranja, Inés Arrimadas, ha asegurado que «no le importa a quién le den la medalla» pero ha dejado claro que «esta medida ya la habían anunciado y que esto demuestra que tenían razón». Cabe recordar que el PNV ha manifestado en numerosas ocasiones su malestar por la relación del Gobierno -especialmente del PSOE- con Ciudadanos.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: