Inicio Actualidad Duelo musical por Venezuela

Duelo musical por Venezuela

0

El puente de Las Tienditas será el escenario de una batalla musical entre la oposición y el gobierno de Maduro, quienes celebrarán conciertos simultáneos para apoyar sus directrices políticas

Encontramos cierto consenso al hablar del desmoronamiento progresivo, pero acelerado, de la hegemonía mundial de los Estados Unidos. Las políticas llevadas a cabo desde Washington nos dejan entrever que también ellos son conscientes. El gigante asiático los adelanta económicamente. No obstante, Estados Unidos aún mantiene capacidad política y militar con la que logra cierta supremacía ante el resto. Sus apoyos fuertes y leales amortiguan el descenso de su dominio global.

En los últimos días, la crisis venezolana ha puesto en funcionamiento el complejo técnico de relaciones diplomáticas entre los miembros aliados de los Estados Unidos. Venezuela, una joya deseada por Washington desde décadas atrás, se convierte hoy en un escenario de combate diplomático entre bloques. Una contienda, que siguiendo los patrones de la Guerra Fría, enfrenta diplomáticamente e indirectamente a dos polos de poder (o multipolos): los Estados Unidos y la Unión Europea, y por el contrario, Rusia y China, principal, pero no únicamente.

Sin inaugurar debido al cierre de fronteras en 2015 entre Colombia y Venezuela, el Puente de Tienditas será un nuevo escenario de combate entre dichas potencias. El colosal puente que une la parte colombiana y la venezolana será el epicentro de dos estrafalarias demostraciones de poderío económico, social y cultural. Hablamos de dos conciertos simultáneos que se llevarán a cabo sobre el puente. Éste, de más de 240 metros se encuentra blindado y cerrado al paso en el centro de su longitud.

El concierto de la oposición

En el lado Colombiano, país que se encuentra dentro del halo de influencia de los Estados Unidos, encontramos un concierto financiado por Richard Branson.  El británico magnate financiará enteramente la celebración musical a la que asistirán artistas que se han declarado opositores del gobierno venezolano como Carlos Baute, Alejandro Sanz, Maluma, Carlos Vives o Juanes entre otros muchos artistas. El mecenas de esta campaña contra Maduro, Richard Branson es dueño de la corporación Virgin Group, y habiendo sido la quinta mayor fortuna de Reino Unido, se encuentra en el top 300 de las personas más ricas del planeta. Éste vive en la isla privada de Necker en el Caribe. En dicha isla se lleva a cabo reuniones frecuentes donde numerosos personajes influentes se dan cita para abordar asuntos de vital importancia de forma abiertamente reconocida; entre los personajes que podemos citar David Beckham, Tony Blair o Barack Obama entre muchísimos más.

El concierto del gobierno

En el lado venezolano, se celebrará el concierto denominado como “Hands Off Venezuela” (“manos fuera de Venezuela”) que será organizado por el gobierno. Dicho evento, que se prolongará durante los días 22 y 23 de Febrero, intentará recaudar fondos que serán destinados a ayudar a los más necesitados de Cúcuta. Cúcuta es la ciudad colombiana donde se celebrará el concierto antimaduro, y donde se calculan que viven más de 300.000 ciudadanos en riesgo de pobreza extrema, sobre un total de 750.000 ciudadanos totales. El evento organizado por el gobierno de Maduro querrá resaltar las incongruencias de la política exterior de Washington, la cual parece volcada en favor de paliar las necesidades de los venezolanos, pero parece olvidar los desastres humanitarios que se dan lugar de forma estructural en otros países. Estos países, entre los cuáles encontramos Colombia, parecen no necesitar la intervención extranjera.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.