Connect with us

Actualidad

Álvarez de Toledo acusa a Pablo Iglesias de ser el ‘hijo de un terrorista’

Una pregunta sobre el pacto alcanzado con Bildu para la derogación de la reforma laboral ha dado lugar a un rifirrafe entre Cayetana Álvarez de Toledo y Pablo Iglesias, que emprenderá acciones legales.

La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, subía a tribuna durante la Sesión de Control al Gobierno en el Congreso, con el objetivo de saber “cómo iban a influir en la acción del gobierno los acuerdos con el nacionalismo radical”. Pero esa interpelación, dirigida al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, ha derivado en otros derroteros.

La diputada popular, de origen aristocrático, apenas ha hecho referencia a la reforma laboral. En cambio, Álvarez de Toledo ha expuesto la “relación intimidante que mantiene con el inframundo de ETA” el líder de Podemos. Además, ha usado contra él artículos de su tesis doctoral, en el que calificaba a la kale borroka de “gimnasia de entrenamiento” y criticaba la condena contra Otegui en 2011. Ha calificado a Iglesias de ser “un burro de Troya del nacionalismo“.

Esta última frase ha sido recogida por Pablo Iglesias, que en su primera réplica a Álvarez de Toledo ha comenzado diciendo que “es mucho más digno ser burro de Troya que marqués”, en referencia al título nobiliario de la portavoz popular. A continuación, Iglesias ha explicado la política de reconstrucción que tiene prevista el Gobierno, una vez que la crisis provocada por el COVID-19 pase. A lo largo de la intervención, Iglesias ha hecho algunas referencias, de nuevo, al título nobiliario de Álvarez de Toledo.

La diputada popular ha acusado duramente a Iglesias

Cuando Cayetana Álvarez de Toledo ha subido a la tribuna, la tensión se ha disparado. La ‘número dos’ de Pablo Casado ha sido tajante: “Ha hecho referencia a mi título. Los hijos no somos responsables de nuestros padres“. A continuación, ha acusado al padre de Iglesias, Francisco Javier Iglesias, de ser un terrorista: “Primera y última vez que lo digo, usted es el hijo de un terrorista. A esa aristocracia pertenece usted, a la del crimen político”.

Pablo Iglesias ha subido visiblemente molesto a la tribuna. En su contrarréplica, ha dicho lo siguiente. “Señora marquesa, si piensa usted que llamando terrorista a mi padre me va a provocar y va a conseguir que pierda la compostura, se equivoca“. Además, le ha advertido que acababa de “cometer un delito aquí, en esta tribuna”. A continuación, el vicepresidente segundo confirma que animará a su padre “a que ejerza las acciones oportunas”.

No obstante, la cosa no se ha quedado ahí. La Presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha preguntado a la propia Álvarez de Toledo si quería retirar las acusaciones a Iglesias del Diario de Sesiones del hemiciclo. Ante la negativa de la portavoz popular, Batet sí ha tomado la iniciativa y ha eliminado las acusaciones del Diario de Sesiones. Esto ha provocado las protestas de la bancada popular. Además, Ana Pastor e Ignacio Gil Lázaro, representantes en la Mesa de PP y Vox, se han levantado en señal de protesta.

Hermann Tersch ha sido condenado en dos ocasiones por injuriar a la familia de Iglesias

Lo cierto es que ya hay antecedentes de este suceso. Hermann Tersch fue condenado hace casi un año por relacionar a Javier Iglesias con el asesinato de un Guardia Civil  en mayo de 1973. El ahora eurodiputado por VOX fue condenado a indemnizar a la familia Iglesias con 15.000€ porque “constituye una intromisión ilegítima y una vulneración del derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen“. La realidad es que el padre de Iglesias estaba en la cárcel en el momento del atentado, por repartir propaganda política. Entró en prisión el 26 de abril y no saldría hasta un mes después.

Tersch fue condenado en 2017 a indemnizar con 12.000€ también al abuelo de Iglesias por llamarle “criminal” en un artículo del ABC. Estas fueron sus palabras: “Fue condenado a muerte por participar en la caza de civiles inocentes desarmados en la retaguardia en Madrid”. Además, añadía numerosos descalificativos a la familia del líder de Podemos. El auto judicial reconoció que las acusaciones hacia Manuel Iglesias fueron “una intromisión ilegítima en el honor del difunto”, así como en su familia.

Sin embargo, en el caso que el padre del vicepresidente segundo del Gobierno presente una demanda contra Álvarez de Toledo, esta no tendrá recorrido judicial porque está aforada al ser diputada, precisamente para proteger que los representantes políticos tengan libertad para poder ejercer su labor. 

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Actualidad

A %d blogueros les gusta esto: