Inicio Actualidad El demonio feminista

El demonio feminista

1
Huelga feminista

A dos días de la huelga internacional de mujeres del 8 de marzo, siguen llegando críticas de los sectores más conservadores y machistas de la sociedad

El lunes fue el obispo de San Sebastián el que arremetió contra el “feminismo radical”. Aseguró textualmente que “el demonio ha metido un gol desde sus propias filas al feminismo.”

A estas alturas, no debería sorprendernos las críticas a algo tan novedoso como lo es huelga laboral, de cuidados y de consumo de mujeres convocada para el jueves. Y menos aún debería sorprendernos que las críticas vengan de hombres de instituciones conservadoras como la Iglesia. El obispo de San Sebastián no solo metió al demonio en las filas feministas. Además, dijo que el cristianismo ha prestado y presta un gran servicio a las mujeres y a su dignidad porque defiende la monogamia y rechaza el divorcio. Quizás un poco pretenciosas las palabras del obispo. Más teniendo en cuenta que dos días antes de sus palabras, el Vaticano reconocía que las monjas son explotadas dentro de la Iglesia, realizando tareas de servidumbre para obispos y cardenales.

Parece ser que esta huelga es más necesaria que nunca, hasta dentro de las filas de la propia Iglesia. No hay justificación alguna para tratar a las mujeres como siervas, sean monjas o asistentas del hogar. Lo que también ha llamado mucho la atención, en esta espiral que parece infinita de opiniones y argumentos a favor y en contra del paro feminista, son las declaraciones de otro miembro de la Iglesia, el cardenal arzobispo de Madrid. Y estas han sorprendido para bien entre las mujeres, aunque no ha sido así en la propia Iglesia. El clérigo ha apoyado a las mujeres que harán la huelga para defender sus derechos. Y ha dicho que hasta la Virgen María lo haría.

¿Es entonces la Virgen María feminista?

¿O es el demonio el que está dentro del feminismo? Ninguna de las dos cosas parece muy real. Y ante todas estas declaraciones y opiniones que las mujeres no han pedido, se sigue caminando hacia un día histórico donde la única voz que se va a escuchar, por primera vez en siglos, es la de las mujeres unidas por sus derechos. Los suyos, y los de nadie más.

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.