Inicio Deportes Mick Schumacher, centro de todas las miradas

Mick Schumacher, centro de todas las miradas

0
Foto: Twitter oficial @SchumacherMick

Mick Schumacher se ha convertido recientemente en el centro de todas las miradas. El hijo del heptacampeón de Fórmula 1 avanza hacia el Gran Circo tras sus últimos resultados en categorías inferiores.

Han transcurrido más de cinco años desde el fatídico accidente de Michael Schumacher y el excampeón de la Fórmula 1 sigue luchando por sobrevivir. A su vez, su hijo Mick está dispuesto a seguir sus pasos en el mundo del motor.

En los últimos años sólo se ha hablado del terrible accidente de esquí, pero Mick se ha ganado un protagonismo por su carrera en el mundo del motor. Esto ha provocado que recientemente se hable más de él, que de su propio padre.

Del karting a la Fórmula 1

La trayectoria de Michael y Mick tienen mucho en común. Ambos empezaron bien jóvenes subiéndose a los karts y han ido progresando a lo largo de los años. Michael Schumacher debutó en la Fórmula 1 de la mano de Jordan. Las sensaciones que transmitía al volante hacían pensar que se trataba de un gran piloto.

El resultado no ha sido otro que Schumacher 7 veces campeón de la Fórmula 1. Además de ser cinco veces seguidas campeón con Ferrari. También tiene el orgullo de haber sido el único piloto en la historia de la Fórmula 1 en haberse subido en el podio en todos los Grandes Premios de una misma temporada.

Por su parte, Mick ya sabe lo que es ganar en categorías inferiores. Viene de coronarse campeón de la Fórmula 3 europea en su segunda temporada. Ahora está dispuesto a brillar en la renombrada Fórmula 2 y ya ha entrado en la prestigiosa Ferrari Driver’s Academy.

Mientras recorre los circuitos de la Fórmula 2, formará parte del programa de jóvenes talentos que tras su fuga de talentos ha encontrado la luz en Mick Schumacher.

¿Por apellido o por méritos propios?

Cuando se habla de Mick Schumacher, se habla de su apellido. Entonces es cuando se cuestiona si está dónde está por su apellido o por méritos propios. Como ya pasó en el caso de Carlos Sainz tras su aterrizaje en la Fórmula 1, muchos son los que piensan que el nombre o ser hijo de “x” es más importante que el talento.

La realidad es totalmente diferente. Tanto Carlos Sainz, como Mick Schumacher, como tantas otras jóvenes promesas han tenido que demostrar mucho para llegar donde están ahora.

Mick Schumacher ha tenido que ganar el campeonato europeo de la Fórmula 3 con 19 años. Ahora tiene que hacer un papel brillante en Fórmula 2 para seguir adelante en su carrera. Entrar en Ferrari ha sido fruto de un duro trabajo, pero permanecer dentro es mucho más difícil.

Veremos en los próximos años si Mick Schumacher consigue convertir todo su potencial en una carrera brillante como la de su padre, o pasará al libro de la historia sin pena ni gloria. Sólo él tiene la respuesta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.