Connect with us

Automovilismo

Mercedes domina en la mañana del sábado

La última sesión de entrenamientos antes de clasificación se vio suspendida por un accidente de Esteban Ocon en los últimos segundos. Los equipos, con un ojo puesto en el comportamiento de los neumáticos.

Se espera mucho calor en Montmeló. Incluso mucho más de los 30ºC que ya se han registrado en la mañana catalana. Pirelli está dando juego esta temporada y la preocupación por que ocurra lo mismo que en la primera de las carreras de Silverstone está sembrada. Hoy se ha rodado poco -destacan las 23 vueltas de Lando Norris– y los monoplazas han montado preferentemente los neumáticos marcados de color rojo, el compuesto más blando que Pirelli suministra a las escuderías este fin de semana.

La preocupación de los ingenieros por la salud de las gomas se hizo palpable en un mensaje por radio que Valtteri Bottas recibió cuando aún faltaban unos 20 minutos para la bandera a cuadros. En él, desde el muro se le pedía al finlandés aprovechar las sombras que proyectaban las gradas del circuito, en un desesperado intento de seguir enfriando unos neumáticos que sin duda sufrirán mucho ya desde la sesión de clasificación. Esta tendrá lugar en unas horas, cuando las temperaturas en Barcelona se mantendrán en 30ºC y en la que se espera una humedad del 54%.

Con 12 vueltas, Mercedes lidera la clasificación con un Max Verstappen muy pegado a ellos, a medio segundo de las flechas plateadas. El de Red Bull ha usado solo dos juegos de neumáticos, ambos blandos. Carlos Sainz ha marcado un buen ritmo, lo que hace ver con buenos ojos el cambio de motor para el madrileño. Sin embargo, tenemos que irnos hasta el 15º puesto para encontrar a su compañero de equipo Lando Norris.

Bandera roja para acabar la práctica

Al final de la sesión, en la recta justo antes de la curva La Caixa, veíamos una bandera amarilla provocada por Esteban Ocon, que pronto se tornaría en roja y significaría el fin de la sesión. Nadie sabía qué había podido salir mal en un punto tan extraño para un accidente, pero las repeticiones revelaron el motivo: en plena recta, Ocon tenía delante a Magnussen. El de Haas, que rodaba lento, quiso echarse a un lado pero el piloto de Renault no interpretó bien el movimiento, acabando justo detrás de Magnussen y viéndose obligado a realizar un contravolanteo y posterior frenazo, lo que hizo que se diera un buen golpe contra el muro. Ahora toca estar pendientes de la FIA ya que los comisarios han llamado a ambos pilotos para declarar.

 

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Automovilismo

A %d blogueros les gusta esto: