Inicio Deportes Leclerc desobedeció las órdenes de equipo en Bahrein

Leclerc desobedeció las órdenes de equipo en Bahrein

0
Foto: Twitter oficial de @ScuderiaFerrari

Ferrari dejó claro desde el principio que su piloto número 1 es Sebastian Vettel. En el Gran Premio de Bahrein Leclerc desobedeció las órdenes de equipo.

La Fórmula 1 no se regala nada y cada piloto al final, aunque cuenta con un equipo detrás suyo, debe luchar por sus intereses. En el caso de Charles Leclerc no es ninguna excepción, ha recalado en Ferrari y no quiere perder la oportunidad que está teniendo. Le ha tocado compartir box con Vettel, cuatro veces campeón de la Fórmula 1. El favoritismo es claro pero Leclerc desobedeció las órdenes de equipo de Ferrari en el Gran Premio de Bahrein.

En la primera carrera de la temporada, vimos cómo Ferrari ‘prohibía’ el adelantamiento de Leclerc a Vettel a pesar de llevar un mejor ritmo en carrera. Las críticas al equipo italiano no tardaron en llegar desde todos los rincones, y la prensa en Italia fue muy dura con Ferrari. En el Gran Premio de Bahrein vimos en pista libertad entre los pilotos, siendo de nuevo Leclerc superior a su compañero de equipo. Todo el mundo pensaba que Ferrari había optado por prescindir de las órdenes de equipo, pero no fue así.

Leclerc, más valiente de lo que parecía

Tras lo sucedido en el Gran Premio de Australia, que desde el garaje ordenaron a Leclerc permanecer por detrás de Vettel, volvió a ocurrir lo mismo en Bahrein. El piloto monagesco había salido mal y se encontraba en plena recuperación de posiciones para liderar de nuevo la carrera. Tan sólo le quedaba un obstáculo, Sebastian Vettel.

Fue entonces cuando las órdenes de equipo llegaron, indicándole a Leclerc que se mantuviera detrás de su compañero, al menos, durante dos vueltas. Lo que vimos a continuación fue un adelantamiento de bandera, aprovechando hasta el límite el rebufo y protagonizar un adelantamiento por el exterior de la curva uno. Leclerc volvía a liderar la carrera y lo hacía de manera merecida.

“Permanece detrás de Vettel durante dos vueltas.”

Leclerc no se lo pensó dos veces. En Australia ya había sido perjudicado, reduciendo su ritmo por no poder adelantar a Vettel. No estaba dispuesto a pasar por lo mismo en una carrera en la que había conseguido su primera ‘pole position’ y tenía la opción de ganar por sus propios méritos.

No estaba dispuesto a repetir lo de Australia

De hecho, el ritmo de Leclerc era tal que Vettel se quedó rápidamente atrás. Tampoco los dos Mercedes tenían opción de mantenerse cerca del piloto monagesco. No fue hasta las últimas vueltas, cuando el SF90 sufrió la fatal avería, cuando Hamilton y Bottas fueron capaces de pasarle. Casi 30 segundos de ventaja había conseguido hasta entonces Leclerc respecto a Hamilton, su máximo perseguidor.

¿Qué hubiera pasado si Leclerc se hubiese resignado a quedar detrás de Vettel? El piloto monagesco hubiera salido gravemente perjudicado, ya que el pase por box hubiera beneficiado a Vettel. Además, los problemas que tuvo Leclerc con su motor en las últimas vueltas, le hubieran trasladado hasta la zona media de la tabla. Un resultado fatídico para lo que había demostrado Leclerc. El tercer lugar entristeció al piloto de Ferrari, ya que había dominado en clasificación y en carrera y se merecía ganar, pero si no hubiera adelantado a Vettel cuando tuvo la oportunidad, el resultado sería peor.

Leclerc desobedeció las órdenes de equipo en Bahrein, para luchar por sus logros y demostrar que ha llegado a Ferrari por un motivo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.