Inicio Motor Automovilismo La Máquina del Tiempo: GP de Singapur

La Máquina del Tiempo: GP de Singapur

0
@F1

La Máquina del Tiempo se detiene en el circuito mejor iluminado del mundial pese a correrse la carrera bajo la atenta mirada de la Luna y las estrellas. Hemos llegado al GP de Singapur en el trazado de Marina Bay.

La Fórmula 1 ha aterrizado en Singapur para dar lugar uno de los grandes premios más espectaculares de la temporada. La carrera nocturna es un aliciente más en el espectáculo de la máxima categoría del automovilismo.

El circuito de Marina Bay es especial por ser de noche y por ser urbano. Aunque si no fuese por las líneas pintadas en el cemento y los numerosos baches no dan completamente esa situación si lo comparamos con un clásico como Mónaco.

Se nota que es muy moderno con escapatorias en zonas claves, pero ni mucho menos se pierde la adrenalina de estar entre muros donde cada fallo se paga muy caro.

Un urbano especial

La primera curva tiene una buena escapatoria, no así el segundo recodo que tiene el muro cerca y hemos visto como pilotos se quedaban en él al no ser milimétrico en el control del coche.

Después, llegamos a la zona más rápida del circuito, una semirrecta muy bacheada que tiene la primera zona de DRS. Ahí se alcanza la velocidad punta más alta y es un punto clave de adelantamiento, uno de los pocos que ofrece la carrera nocturna.

Ferrari SF71H rodando en Marina Bay. Gran Premio de Singapur 2018. Foto: Twitter oficial de @ScuderiaFerrari.

Tras esta zona rápida, se inicia el segundo sector que es mucho más revirado lleno de curvas angulosas y donde los muros si están pegados a la línea de pista. Recordada es la triple chicane que daba lugar al posterior puente, que fue quitada dos años atrás por los accidentes que provocaba. Hoy día la zona se compone por dos curvas más seguras, pero que siguen poniendo en dificultades a los pilotos para acceder al estrecho puente que acaba en un ángulo de 90º donde el giro es complicado.

El tercer sector es de media-baja velocidad con zonas rápidas y otras más angostas. Hay que destacar de esta zona el paso por el túnel bajo las gradas, un punto negro para mucho porque se ha llevado la carrera de muchos pilotos al pasarse de frenada en la entrada del túnel.

Grandes momentos

Esta carrera pese a disputarse desde “sólo” 11 años, con esta edición, tiene historias que forman ya parte de la Fórmula 1. En su carrera inaugural en 2008, Fernando Alonso se llevaba una increíble victoria tras partir desde la decimoquinta plaza, pero quedará siempre empañada por el llamado “Crashgate”, el cuál es una orden de Flavio Briatore a Nelson Piquet de que se accidentase voluntariamente para que el ovetense tuviera más posibilidades de anotarse la victoria.

Flipboard: 'Crashgate' revisited - F1's tainted 800th race ...
@F1

Las mil y una noche

Otro hecho que también será recordado es el momento en que Massa se llevó puesta la manguera del repostaje. Tras lo ocurrido, se prohibió en el año 2009. Poniendo en riesgo su integridad y la de todos aquellos que andaban por aquel pit lane.

Más reciente tenemos la carrera de 2017, donde vimos la primera carrera nocturna con lluvia de la historia. Una carrera que se llevó Lewis Hamilton, pero que tuvo su mejor momento durante la primera parte. Una salida en la que los dos Ferrari, Verstappen y Fernando Alonso quedaran fuera tras una carambola de choques digna de videojuego.

Este año Singapur volverá a escribir otra página en la historia de la Fórmula 1. Veremos si pasa a escribirse con letras de oro o será parte de la historia negra. Para ello deberemos esperar a que se apaguen los semáforos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.