Inicio Motor Automovilismo La Máquina del Tiempo: GP de Bélgica

La Máquina del Tiempo: GP de Bélgica

0
Fuente:@F1

La Fórmula 1 se pone de nuevo en marcha y aterriza en uno de los circuitos más míticos, Spa-Francochamps en Bélgica.

Tras el parón veraniego, la Fórmula 1 arranca de nuevo en uno de los escenarios más emblemáticos del calendario: el Gran Premio de Bélgica. Lewis Hamilton llega como líder y tiene el objetivo de defenderse de sus perseguidores más próximos.

¿Cómo llegarán los pilotos y los equipos al Gran Premio de Bélgica? Este fin de semana en Spa arranca la segunda mitad de la temporada, llega el momento clave para todos.

Un Spa de sensaciones

Viajamos hasta Spa-Francochamps el circuito más largo del Mundial. Sus siete kilómetros de asfalto dibujan sobre el suelo la pista más bonita, mística e histórica del mundial, esto último con el permiso de Mónaco. Este Gran Premio de Bélgica que tuvo su primera edición en 1950 ha visto como la Fórmula 1 evolucionaba dentro de sus pistas ya sea en Zolder o en Spa.

Hablar de Spa es hablar de la Catedral del Automovilismo, no solo por la historia si no también por un trazado completo y técnico donde solo los mejores pueden hacer de esa montaña rusa su parque de atracciones particular. Hablamos de montaña rusa porque el circuito presenta grandes desniveles empezando con una bajada tras la primera curva de derechas (Le Source) que termina en Eau Rouge con la posterior curva del Radillion con un 25% de desnivel donde saltan chispas al tocar la “panza” de los monoplazas contra el asfalto a 300km/h.

Formula One – F1 – Belgian Grand Prix – Spa-Francorchamps, Belgium – August 26, 2017 Force India’s Esteban Ocon in action during practice REUTERS/Francois Lenoir

Tras estas enlazadas llegamos a la recta de Kemmel que da paso a la chicane de Les Combes y empieza la bajada del circuito teniendo como una de sus zonas míticas, Pouhon, que con el paso del tiempo se ha convertido en un desafío mayor que Eau Rouge/Radillion. Para terminar la vuelta nos encontramos con otra zona muy rápida como el Blanchimont para acabar con la pequeña subida de la chicane del Bus Stop hacia meta.

Raikkonen y Hamilton, los reyes de Spa

Podríamos hablar de las victorias y poles de cada uno de ellos, pero tenemos una carrera que destaca como es este circuito para estos pilotos. Se trata por supuesto del Gran Premio de Bélgica de 2008, una de las carreras más emocionantes en este trazado.

Una carrera que empezó en seco y acabó bajo un auténtico diluvio bajo el que los entonces pilotos de McLaren y Ferrari protagonizaron un duelo antológico que acabó con el finés contra el muro en Blanchimont y con el inglés ganando la carrera, para ser descalificado más tarde por los comisarios.

Pero pese a este final, ambos pilotos nos deleitaron con pasadas al límite donde demostraron porque este circuito es especial y porque ellos, hoy día dominan a la perfección cada ángulo de la pista. Este fin de semana, sobre el papel, ambos estarán muy distanciados porque las prestaciones de sus monoplazas son cuanto menos dispares, pero los antecedentes indican a que ambos van a dar un excelente espectáculo que pueden traer grandes sorpresas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.