Inicio Motor Automovilismo La Máquina del Tiempo: GP de Alemania

La Máquina del Tiempo: GP de Alemania

0
Lewis Hamilton (Mercedes W09). GP Alemania 2018. Foto: f1.com

Por segundo año consecutivo la Fórmula 1 vuelve a Hockenheim, donde posiblemente se produjo el principio del dominio que seguimos viendo de Lewis Hamilton.

Este fin de semana vuelve la Fórmula 1 con el GP de Alemania. Por segundo año consecutivo, se celebra en Hockenheim, un trazado muy peculiar, donde los pilotos lucharán una vez más por cumplir con sus objetivos.

Hockenheimring

Trazado con una larga historia que ha tenido cambios a lo largo de los años, pero no vamos a centrarnos en la versión actual. Tiene una longitud de 4.574Km que se desarrollan a través de 16 curvas, siendo la parte más especial el llamado Motodrom (curvas 12 a la 14).

El punto más claro de adelantamiento que presenta esta pista es la fuerte horquilla que viene después de una enorme recta semicombada en la cual los pilotos abrirán el DRS a partir de su segunda mitad.

@F1

Circuito moderno para este GP de Alemania, pero con tintes clásicos en los que aun se conservan escapatorias de césped y gravas, aunque bien es cierto que en puntos clave como la frenada de la primera curva o la horquilla tenemos asfalto.

La vuelta más rápida la ostenta Sebastian Vettel tras dar con su Ferrari en el 2018 una vuelta en un tiempo de 1:11.212. Eso sí, esta vuelta corresponde a la versión tras la reforma de Tilke.

Este trazado mezcla la velocidad pura que te da el motor con las curvas de media y alta velocidad, como las de su sector central. Esto provocará más de un dolor de cabeza a ingenieros y mecánicos a la hora de realizar el setup para los pilotos. Hockenheim se ocupa de garantizarnos un GP de Alemania muy interesante.

Un circuito con mucha historia

La pista se construyó en 1932 y durante el nazismo se usó con el fin de probar los coches de la marca Mercedes para los grandes premios. Esta situación se mantuvo desde su creación hasta 1957, cuando tuvo lugar el primer Gran Premio de Alemania.

Este trazado ha sufrido modificaciones sobre todo por las tragedias sucedidas en él. La más recordada la de Jim Clark en 1968 durante una carrera del campeonato de Fórmula 2, donde bajo el diluvio perdió el control de su máquina yéndose contra los árboles del bosque que rodean el trazado.

@F1

De ahí el motivo de Tilke de hacer desaparecer las grandes rectas que caracterizaban este trazado. Aunque no es lo único peligroso que tiene la pista, mejor dicho, lo que provoca a los pilotos como vimos a Nelson Piquet a puñetazo limpio tras ser golpeado con otro monoplaza y quedar fuera del gran premio.

El año pasado vivimos otra de las carreras que quedará en las hemerotecas de este deporte con el inicio de una lluvia que provocó el caos. En el caso de Sebastian Vettel un fallo que acabó con la carrera y con sus opciones de título, mientras que Hamilton vencía con mucha polémica tras reincorporarse a pista tras el bolardo de entrada al pit lane, cosa que es completamente ilegal.

Este año se escribe una página más en el capítulo de la Fórmula 1 con el GP de Alemania y por lo pronto será la última porque el circuito acaba contrato y aun no se ha producido una renovación que parece lejana.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.