Inicio Deportes Entrevista a Jaime Alguersuari: “Todos necesitamos ser positivos”

Entrevista a Jaime Alguersuari: “Todos necesitamos ser positivos”

0
Foto: Editorial Planeta

El ex-piloto de Fórmula 1, Jaime Alguersuari, charló con TimeJust durante unos minutos y reveló algunos detalles de su libro ‘Reinvéntate’.

Pregunta: ¿Qué se van a encontrar los lectores en ‘Reinvéntate’?

Jaime Alguersuari: Se van a encontrar una historia que es una experiencia personal. En ningún momento pretende dar lecciones de vida, ni pretendo explicarte cómo se tienen que hacer las cosas, porque yo no soy coach ni fui a la universidad para eso. Pero es una historia, una experiencia, que a mí me pasó, y he sido capaz de escribirla y contarla ahora con el objetivo de que si en algún momento se siente identificado y le puede ayudar, este libro habrá merecido la pena.

Es un libro con carácter novélico, es un libro con matices muy profundos y con un tono muy positivo. Es muy realista acerca de la realidad en la que vivimos, creo que necesitamos ser positivos, creer y tener esperanza, porque no considero que haya hecho nada que nadie pueda hacer. No creo que tenga un talento especial, sino que todos somos capaces de hacer grandes cosas, y solo tenemos que creernos que lo somos.

Como vuelvo a decir, si este libro puede ayudar al lector y darle ese toque de confianza que le hace falta, ha merecido la pena.

P: ¿En qué momento se decide a escribir?

J.A: Me planteé la idea hace dos años, pero no estaba seguro, pero primero tenía que cerrar un capítulo que aún estaba abierto, que era el de los coches. En el momento en el que yo me retiro, sentía muchísimo odio hacia un personaje que era Jaime Alguersuari, y me escondí en otro alias que se llama Squire. Me creí que era ese personaje. Ahora soy las dos cosas, porque tuve un problema de identidad, pedí ayuda, me sometí a un curso de ‘mindfullness’, fui al psicólogo…

Pude conectar conmigo mismo, y saber quién soy y hacia dónde quería ir. El punto de vista negativo no lleva a nada. Descubrí que había vivido una vida afortunada, en la Fórmula 1, el poder haber hecho 31 puntos, haber ganado a campeones, y haber tenido un sponsor multinacional, como es Red Bull… En resumen, de poder haber sido un privilegiado. Viví una aventura increíble, y he cerrado ese capítulo para poder entrar en otro con mucha más perspectiva, con otro angular, pero con la misma ilusión y con ganas de entregarme en cuerpo y alma a lo que puedo hacer.

Fue en ese momento. Además, escribir un libro… En ningún reportaje, entrevista… No tienes ni el tiempo ni la manera suficientes de explicar la historia. En el libro explico muchísimas cosas que cuando estaba en Fórmula 1 no podía, porque no se tenía que decir. No tengo nada que perder, yo soy yo, tengo mi marca, que es Esquire y soy el propietario de mi alma, mi vida, por fin.

Me siento liberado, con los brazos abiertos y eso lo puedo contar en el libro. Esa es la razón de explicar todo esto en un libro.

P: ¿Por qué ese odio en ese momento a lo que era Jaime Alguersuari?

J.A: Es una buena pregunta. Creo que el ser humano cuando se siente rechazado por una comunidad, en mis últimos años, de desencanto, en 2015, cuando me retiré después de varios años dando tumbos, de un lado hacia a otro y no estaba a gusto en el sector, no me sentía parte de ese grupo. Quería descubrir vida más allá de las carreras, entonces fue ese rechazo por mi parte y cuando no me sentía cómodo, fue cosa mía.

Es humano coger esa distancia. Después, las cosas se pueden reconciliar. Me di cuenta de que ese odio a la gente, que te ha hecho daño, a gente que todavía te va a hacer daño, no va a ningún lado. La vía sostenible es la del respeto, la de la comprensión, la del respeto, la del amor…

Empecé a entender quien era yo realmente. Sentirme en paz conmigo mismo era más importante. Vas a ser siempre motivo de crítica. Equivocarte sí, pero con tus propias manos.

P: No es el típico caso de un ex piloto de Fórmula 1. Tiene la suficiente personalidad para salir. ¿Cuál es el punto para estallar y querer irse de ese mundo?

J.A: Irme de la Fórmula 1 y del mundo del automovilismo en general, todo empieza cuando en mi caso, empiezas en los karts. Nunca piensas en la F1 y solo piensas en divertirte, que es el fundamento principal de cualquier trabajo. ¿Estás motivado para ir a trabajar, de innovar, con ganas de desarrollarte? Si la respuesta es sí, entonces lo tienes todo ganado.

Esa era mi sensación cuando estaba en karts. Cuando entré en Red Bull, empiezas a entender de qué va la vida. La vida no es humana a día de hoy. Hay un sistema capitalista en el que la gente mira por sus intereses, son cero tolerantes, y el poder es el dinero, y es a cualquier coste.

Cuando lo empiezas a entender, y tuve suerte porque a mí me pasó muy pronto. Aún así, yo no estaba preparado para lidiar con la Fórmula 1, cuando debuté con 19 años. A los 20 hice mis primeros puntos, con 21 hice 31, y pasó todo lo que pasó. Aún así, formaba parte de un sistema corrupto, cero humano y quería seguir formando parte de aquello porque hacía mi trabajo y me desvivía por ello.

Quería estar, pero no a cualquier precio. Será muy importante, ¿no?. Entonces pasamos a un segundo término, que es el dinero. Hay mucha gente que quiere seguir haciendo dinero porque no es suficiente. Es algo repetitivo y secuencial. Yo no empecé por dinero. Lo más importante es que me levante cada mañana y que me pueda desarrollar como persona, profesional y sobre todo como piloto.

Por mucho dinero que ganes, esto no me satisface. No voy a estar aquí hasta los 40 años. Es la pregunta que me hacía en otras categorías. Cuando vi que no iba a ganar el Mundial, que no tenía un coche competitivo, y que había otras opciones, las vi posibles. La F1 no era suficiente para que tuviera una sonrisa en el cuerpo, y es cuando me hice esas preguntas.

Por eso la música, de una manera muy humilde y muy orgánica, llegó a mi vida, sacando el primer disco de broma, porque era de broma. Al igual que en el karting, empiezo a ver que hay una dinámica y saco mi primer disco. Daniel Lazarus, que es un artista al que admiro mucho, me da un voto de confianza, y no me creo que haya podido firmar por su sello.

Es ahí cuando empecé a preguntarme todo esto, y veo que quiero ir por otro lado. La competición ha sido un capítulo de mi vida fantástico, pero no soy uno más, quiero rehacer mi vida en otro lado, quiero tener la capacidad y me voy a entregar en cuerpo y alma porque me apasiona, como pasó en su momento con los coches.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.