Inicio Deportes El año de… Tito Rabat

El año de… Tito Rabat

0
El año de... Tito Rabat (Laura Salas)

Tito Rabat cierra el 2018 en plena recuperación. Tras lesionarse en Silverstone, se despidió de la temporada, cuando estaba en su mejor momento y con buenos resultados.

En una nueva temporada, Tito Rabat y el Avintia tenían grandes expectativas dentro de la pista. El Reale Avintia, con una Ducati, le dio los instrumentos al corredor para que fuese sino la mejor una de sus mejores temporadas dentro de MotoGP. De hecho, Rabat estaba consiguiendo buenos resultados dentro de los circuitos.

Foto: Motogp.com

Sin embargo, el fin de semana del Gran Premio de Gran Bretaña cambió todo. Tras impactar en una acción de mala suerte con la moto de Morbidelli, Rabat sufrió una grave lesión con una fractura abierta de la tibia y del peroné que le obligó a despedirse de la temporada en el que sin duda era su mejor momento, alcanzando las posiciones más cabeceras de la parrilla.

Comienzo con altibajos

Volvamos al comienzo de la temporada. Al Gran Premio de Qatar. Tito Rabat comenzó el 2018 no de una forma deseada. En la primera clasificación fue 16º, y tuvo que remontar, algo que hizo hasta alcanzar una buena undécima posición, demostrando algunas de sus mejores cualidades: la constancia, la regularidad, y la tenacidad, algo fundamental para un piloto que aspira a competir en el Mundial de MotoGP.

Foto: Motogp.com

Ya en la segunda prueba del año, Tito Rabat hizo la que sin duda alguna fue su mejor carrera de la temporada. En el Gran Premio de Argentina, en Termas de Río Hondo, el corredor del Reale Avintia fue cuarto en los entrenamientos clasificados. Fue una de las mayores alegrías para el equipo y al piloto, pero en la carrera, una de las más polémicas de los últimos años, no pudo alcanzar el podio y solo pudo ser séptimo, sumando unos puntos de lo más valiosos para su escudería, y, por supuesto para él.

Para terminar el trío de carreras fuera de Europa en los primeros compases del año, llegó el circuito de Austin. Uno de los más complicados de la temporada, y al que tuvo que sobreponerse Tito Rabat. En la clasificación, fue 13º, quedándose a muy poco de pasar a la Q2 y luchar dentro de los 12 mejores. En carrera, volvió a demostrar el enorme potencial que tiene, ya que fue 8º, haciendo otra de sus mejores carreras en MotoGP, para alegría del equipo dirigido por Raúl Romero.

Foto: Motogp.com

Llegó la carrera de casa. La primera de las 4 pruebas en España del 2018. Jerez, uno de los circuitos más reconocidos del Campeonato del Mundo, fue una de las carreras en las que Rabat no pudo tener su mejor actuación. Tras ser 17º en la prueba cronometrada, estaba obligado a escalar posiciones en la parrilla. Sin embargo, no pudo hacer mucho en una prueba complicada y solo pudo ser décimocuarto en la carrera.

Segunda fase con peores resultados

Tras las primeras cuatro carreras del año, en las que sacó resultados, comenzó la temporada más candente en Europa. Pero Rabat no tuvo grandes actuaciones. En Francia, en el trazado de Le Mans, fue undécimo en parrilla, lo que le permitía hacer una gran carrera, pero una retirada inoportuna dio al traste con todas sus opciones en la prueba gala, siendo una gran decepción para el piloto y el equipo.

En Italia, en el circuito de Mugello, clavó sus posiciones tanto en carrera como en la clasificación. Fue decimotercero en la jornada del sábado, y el domingo imitó dicha posición, sumando más puntos que siempre son valiosos dentro de una categoría tan competitiva como es MotoGP.

Foto: Motogp.com

Y de nuevo, llegó una carrera especial, aún más si cabe, para el corredor catalán. El Gran Premio de Cataluña, en el circuito de Montmeló. Rabat quiso brindar la mejor actuación posible a los aficionados, en el circuito de casa. Estuvo cerca de hacerlo, ya que fue noveno en la clasificación, pero no pudo rematarlo en la carrera, ya que tuvo que retirarse, sumando el segundo abandono de la temporada.

Foto: Motogp.com

Mientras, en Holanda, para cerrar la segunda fase de la temporada de Rabat, tuvo mala suerte de nuevo. Tras salir 14º en la parrilla, perdió dos posiciones a lo largo de la prueba, y solo pudo ser 16º.

Tres carreras y llega la maldita lesión

Tras completar dos fases y ocho carreras con resultados de contrastes, Rabat quería volver a la carga. En la novena carrera del 2018, en el Gran Premio de Alemania, en el circuito de Sachsenring, tuvo que volver a tirar de épica para remontar. Tras salir 18º en la parrilla, fue capaz de levantar cinco posiciones y entrar en los puntos, siendo 13º, sumando valiosos puntos para la escudería y para seguir progresando en MotoGP.

Foto: Motogp.com

De nuevo, la mala suerte le atacó en la República Checa, en la siguiente carrera. En el circuito de Brno, salía 11º en la parrilla de salida, haciendo una de sus mejores actuaciones del año en la clasificación. Sin embargo, no fue capaz de rematar las buenas sensaciones en la jornada del sábado y tuvo que retirarse de la carrera, siendo un duro varapalo para él.

Tras este sabor agridulce, se cambió a las montañas austríacas. En el circuito de Spielberg, Rabat siguió confirmando su buen momento. Salió 7º para la carrera en el Red Bull Ring, siendo sin duda una de sus mejores actuaciones de la temporada en la siempre exigente clasificación. Sin embargo, se quedó a medias, siendo 11º en los resultados finales de la prueba, teniendo de nuevo una sensación de poder haber llegado más alto en la carrera.

Y llegó el Gran Premio de Gran Bretaña. En Silverstone, el fin de semana se estaba desarrollando de forma habitual, hasta la clasificación. En la sesión, Rabat tuvo una dura caída, y la moto de Morbidelli impactó contra él, teniendo varias fracturas, entre ellas la abierta en la tibia y el peroné, haciendo que se despida de la temporada.

Optimismo y trabajo duro

A pesar de esta dura lesión, Tito Rabat no se dejó llevar por el desánimo. A pesar de no tener una fecha en concreta para su vuelta, siguió trabajando duramente para dejar atrás este duro episodio cuanto antes. De hecho, en los tests en el final de temporada en el circuito de Jerez, estuvo presente con el Reale Avintia, llegando a participar con su equipo y probando la moto para el 2019.

Foto: Motogp.com

Estas son las grandes virtudes con las que cuenta Rabat, ya uno de los veteranos de la parrilla. En el 2019, se espera que, con la lesión ya olvidada, de un gran paso adelante, que empezó a demostrar en 2018, sino hubiera sido por la mala suerte. La exigencia va a empezar a crecer, y ahí el piloto es donde tiene que demostrar que es capaz de todo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.