Alex Rins ha sido el que ha parado el dominio de Marc Márquez en el Circuito de las Américas tras ganarle la partida a Valentino Rossi.

Alex Rins ha sido el piloto que ha acabado con la racha de victorias que Marc Márquez tenía en el Circuito de las Américas desde el 2013 y el de Suzuki hace pleno de victorias en todas las categorías, sumando la de este domingo a las que ya tenía de Moto3, en 2013, y Moto2, en 2016. Con estos 25 puntos, se pone tercero de la general, dando esperanzas a los de Suzuki para conseguir su primer mundial de la categoría reina. 

Parecía imposible frenar a Marc Márquez en este circuito que parecía diseñado para él, pero un fallo ha hecho que acabara por los suelos y la racha de seis victorias consecutivas terminara en la curva 12. Alex Rins ha sido el piloto que le ha tomado el relevo en esta ocasión, y vuelve a ganar en Las Américas. “Lo he soñado muchas veces, además hay una anécdota muy buena. Cuando llegamos aquí fue en el 2013 y gané; en el 2016 volví a ganar. Le comenté a los japoneses este suceso y para este 2019 me quedé callado y al final se ha cumplido. Estoy super feliz, Suzuki se lo merece y nos lo merecemos”, comentaba el español. 

La lucha final con Valentino Rossi 

Al de Suzuki también se le da bien este trazado, ya que suma tres victorias en los años que son múltiplos del número tres. “Me gusta América. Las enlazadas eran clavadas”, confesaba. “Nos hemos defendido muy bien, porque sinceramente en los entrenos no me encontraba muy a gusto. Hemos mejorado en el qualifying, y hemos podido salir un poquito más adelante”, decía sobre el fin de semana. “Al final, cuando estaba Valentino delante, no podía dejarle ir. Me he esforzado al máximo y sabía que éramos algo más fuertes en las curvas enlazadas. Lo he intentado y lo hemos conseguido”. 

Sin embargo, la lucha con Valentino Rossi durante las últimas vueltas de carrera no ha sido tan fácil como se ha podido ver a través de la pantalla. “Ha habido un momento cuando faltaban dos, tres vueltas, no me acuerdo, que me he ido largo en la 11, he intentado hacerla rápido y he mirado hacia atrás. Cuando no le he visto he pensado que se había quedado, que era imposible, o que se había venido largo conmigo”, explicaba el de azul eléctrico. “Aquí me he asustado un poco, pero después he sabido mantener la calma”, confesaba. 

Alex Rins y Valentino Rossi, Gran Premio de las Américas (MotoGP.com)

Suzuki, camino hacia el Mundial 

El pasado año y durante las primeras carreras de este 2019, la evolución de la Suzuki ha sido evidente, y Rins comenzó el año en Qatar con esperanzas de poder llevarse una victoria. “Desde el primer momento he creído; mi equipo ha creído. Quiero agradecer a la gente que ha estado a mi lado y que me ha apoyado. Al final, la gente dice que con la Suzuki es fácil ir y fácil de pilotar, pero conseguir ese plus es lo que nos hace diferentes”. Pero no solo llevarse la victoria, sino que el español también fue un poco más allá, apuntando al Mundial. “Los resultados lo están demostrando. Creo que tenemos un buen nivel y si somos listos y sabemos pensar, ¿por qué no? Ahora lo importante es llegar a Europa, que son circuitos que me gustan y veremos cómo va”, confesaba. 

Antes de salir al podio para recoger el trofeo de primer clasificado, se encontró con Kevin Schwantz, que entregaría el trofeo a Valentino Rossi, segundo clasificado en la carrera. “Estaba muy feliz, muy contento. Cuando le he visto, le he abrazado, y la verdad es que es un sentimiento increíble, no se puede explicar”, concluía el de Suzuki, ganador en este Gran Premio de las Américas. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.