Inicio Actualidad David Lafuente: “Después de Auryn atravesé una época tan jodida que creía...

David Lafuente: “Después de Auryn atravesé una época tan jodida que creía que nunca más iba a poder hacer música”

0
Fuente: @david.lafuente.oficial

El artista está preparando una gira de invierno donde cantará canciones propias, versiones de otros músicos y temas que interpretaba con la boyband

En 2016, Auryn, la boyband más exitosa de España, ponía punto y final a una larga trayectoria cargada de éxitos. Sus componentes se enfrentaban ahora a una nueva etapa en la música con sus carreras en solitario. David Lafuente, (Granada, 1988) presentó en agosto su tercer single, Solito, un tema latino muy pegadizo.

Ahora se encuentra preparando una gira de conciertos por distintas ciudades españolas, Huellas de Neón. TimeJust ha estado con él para estar al corriente de todos los detalles de su proyecto y conocer cómo ha cambiado su vida.

TJ: ¿Quién es David Lafuente? ¿Cómo se define en la actualidad?

DL: Soy un chico muy pasional, muy entregado y muy maduro respecto a como era en Auryn, era muy niño mentalmente.  Ahora mismo vivo en una época en la que estoy más centrado, trabajando al cien por cien en mi carrera e implicado en todo lo que hago, desde las fotos que me saco hasta las salas en las que actúo. Todo lo organizo y elijo yo. Y para las producciones musicales cuento con uno de mis mejor amigo, que es productor. Trabajo con él para la gira, yo le digo lo que quiero cantar y lo que no. Los videoclips también los elijo yo, selecciono la empresa que lo graba. Absolutamente toda mi carrera la estoy llevando yo y creo que hoy en día es algo fundamental. Cuando te lo dan todo hecho está bien, pero hacerlo tú da satisfacción.

¿Cómo surge este cambio de estilo musical?

No fue idea mía, sino de la discográfica a la que pertenecía. Salíamos de una boyband cantando en inglés y querían que yo me desvinculara muy rápido de ese tipo de música. Si iba a sacar algo tenía que haber un cambio grande. Ahí fue cuando llegó Acércate. Me enseñaron el tema y en un principio me gustó, pero es cierto que no era del todo lo que me define. Soy un chico sexy, pero no de ese tipo, no tan exagerado ni rodeado de chicas desnudas. No es mi concepto. Cuando me di cuenta, que fue pronto, decidí cambiarlo. Ahora el estilo que voy a seguir es el de Solito, el último single que he compuesto. Es el que más alegrías me ha traído. He hecho una gira de 40 conciertos este año, me han surgido proyectos y posibilidades y todo gracias a esta canción. Estoy satisfecho.

¿Ha sido complicado volver a empezar?

Muy duro. No me gusta ponerme medallas, pero creo que es de muy valiente lo que hice. Quedarte de la noche a la mañana sin manager y sin discográfica internacional, una de las más importantes del país… No todo el mundo es capaz de hacerlo. Yo durante esos años estuve no en una postura conformista, sino en una en la que el miedo me podía. Como estaba seguro con lo que tenía me daba miedo dar un paso para avanzar hacia algo más. Pero llegó un día en el que no pude más. Como cuando estás en una relación y llega el final. Sabes que está acabada, pero sigues intentándolo. Y o cortas o acabarás “a hostias”, haciéndote daño. Yo necesitaba dar el paso y hasta que fui capaz pasaron años. Fue complicado. Me ayudó la forma de pensar que tengo ahora. Aunque he pasado tantas cosas en mi vida que eso era como un bache pequeño al lado de todo lo que he vivido.

Claro, tú en un primer momento tenías un contrato con Warner. ¿Qué pasa exactamente para que se rompa?

Cuando saqué Acércate no me gustó lo que estaban haciendo conmigo. Siempre he tenido una familia y unos amigos que me aconsejan muy bien y ellos desde el principio me dijeron que les gustaba la canción, pero no lo que estaban intentando hacer conmigo. Al final todo era “David, quítate la camiseta. Una revista desnudo. Otra”. Mis amigos me sentaron y me dijeron “sal de esto ya porque te estás encasillando en algo que no eres tú; eres dulce y tienes una voz muy melódica, puedes hacer muchas cosas mejores que esto”. Era como un mundo de chico guapo, sexy, musculoso y ya está, estaba dejando de lado mi faceta de cantante. Además, conciertos no hacía y promoción tampoco. A mí no me compensaba, y más teniendo en cuenta que acababa de salir de Auryn. Mi sensación era que me estaban dejando morir. Y no me decían “no quiero trabajar contigo”. Al contrario, siempre era “todo va estupendamente, la canción es una pasada, un temazo”. Pero yo no veía nada por parte de la discográfica, ni un medio, ni una promo… Estuve 9 meses esperando a que pasase algo. Entonces decidí que se había acabado. Pedí la carta de libertad y me fui.

Volviendo a la actualidad, has anunciado que tus conciertos en esta gira en solitario irán acompañados de una firma de discos, algo innovador. ¿Cómo nace esta idea?

Pues también es algo mío. Estoy dándole vueltas a todo y haciendo cosas que me apetece hacer. Antes no me dejaban, al ser cinco era imposible que cada uno pudiese llevar a cabo sus ideas. Ahora me apetece hacer cosas diferentes, explorar y saber a dónde puedo llegar, de qué soy capaz. Y como no tengo disco ni tampoco voy a poner merchandising en los conciertos, pues pensé en hacer algo especial. Es un recopilatorio con los singles que tengo, algo que sirve de recuerdo de la gira Huellas de neón y con las tres canciones juntas. La portada será una de las fotos de promoción de la gira, las de pintura de neón.

Cartel promocional de las firmas en la gira.

¿En qué te inspiras a la hora de componer?

Hace unas semanas pasé un bache emocional y personal bastante jodido. Entonces me encerré en la habitación que tengo en casa que es como un pequeño estudio, mi rincón favorito en el que me evado de todo, y compuse una canción que voy a estrenar en la gira, que se llama Duele. Ha salido algo precioso con lo que creo que la gente se va a emocionar. Es un tema de esos que rompen y se meten por dentro. Estoy muy orgulloso, es una de las canciones que más me gusta de todas las que he hecho. Me inspiro siempre en lo que siento en ese momento. En esta, por ejemplo, es como si me hable a mí mismo, al niño que perdí. Le digo que ya estoy aquí, que vuelva, que lo voy a rescatar. Habla un poco del bullying, del dolor que pueden causarte las personas. Pero depende de lo que yo sienta puede salir una canción de una forma o de otra, aunque es más fácil componer cuando estás triste que cuando estás feliz.

¿Qué va a escuchar el público en la gira?

Casi todo es repertorio nuevo. Muchas covers, pero trabajadas por mi productor musical, además de una nueva versión de Acércate más electrónica y con toques árabes. La primera parte del concierto será acústica, cantaré también la balada nueva. Luego algunas canciones de Auryn, que las englobaré dentro de una parte en la que el escenario simulará a un circo. Y la parte final del show estará inspirada en la ciudad de neón que será la más cañera y electrónica, donde cantaré los singles.

Auryn. Fuente: taquilla.com

Cuando terminó Auryn y pensabas en tu futuro como solista, ¿te veías tal y como estás ahora?

No. Yo soy un chico al que le han pasado cosas muy extrañas. No es que haya sufrido mucho porque me han pasado cosas fascinantes que poca gente tiene, pero he vivido situaciones complicadas tanto en lo económico como en lo personal. He tenido una vida en la que si no me buscaba yo mismo las castañas nadie lo iba a hacer por mí. Me ha tocado tirar de mi vida solo, desde los 14 años, prácticamente. He vivido solo mucho tiempo e incluso ayudando a mi familia. Pero no me veía así. Después de Auryn atravesé una época tan jodida que creía que nunca más iba a poder hacer música, pensé en dejarlo. Pensaba que no iba remontar, que iba a ser muy difícil y que solo no iba a poder. Ha sido un poco complicado. Pero como estoy ahora mismo me encanta y tengo tantas ganas de continuar por lo que veo que voy haciendo que me da igual y no tengo miedo de nada. Si vienen 30 personas a verme lloraré igual que si vienen 1.000 porque es muy difícil que esas personas paguen para verte. Si tienes 30 personas en una sala ya merece la pena seguir, están ahí porque quieren verte y escucharte cantar. Y yo esas cosas no las valoraba antes. Tenías el Palacio de los Deportes y querías más. Tenías otro concierto y querías algo más.

¿Qué relación tienes con tus ex compañeros?

Ninguna, no te voy a engañar.

¿Y con el que fue tu equipo? ¿Cómo se abordó el tema de tu salida de la agencia de management y de la discográfica?

Tampoco. Acabó cordial, yo no quería guardar rencor a nadie y creo que tampoco se trata de echar las culpas a uno o a otro. Son cosas que pasan y ya está. Hay veces que, por lo que sea, no te gusta trabajar con alguien o no funciona y no sabes llevarlo, como pasó en mi caso. Yo creo que fue una falta de entendimiento. O que ellos creían que yo no era capaz. Me tenían como el chico guapo del grupo que cantaba normal. Yo lo sé. Es contra lo que he tenido que luchar. Fui yo el que tuvo que romper eso. Ahora voy a demostrar todo lo que puedo hacer, estés tú o no estés, porque soy cantante y es lo que quiero hacer.

Fuente: Instagram @david.lafuente.oficial

En la época en la que estabais en la cresta de la ola, ¿sentías que con ese éxito lo tenías todo en la vida?

Hubo un momento en el que lo llegué a pensar. Y llegué a pensar que eso era para siempre. Luego había días que sí, otros que no… Pero antes de que acabase, el último año, me di cuenta de que estaba muy cansado, quemado psicológicamente, sin ganas de ir a algunos sitios. Estaba apático, el desgaste era tan grande que perdí la ilusión por el grupo. Ahí me di cuenta de que no es tan fácil la música ni estar siempre bien. Somos personas, pero te crees que todo es eterno y no es así, todo se acaba. Aunque sí, hubo un momento en el que iba tan bien que creía que tenía la vida resuelta y es todo lo contrario.

¿Cambiarías algo de tu etapa en la boyband?

Habría cambiado mi forma de ser dentro del grupo, quizás. Yo era un chico muy pasota. Si había una bronca me agachaba y no tenía el valor de hablar y decir lo que pensaba o plantarme. No me arrepiento, pero sí que lo cambiaría. Expondría mi punto de vista y diría que también soy alguien con valor, no me dejaría pisar.

Muchos fans te sigue apoyando, pero otros han cambiado su opinión sobre ti y han dicho cosas horribles. ¿Cuál ha sido la crítica más dura que has recibido?

Cuando saqué Acercate una chica me dijo que estaba fomentando el asesinato de la mujer. Fue algo que me hizo llorar, me pareció muy bestia. No me suelen afectar las cosas que dice la gente, pero a veces, como soy muy espontáneo e impulsivo, salto. Soy muy bueno, no me gustan las peleas ni criticar de la vida de nadie porque lo respeto todo. Pero cuando me tocan la fibra hay algo que me hace sacar un pronto muy feo y no pienso, escupo. Y eso me ha traído problemas. Pero es que tienes que aguantar tantos comentarios que, por mucho que lo evites, te duele. Y eso me dolió. De hecho le dije de todo a la chica, y que pensaba denunciarla si volvía a suceder. Pero bueno, son cosas que suceden con tu trabajo. Eso me hizo aprender que no tengo que saltar con ese tipo de críticas sino asumirlo. Habrá buenas y habrá malas, pero siempre estarán.

Diseños del vestuario de la gira. Fuente: Twitter @davidlafuente

¿Podrías elegir un solo momento que recuerdes con más cariño de tu etapa en Auryn?

Es que recuerdo de todo, fueron muchas cosas. Cada día era como una sorpresa. Pero por ejemplo cuando nos dijeron que íbamos a hacer la canción de Rompe Ralph. Yo siempre he sido fan de Disney y para mí era algo surrealista, que mi voz formase parte de eso. Pero muchísimas cosas más: los Premios 40, el MTV… Recuerdo muchas cosas preciosas.

Has dicho hace poco en una entrevista que el grupo ha firmado un contrato para volver, ¿eso es cierto?

¡Soy muy bocazas! Lo he dicho, pero no es un contrato. Lo he explicado en televisión, pero lo que yo quería decir es un papel a boli que ponía “tú te comprometes a que, si un día Auryn vuelve, tú vuelves”, lo firmabas y ya está. En realidad no sé si tiene valor. No es un contrato en sí de Warner. Es un papel escrito a mano y firmado por cada uno. Lo quería decir así, pero me ha salido la palabra contrato. Pero no sé si Auryn va a volver, y si vuelven no sé qué validez tiene ese papel.

¿Pero te gustaría que sucediese?

Yo lo firmé porque yo creo que si Auryn volviese algún día, me gustaría. Pero si me dices que es dentro de un mes no. Ahora mismo tengo mi vida, mi carrera y mi trabajo y no lo voy a dejar. Pero si vuelve tampoco creo que sea a lo grande. Se haría un concierto.

¿Y estarías cómodo?

No lo sé, por eso digo que depende de para lo que fuese. Si es un concierto en Madrid voy, canto, y me vuelvo a mi casa. Ahora mismo no existe idea de nada, ni se ha hablado de volver ni nada. Se ha puesto el grito en el cielo, pero no quería decir eso. No hay ningún contrato.

¿Tienes alguna meta fijada en esta nueva etapa? ¿Algún sueño que te quede por cumplir?

Ahora mismo seguir trabajando, hacer mis conciertos y continuar en la música. Eso es lo único que quiero. No me pongo metas como tocar en el Palacio de los Deportes. Esas cosas ya vendrán, trabajando. Por ahora disfrutar de mi música, de mi gira de invierno, que tengo unas ganas increíbles. Y ver la reacción de la gente a lo que he montado. Ir pasito a pasito.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.