Connect with us

Cultura

Ana (Masterchef 8): «Siempre vi a Iván como el rival más fuerte «

Published

on

Hablamos con la ganadora de la octava edición de Masterchef, Ana Iglesias para hablar de la final del concurso, de su marca de joyas y de cómo se está organizando los proyectos tras el programa que tantas alegrías le ha regalado.

¿Estás mentalizada ya de que eres la ganadora de Masterchef?¿Cómo ha sido verlo desde fuera de nuevo?

¡Pues poco a poco me voy haciendo a la idea! Estoy rodeada de mucha gente que me felicita y me lo recuerda cada día, pero sigo manteniendo la misma ilusión que el día que gané. Ver el programa emitido desde fuera fue como revivirlo o incluso mejor, porque pude verlo rodeada de mis seres queridos. Estoy muy contenta.

La final estuvo muy reñida, ¿te veías ganadora en algún momento, o lo veías como imposible?

Nunca pensé que fuese a ganar. Siempre vi como un rival claro a Iván. Ni en mis mejores sueños me hubiera imaginado que iba a ser a día de hoy la ganadora de Masterchef.

Has hecho un programa brillante, sin perder la sonrisa, ¿qué es lo mejor que te ha aportado Masterchef?¿Hay algo malo?

No he perdido la sonrisa en todo el programa y creo que siempre hay que tener  actitud positiva en la vida y aunque las cosas no vayan bien hay que intentar mejorar siempre y que sobre todo la gente este a gusto conmigo. De Masterchef me llevo unos compañeros muy buenos, a un equipo de producción maravilloso y me quedo con eso. En cuanto a lo malo, quizás todo el estrés que hemos vivido, pero tampoco malo del todo puesto que creo que eso me ha hecho fuerte, así que como siempre trato de sacarle lo bueno a lo malo.

Ana Iglesias, ganadora de Masterchef. Fuente: RTVE

Ana Iglesias, ganadora de Masterchef. Fuente: RTVE

¿Cambiarías algo de tus platos en el programa?

Creo que algunos de mis platos fueron muy malos como la lubina en costra u otros que tampoco decían mucho claro que los cambiaría puesto que ahora tengo muchos más conocimientos, pero es cierto que también me gusta quedarme con la esencia de que he ido aprendiendo y notando la evolución de los desastres de los primeros programas.

Al igual que los chicos de Operación Triunfo, vosotros también visteis vuestra edición interrumpida por el coronavirus. ¿Cómo vivisteis el proceso de mentalizaros que os teniais que confinar todos juntos y no podiais ver a vuestras familias?¿Fue dura la convivencia de 24 horas al principio?

Nosotros nos enteramos de que nos confinaban de la misma forma que se enteró el resto de españoles, de prisa y corriendo. Nos hicimos a la idea rápido ya que en un principio nos mentalizamos en que eran dos semanas y ya luego, pues se fueron ampliando pero bueno, nos apoyamos mucho entre nosotros. Si algún compañero tenía algún día más decaído le animábamos igual que ellos me apoyaban a mí y al final no fue tan malo. Aprovechamos para descansar, cocinar mucho, divertirnos y terminar de conocernos. Fue una experiencia increíble para coger la energía que necesitaba para seguir hacia delante con el programa.

¿Ensayasteis muchos platos juntos? Porque entiendo que encerrarse en esa casa debía ser una maravilla puesto que se comería de lujo.

Muchos de nosotros practicábamos los platos en conjunto y eso estaba fenomenal porque aprendíamos muchísimo los unos de los otros. Además, como bien dices, comíamos de lujo y un montón de variedad, lo que era una maravilla.

¿De cuál de tus cocinados del programa estás más orgullosa?¿Y qué semana olvidarías?

Bueno, sin duda, del plato de lo que más orgullosa estoy es del menú que hice en la final, fueron los platos que más trabajé y que más me representan. La semana que olvidaría fue sin duda la que en la prueba de exteriores nos trasladamos a La Rioja. No estaba cómoda, me dieron mucha caña y fue la semana que más bola se me hizo especialmente por la expulsión de Fidel en la semana anterior.

¿Hay algún plato de alguno de tus compañeros del que hayas tenido envidia sana porque querías que se te hubiera ocurrido a ti?

Hay muchísimos platos de mis compañeros que he admirado y que he pensado que ojalá se me hubiera ocurrido a mí. He tenido envidia súper sana, pero es cierto que cada uno tiene un estilo super definido y se nota mucho que esa idea en concreto tenía que salirle a cualquiera de cada uno de nosotros.

Tienes solo 24 años, ¿Con cuántos años y cómo comienza la andadura como chef de Ana?

¡Me apasiona comer y la cocina desde que tengo uso de razón! No te se decir con detalle desde cuándo cocino pero sí que me veo pequeñita cocinando con mi hermana preparando la comida cuando mi madre estaba hasta arriba de trabajo, por ejemplo, o haciendo otras cosas, pero sí, desde muy pequeña he estado entre fogones.

Ana Iglesias, ganadora de Masterchef. Fuente: RTVE

¿Cómo fue el casting de Masterchef?¿En la primera gala, a quién veías como mayor rival?

Fue muy divertido, conocí a un montón de gente con la que a día de hoy sigo teniendo relación. Fue largo, eso sí, porque los cuestionarios que tienes que rellenar son muy largos pero mereció la pena, claramente. En la primera gala veía de rival fuerte a Iván, tanto es así que llegó a ese deseado combate final.

Una vez has ganado el concurso, ¿dónde te quieres ver en el futuro?¿Qué planes tienes en mente?

Tengo mi objetivo en aprovechar el premio: el máster en técnica, producto y creatividad del Basque Culinary Center, que me voy ahora en octubre, que me apetece muchísimo porque quiero aprovecharlo y aprender un montón para ver dónde me siento más cómoda para lanzar un proyecto culinario.

Todos coinciden en que eres muy alegre y muy simpática con todos. ¿Te ves de cara a una cámara en un programa de cocina como el que hace ahora Tamara Falcó?

¡El programa es una pasada! Pero siempre que me preguntan digo lo mismo, ¡ni loca me metería en ningún reallity más ni en ningún programa de convivencia! Pero es cierto que el día de mañana sí que podría llegar a plantearme presentar un programa del estilo al de Tamara vinculado al 100% con la cocina.

 Además, eres empresaria. ¿Crees que puedes vincular la cocina con tu marca? Alguna edición limitada…

¡Pues recientemente hemos sacado una colección el la que uno ambos mundos! Una línea de cocina más a la moda. Manteles con telas preciosas, delantales, trapos de cocina, servilletas de cóctel… Muchos textiles de cocina que al final tenemos en casa y que pueden ser más básicos habitualmente. Para ello nace esta edición tan especial donde se plasma mucho mi identidad y es el primer proyecto de este estilo.

 Eres un ejemplo en el sentido de que has acabado haciendo lo que tú querías, ser cocinera. ¿Qué le dirías a los niños que quieren dedicarse a algo que sus padres no le permiten en un principio?

Les diría una frase que me decía siempre mi abuelo: «No se vive para trabajar, sino que se trabaja para vivir». Les diría que aprovechen y que hagan lo que les guste y más disfruten. Obviamente hay que hacer caso a los padres, que siempre quieren lo mejor para sus hijos y no nos dicen las cosas con ningún otro tipo de sentido. Ellos estaban convencidos que si estudiaba Derecho y algo de Empresariales me iba a ir mejor, entonces lo hicieron todo por y para mí. Gracias a esto tengo mi marca, Dosprimeras,si no no hubiera sabido hacerlo. Hay que escuchar a los padres, pero que además de ello no dejen sus sueños de lado, que intenten unir ambas cosas, el apoyo de sus padres y su sueño para salir adelante.

 Ha sido una edición repleta de rivalidad y a la vez compañerismo. ¿A quién echas más de menos?¿Vivíais desde dentro los piques tan intensamente como se han vivido desde fuera?

A la que más echo de menos es a Luna, porque nos complementábamos muy bien. Ella más alocada y yo más tranquila, pero las dos felices de haber vivido esta experiencia juntas. A Iván también, pero he podido verlo más desde que salí del concurso. Respecto a los piques, sí que los viví muy en primera persona pero es cierto que en la casa cada uno iba a lo suyo, lo que hacía que no hubiese esa rivalidad que había en cocinas. Son todos unos encantos.

 Para acabar la entrevista, un test de preguntas rápidas. ¿Te apetece jugar?

Concursante con el que más te has reído

¡Con Luna! Está como una cabra y no hay cosa que me guste más que la gente auténtica.

Concursante con el que no te importaría compartir piso durante un tiempo

Si me permites repetir, Luna, sin duda.

Concursante que más nerviosa te ponía en las pruebas grupales

Luna o Teresa.

Concursante a quien más te hayas unido durante la convivencia en cuarentena

Me uní muchísimo a Iván, fue mi apoyo número uno y siempre estuvo ahí para apoyarme.

Expulsión que más te dolió

La de Fidel, sin duda.

Si tuvieras que cocinar un plato el resto de tu vida, ¿cuál sería?

Es muy difícil, pero si me dices comer en lugar de cocinar te contestaría, sin duda, ensalada.

Restaurante favorito

El Filandón.

¿Cocina de vanguardia, o tradicional?

100% tradicional

Alimento que no falta nunca en tu nevera

Huevos

¿Plato favorito?

La lasaña

Plato que nunca falla cuando vienen invitados a casa?

Una hogaza de pan con distintos quesos fundidos

Si voy a tu tierra, no puedo perderme comer….

Ya que soy de Madrid, ¡un buen bocata de calamares!

Estudiante de periodismo en la UMA. Amante de la música, sobre todo del pop español.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: