Inicio Economía Extremadura despierta

Extremadura despierta

1
Concentración por un tren digno en Extremadura. Plaza de España, Madrid, el 18 de noviembre de 2017.

Al suroeste de  España, en la frontera con Portugal, se sitúa una región que dispone de un ferrocarril sin un solo kilómetro de red electrificada y sin doble vía. Sin embargo, es una de las regiones españolas que más produce y exporta energía. La llegada de la plataforma Milana Bonita ha supuesto una revolución en la población extremeña para luchar por una conexión territorial de calidad con el resto de España y Portugal

La plataforma surgió en agosto de este año. En sus inicios se limitó a movilizarse por las redes sociales. Su primera aparición en público fue el 8 de Septiembre (Día de Extremadura). Se vistieron de los personajes de ‘Los Santos Inocentes’ para llamar la atención de los medios de comunicación y demostrar a Renfe que los trenes que tiene Extremadura son como esa  España que describe Miguel Delibes, una España pobre a la que se veían sometidos los trabajadores de los cortijos fronterizos con Portugal.

Algunos de los miembros de la plataforma Milana Bonita. Foto: Rufino Navarro.

“Nuestras voces se alzan, nuestros cielos se llenan de banderas, de banderas verdes, blancas y negras”. Así se hacían escuchar  40.000 extremeños en Plaza de España en Madrid, coreaban el himno regional y hacían honor a su letra al alzar sus voces. Los extremeños llenaron de banderas la capital con motivo de la concentración por un tren digno convocada el 18 de noviembre por Milana Bonita. Sin duda, un día histórico para Extremadura. La precariedad y el abandono del ferrocarril ha provocado que los manifestantes se concentren para exigir (pedir ya no sirve) unas infraestructuras propias del siglo XXI. La esclavitud consentida de los extremeños termina. Extremadura despierta y Milana Bonita da el primer paso.

Los promotores de Milana Bonita son el actor y cómico, Chema Trujillo; el líder de la banda punk “Los Jacobos”, Valenciano Rodríguez; la alcaldesa de la Entidad Local Menor de San Gil, Esther Sánchez; y el primer transexual que ha sido recibido por un papa, Diego Neria. El nombre de la plataforma, Milana Bonita, es la expresión utilizada por el personaje de Azarías en “Los Santos Inocentes”.

La plataforma convocó la concentración de forma independiente a la política. El portavoz de la plataforma, Valenciano José Rodríguez, recalca: “Milana Bonita nace con una premisa, políticos no. No queremos a los políticos, esto se consigue movilizando a la gente. El triunfo de esto es todos a una, no como votantes de partidos políticos. Yo no hablo como político, hablo como persona que sufre el tren”.

El problema del tren en Extremadura surgió en los años 60 cuando el coche se popularizó y el tren perdió relevancia. Se paralizaron las líneas que estaban en construcción en la región en aquel momento (Talavera de la Reina – Villanueva de la Serena) a la vez que se modernizaron las infraestructuras de otras regiones (Barcelona – Sants y Madrid – Chamartín). En los años 70, la situación empeoró en el momento en el que los gobiernos mejoraron las carreteras. El ferrocarril quedó obsoleto. Se dejó de invertir. Francisco Naranjo, Secretario de CCOO en Madrid, antiguo jefe de estación de Renfe, actual director de la Fundación de Abogados de Atocha y extremeño, asegura: “A los extremeños nos taparon la boca con haber hecho la autovía Madrid-Badajoz, ya quitando una especie de frontera que teníamos los extremeños con Madrid, que era el monte Miravete. Hay que tener en cuenta que no tenemos puerto de mar pero si tenemos puerto seco y los trust de la carretera han conseguido que los gobiernos de turno empujaran mucho más la carretera que el ferrocarril”

Extremadura parece la gran olvidada de España por la pereza de estar seis horas (si es un día de suerte) en un convoy sin el mantenimiento y las prestaciones que necesita un tren de larga distancia. La imagen es similar a la escena de una  película de pistoleros donde siempre hay algún rebelde que se baja del tren a fumarse un cigarro tranquilamente y luego vuelve a subir. Esto es posible en el siglo XXI. Solo hay que coger el tren hacia Extremadura donde hay tramos en los que los trenes no llegan a los 50 km/h. Y lo mejor de todo, es posible tardar menos tiempo Madrid – Noruega que Madrid – Badajoz.  El presidente y fundador de la Asociación de Periodistas y Escritores de Turismo de Extremadura, periodista, escritor y extremeño, Juan Francisco Rivero, afirma: “Es incomprensible que en el siglo XXI, en un país que tiene la segunda capacidad de gestión ferroviaria del mundo después de China, tengamos una región española con traviesas del siglo XIX”.

Políticos españoles y portugueses en la estación de Marvao en 2012. Oposición al cierre de la línea Valencia de Alcantara- Torres das Vargens.
Foto: Rufino Navarro

El ex director general de Transportes de la Junta de Extremadura, investigador ferroviario, Presidente de la Asociación de Amigos del Ferrocarril  y extremeño, Ángel Caballero, añade: “El desarrollo del ferrocarril ha ido a la baja. Hoy en día el ferrocarril en Extremadura suspende por falta de inversión. Los extremeños le han dado la espalda a este modo de transporte, precisamente porque no tiene los parámetros que ellos consideran que debe de tener un tren propio del siglo XXI. Nosotros cogemos el tren igual que los demás pero un tren que merezca la pena”. Además, Caballero amplia: “Necesitamos una renovación integral de las líneas del tren convencional y  también la reapertura de la Ruta de la Plata y de la conexión con Portugal, a través de Valencia de Alcántara, que es la ruta más corta. Y por supuesto, una línea de alta velocidad pura y dura como disfrutan desde hace 25 años el resto de los españoles”.

Estación de Hervás en 1984. Disconformidad por el cierre de la vía. Foto cedida por Rufino Navarro.

En 1984-1985, se cierran 914 km de vía en Extremadura, esto conllevó el cierre de la Ruta de la Plata. El desastre no podía ser peor. En 1992, se inauguró el primer TAV (Tren de Alta Velocidad) de España, entre Madrid y Sevilla. El país se modernizó, el aislamiento y las barreras desaparecieron. Menos en Extremadura.

 

El sindicalista ferroviario extremeño, afirma: “La cuestión avanza y llegamos a fechas más recientes, en donde se decide potenciar los trenes de alta velocidad y lo primero que hicieron fue el ferrocarril Madrid – Sevilla, y lógicamente, el enlace con Barcelona y luego con la frontera francesa. Mientras se estaban potenciando toda esa serie de ejes, nosotros en lugar de avanzar, retrocedimos. Quitaron en su día el Lusitania, (tren Madrid – Lisboa), quitaron el TALGO (tren ligero y rápido de origen español) y nos pusieron los deshechos del ferrocarril de otras regiones”.

Es necesario un tren digno no solo para el transporte de personas, sino también de mercancías para poder crecer social, cultural y económicamente como región y como país. El periodista y experto en turismo, aclara: “Lo más importante es la salida rápida de los productos agroalimentarios extremeños, que son de dominación de origen y de alta calidad. Una persona me decía el otro día que la cereza del Jerte se está vendiendo en Dubai, pero claro, para salir de Madrid debe ser en tren de vía rápida”.  Gabriel Moreno González, investigador en Derecho Constitucional de la Universitat de Vàlencia y extremeño, incorpora: “Extremadura no puede quedar descolgada y más dada las características porque somos una región que no es autosuficiente, necesita no solamente de la salida, sino de la entrada de personas. Por ello, debemos estar en el proceso de convergencia territorial de España”.

Según Gabriel, Extremadura ha sido una comunidad históricamente atrasada desde el punto de vista económico con respecto al resto de España y además, abandonada por parte de los poderes políticos al ser una región fronteriza con Portugal. Lo cual ha hecho que durante siglos la región solo sea objeto de interés puramente estratégico. Este atraso también ha sido fruto de la dejadez política del Gobierno de Extremadura y del Gobierno Central.

Es fundamental distinguir una de otra. Ambos pertenecen a Renfe y son de alta velocidad, la diferencia entre ellos es la rapidez. El AVE alcanza los 310 km/h y únicamente circula por vías de alta velocidad, mientras que el Alvia, que se mueve tanto por vías de alta velocidad como convencionales, tiene por esa última razón los 250 km/h como tope. En cuanto a las rutas, Alvia alcanza 24 rutas distintas mientras que AVE solo recorre doce. Esto podría considerar que Alvia tiene la posibilidad de llegar a más zonas de Extremadura y circular tanto  por vías convencionales como de alta velocidad, siendo más eficaz y económico.

Mapa de líneas de Alta Velocidad y larga distancia en España. Fuente: Junta de Extremadura.

Extremadura es una región en la que no hay mucha población y el nivel adquisitivo es inferior  al del resto de España. Por ello, es cuestionable la rentabilidad del AVE Madrid-Badajoz que estaba programado para 2020. Gabriel Moreno, opina: “Estas medidas no hay que medirlas en el parámetro de la rentabilidad. La mayor parte de las obras públicas en España no son rentables, otra cosa es que sea necesario. Es necesario desde un punto de vista político y social.” Además, remarca que el AVE es una prestación costosa, y por tanto, no es asequible para parte de la población extremeña. Por ello, propone otros modelos ferroviarios: “Yo creo que habría que avanzar en la construcción de una red de velocidad alta en la que pueda ir un Alvia y no necesariamente un AVE. Por lo menos un tren con mejores prestaciones que las actuales, con red eléctrica y no con gasoil”.

Parece que los extremeños tienen que luchar el doble para conseguir lo que todas las demás Comunidades Autónomas ya poseen. Ángel Caballero, reitera: “Lógicamente es una situación difícil, hay comunidades en las que el gobierno va con dinero para ofrecerlo, mientras que nosotros tenemos que pedir dinero para que nos hagan las cosas. El principal error es nuestro. El burro es burro no porque lleva la carga, sino porque permite que otros se la pongan”.

Concentración por un tren digno en Extremadura. Plaza de España, Madrid, el 18 de noviembre de 2017.

El pueblo extremeño ha despertado. Cansado de llevar una carga que no le corresponde, lucha alzando su voz bajo una misma bandera en un intento de acercarse al resto de España y no de alejarse de ella. Peleando contra el conformismo, reivindica su derecho legítimo a un tren digno para una región digna en un Estado digno. Ya se han cansado de los retrasos de los trenes, de las horas interminables de trayecto y de las condiciones pésimas de los vagones.  “Extremadura, patria de glorias. Extremadura, suelo de historias. Extremadura, tierra de encinas. Extremadura, libre camina”.

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.