Connect with us

Deportes

Xavi Cantó, combatiendo el cáncer desde la bicicleta

Xavi Cantó, médico de 56 años, combina su gran pasión, la bici, con una labor social de concienciación contra “el cáncer de ellos”. Romper el tabú del cáncer de próstata entre los hombres es uno de sus grandes retos

La pandemia del coronavirus ha complicado muchas cosas. La segunda ola me impide reunirme con Xavi Cantó, el de Barcelona y yo en Madrid. Xavi es un médico de 56 años que trabaja en DKV, una empresa de seguros. Es un tipo amable y simpático, algo que enseguida noto cuando me conecto a Skype, la plataforma acordada para tener nuestra charla. Unos minutos iniciales de problemas de conexión sirven para romper el hielo.

– ¿Por qué estudió medicina?

La verdad es que yo creo que es algo vocacional, porque en mi familia no hay ningún médico. Yo tenía muy idolatrado a mi pediatra de la infancia y supongo que me entró el gusanillo. Dije: “yo de mayor quiero ser como este hombre”. Soy el único de mi familia que ha hecho medicina. Soy la oveja negra (risas).

– ¿Cuánto tiempo lleva trabajando en DKV?

Unos 10 años.

– DKV llevó a cabo una iniciativa muy buena para ayudar durante el confinamiento de marzo, con más de 700 voluntarios, ¿cómo surge esta iniciativa?

Ante la situación de confinamiento y de saturación que había en los hospitales y en los centros de atención primarios, DKV apostó por crear una plataforma de telemedicina. Lo hizo la empresa, pero para toda la población, no solo para asegurados nuestros, y de una forma totalmente gratuita y altruista. Yo también participé como médico voluntario y el servicio lo dábamos médicos voluntarios en nuestras horas libres. Incluso en medio del trabajo te conectabas y veías la lista de espera que había.

– ¿De qué manera ayudó con la iniciativa?

 Tuvo una doble finalidad. En primer lugar, atender a la gente que está asustada y confinada en casa, ya sea telefónicamente, por chat o por video para darles tranquilidad. Pero también para ayudar a descongestionar las urgencias. Si podíamos resolver vía telemática un problema, era un paciente que no acudía a urgencias que en esos momentos iban desbordados.

Por lo que hablo con Xavi, se nota que tiene vocación por la medicina. Quizás por ello es el más indicado para hablar de un tema tan delicado como es el cáncer. A Xavi le operaron de cáncer de próstata hace poco más de siete años, a sus 49. Superado casi por completo (no dan el alta definitiva hasta pasados los 10 años) Xavi se ha volcado completamente en difundir y concienciar a los hombres sobre este tipo de cáncer y otros que solo afectan a los varones. Mezcla su propia experiencia personal con sus conocimientos médicos.

– ¿Qué es el cáncer de próstata?

Es uno de los principales cánceres que afectan al varón. Es un crecimiento de células malignas que afectan a la glándula prostática.

– ¿A qué rango de edad afecta?

Afecta sobre todo a los hombres mayores de 45-50 años y hasta la fecha se asociaba siempre a la gente mayor. Sin embargo, a medida que van mejorando los sistemas de diagnóstico y las analíticas, se van detectando cada vez más pronto. Se dice que uno de cada seis hombres va a tener un cáncer de próstata durante su vida. Lo raro es que se detecte en gente tan joven como yo en ese momento. Yo tenía 49 años cuando me operaron. Piensas, bueno, por edad no toca, pero ya llevaba cinco años con alteraciones en las analíticas y los controles.

– ¿Cómo se cura?

Es un cáncer de crecimiento lento. Cuando da los primeros síntomas ya lleva tiempo creciendo. Se cura con una cirugía si se coge a tiempo. Si que hay una serie de efectos secundarios por la cirugía, pero a medida que ha ido avanzando la tecnología estos efectos se reducen mucho. La recuperación es muy rápida.

– ¿Cómo recibe esa noticia?

Cuando me lo dijeron yo supe que lo quería fuera. Afortunadamente estaba muy localizado y no se había extendido, lo que permitió que con la misma cirugía me lo curase. Si hubiese esperado unos años igual me hubiese tocado hacer quimio o radioterapia.

– ¿Qué pasa tras la operación?

De entrada, sales del hospital con una sonda con 49 años, que pareces un anciano, pero piensas “bueno esto es transitorio, en una semana o diez días me la quitan”. Tienes que recuperar funciones, tanto de continencia como de potencia. Empiezas a hacer una serie de ejercicios de rehabilitación, en un proceso lento, en el que puedes estar seis meses. El tema de la potencia también es complicado, tiras de fármacos y fisio, para poder recuperar esa función. Es un proceso en el que yo tardé ocho meses más o menos. Hay secuelas, pero te recuperas.    

“Empecé haciendo gimnasia, y, en cuanto pude, me subí a la bici”

– ¿Cómo le apoyó su familia?

Estas patologías las tenemos nosotros, pero los efectos los sufren también nuestros familiares. En este caso no puedes mantener durante un tiempo relaciones con tu pareja, por lo que hay que tener mucha comprensión. Mi mujer estuvo de diez, ayudándome en la decisión de operarme y en toda la recuperación. Mis hijos también me ayudaron. Por aquel entonces tenían 15 y 19. Mi hija se asustó muchísimo pero luego vio cómo me recuperaba y volvía a casa y ya se tranquilizó.

– ¿Cómo fue el proceso de recuperación?

Lo primero fue intentar desconectar y recuperar vida normal. Lo primero que tienes que hacer es recuperar la cabeza para volver a la normalidad. Al haber hecho yo mucho deporte, necesitaba hacer actividad física, no podía estar en casa encamado o en el sofá. Así que empecé haciendo gimnasia en casa y cuando pude me subí a la bici.

Xavi en una ponencia en el congreso American Europa Uomo, exoplicando experiencia paciente y retos personales y deporte como superación

– ¿Cuáles son las claves para actuar frente al cáncer de próstata?

Una de las claves es la prevención. Si vas a tener un cáncer lo tendrás igual. ¿El de próstata lo puedes prevenir?, bueno sí, quitando ciertos hábitos, también el tabaco, que es malo para todo. Si tú haces una vida sana, pero genéticamente te va a tocar tenerlo, bueno, se sabe que está ahí. La prevención es sobre todo el diagnóstico precoz. Si tienes mala suerte y empiezas a desarrollar la enfermedad, con diagnóstico precoz se cura y esa es la parte importante, las revisiones.

La bici, su gran apoyo

La bici dio vida a Xavi durante su recuperación, de la que habla de una manera muy natural. Siempre ha sido aficionado del deporte, en especial del ciclismo. En cuanto pudo se subió a la bici, pero lo que no esperaba era que la operación le hiciese pensar a lo grande. Difundir su mensaje de lucha contra el cáncer mientras iba en bici era posible, pero había que buscar un escenario para llegar a la mayor cantidad de personas. Lo encontró en la Titan Desert de 2019.

– ¿De qué manera le ayudó el ciclismo en su recuperación, tanto física como mentalmente?

La bicicleta me ayudó de dos maneras. La primera de ellas era que me ayudaba a desconectar. Y por otro lado trabajaba músculos que ayudaban en la recuperación de la operación.

– ¿Cómo adaptó en el ciclismo por las dolencias que pudieran surgir tras la operación?

Lo que buscaba eran bicis que no me impactaran demasiado en la zona perineal. Me pasé a bicicletas de doble suspensión para poder ir amortiguado. Después encontré un sillín que no tiene la punta de la nariz, por lo que solo apoyo los isquiones. Toda la zona genital va al aire libre y no tiene la presión. Son de una marca que se llama Duo Power y que lo diseñaron precisamente urólogos. También llevo una tija telescópica para que en las bajadas y en los baches no me golpee el sillín. Es una forma de minimizar los riesgos.

– En la Titan Desert en 2019 tenía de lema: “muévete por el cáncer de próstata” ¿Cuándo surge la idea de hacer el reto?

Empecé a buscar cosas que no hacía antes, como participar en carreras pequeñas de bici. Pero un día se me cruzaron los cables y pensé en hacer algo más grande. Me apunté a la Titan. Hicimos un proyecto de solidaridad y de llevar el mensaje sobre esta patología para poder hablarlo con normalidad.

– ¿Por qué decide hacer este reto?

Como gran reto de ciclismo tuve la oportunidad con DKV, que patrocinó a un equipo que se presentó en 2018 a la Titan con un chico que tenía problemas de discapacidad física. Yo trabajé con ellos como médico y estuve en la presentación de la Titan Desert de ese año. La verdad que estando con ellos y viendo como trabajaban me empecé a plantear hacerlo. Dije: ¿Por qué no me marco yo hacer algo de esto y que haya un compromiso social detrás? Cuando acabó, uno del equipo me tentó y me dijo que por qué no me presentaba algún año.

– ¿Cuáles fueron los pasos previos a la Titan?

Primero se creó DKV movimiento, que era una unidad de la empresa que quería fomentar el deporte entre compañeros. Yo me responsabilicé de montar la unidad de ciclismo. Hicimos varias salidas con compañeros, llegando a ser entre veinte y treinta compañeros en bici, haciendo circuitos para todos los niveles.

Viendo estas iniciativas, DKV propuso unas becas para unos retos que hicieran los empleados de la compañía. Con un compañero que le gusta el ciclismo planteamos el reto de ir a la Titan Desert y vincularlo con la difusión del cáncer de próstata. Nos presentamos a la beca y la ganamos. Una vez ganas la beca ya no te queda otra que apuntarte (dice entre risas).

Cuando ya teníamos la inscripción empecé a moverme con fundaciones y asociaciones contra el cáncer. Encontré la asociación FEFOC y me hicieron embajador. También de ASESA, la Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva; la colaboración con ésta asociación de más de 500 especialistas a nivel estatal,  aporta la credibilidad y rigor científico del colectivo de médicos especialistas en patología del varón para que sigamos con nuestra concienciación.

– ¿Cómo lo pasó ese año en la carrera?

Las pasamos canutas en el desierto. Fueron unas etapas con mucho calor. Pero acabamos bien, en plazo, fuimos finishers. Al segundo día de regresar a Barcelona ya nos planteábamos regresar a la Titan Desert.

– ¿Qué le ha aportado a nivel personal hacer la Titan Desert?

Primero demostrarme que uno se puede poner una meta que sea difícil y que si eres constante y vas insistiendo al final lo consigues. No sabes dónde está el límite. Antes del no podré, inténtalo. Depende de ti mismo y de la fuerza y dedicación que le pongas. Yo tenía muy claro que no podía ir a ganarla, pero sí que quería acabarla dentro de un tiempo. Solo acabarla era un éxito. El segundo paso era acabarla, pero no ser el último. Quedaron 50 por detrás de mí y yo estaba encantado. También los piques con mi compañero (ríe). Le he sacado cuatro horas y él no se ha operado. No es la operación en sí, sino la motivación.

Xavi Cantó en la Titan Desert de 2019

– ¿Cómo le ha ayudado su familia a superar el reto?

Mi mujer ha entendido mis ambiciones para poder superar este reto, y me ha dado el tiempo y el espacio necesario para ello. Me he dado cuenta también de que cada uno, aunque vivas con familia o pareja, tiene su espacio y sus aficiones. A mi mujer no le gusta ir en bici, por lo que yo me voy en bici y ella hace otras cosas que le gustan más.

Rompiendo el tabú

Tras el éxito de su primera vez en la Titan, Xavi no dudó de volver al año siguiente. Ni siquiera el aplazamiento por el COVID de este año le pudo frenar. Sin la beca, pero con mucha motivación, recopiló patrocinadores para difundir un nuevo mensaje. “Por el cáncer de ellos” se podía leer por los maillots o las bicis. Hablar sin tabú del cáncer que afecta a los hombres era el gran objetivo de este año.  

– ¿Cómo ha afectado el aplazamiento de este año?

La Titan era en abril, y ha venido el COVID y nos “jodió” a todos. No solo fue el mazazo del aplazamiento, sino también los problemas familiares. Combinarlo todo y entrenar estando confinados, no sabíamos cómo hacerlo ni de donde sacar tiempo. Por lo menos se ha podido hacer en noviembre, aunque fuera en Almería, que ha estado muy bien y ha sido muy dura.

– ¿Cómo fue el tema de patrocinios?

El problema de este año es que DKV movimiento no ha dado becas y no nos la iban a entregar de todos modos. Tuvimos que buscar muchos patrocinios, pequeños. Con la suma de muchos hemos conseguido ir en otra modalidad. El año pasado fuimos en equipo, pero este año ha sido individual, aunque hemos ido los dos como compañeros. Algunos nos dieron dinero, otros los sillines Duo Power, nos regalaron los maillots, descuentos en productos… alguno sí que aportó un dinero que nos permitió pagarnos las inscripciones. Al regresar nos sobró dinero y lo hemos donado.

– ¿Qué significa el nuevo mensaje de “por el cáncer de ellos”?

Ampliamos el mensaje, ya no solo del cáncer de próstata, sino de cualquier patología del cáncer de varones. Por eso lo llamamos el cáncer de ellos, porque hay cáncer de próstata, pero en gente joven se están detectando cáncer de testículo. También hay cáncer de vejiga… por ello queríamos englobar toda la patología del hombre para concienciarlo.

– ¿por qué hay un tabú entre los hombres en estos temas?

(Reflexiona) Yo creo que es un tema cultural o histórico. El concepto de masculinidad va muy vinculado a la potencia sexual y a la virilidad. El hombre aún tiene la idea de que cualquier patología en su zona genital le va a debilitar. Hemos encontrado gente famosa que ha pasado por lo mismo y no quieren hablarlo en público. A los hombres les da miedo hablar de esto. Las mujeres tienen muy claro que tienen que hacerse una revisión ginecológica, y lo hacen con total normalidad. ¿Cuántos hombres conoces que se hagan estas revisiones o que vayan al urólogo?, y el que va no lo dice. Todo lo que afecta a la zona genital masculina es como si te debilitara de cara a la sociedad.

– ¿Y usted que piensa?

Yo pienso lo contrario, si tienes una patología de esta, lo hablas y demuestras que se puede superar y recuperar, yo creo que no te debilita. Todo lo contrario. Te da un empujón. Pero bueno, supongo que ese estigma social y esas concepciones que se tenían en el pasado todavía siguen hoy en día. Yo creo que esto entre la gente joven ya va cambiando.

Escuchar hablar a Xavi me hace reflexionar sobre la cantidad de casos que se podrían detectar en fases precoces. Ese orgullo del hombre puede llegar a matarle, literalmente. Xavi piensa que entre los jóvenes el tabú va desapareciendo, pero no sirve de nada que vuelva a surgir cuando uno deje de lado su juventud. Concienciar sobre estas patologías y difundir su mensaje es de las pocas cosas que Xavi puede hacer en su lucha contra el cáncer. La placentera charla va llegando a su fin, y aunque podría seguir preguntándole toda la tarde, estar pegado a un ordenador durante casi una hora hace perder la frescura a cualquiera. Si algo ha quedado claro de todo, es que Xavi se volverá a vestir de Titán el año que viene para continuar difundiendo un mensaje que puede salvar vidas.      

– ¿Se convertirá en tradición el reto anual de la Titan Desert?

A mí me gustaría. Esta semana llevo cuatro días descansando y ya estoy empezando a pensar con mi compañero que vamos a hacer para el próximo año para llevar el mensaje y que reto vamos a hacer. No sé qué formato será pero que alguna cosa haremos seguro, y mientras que el cuerpo vaya aguantando y podamos, lo que sea.

“Uno de cada seis hombres va a padecer cáncer de próstata”

– ¿Qué consejos daría a los hombres que padecen esta enfermedad?

Que intenten normalizar su patología. No son menos hombres que antes. Tienen que seguir marcándose objetivos y disfrutando de la vida, la familia y los amigos. Que hagan también algún tipo de actividad, ya sea de deporte o alguna cosa de ocio que les guste y que les ayude a desconectar.Hay que dejar de pensar en esto, hay más vida más allá de la enfermedad. Que estén ocupados y que no dejen de tener relación social, y si sale el tema que no se escondan, que lo digan con toda tranquilidad.

– ¿Y qué le diría a los que no la padecen?

Que uno de cada seis lo va a tener. De ellos depende que, si les toca ser ese uno, que lo pillen a tiempo y se puedan curar rápido y puedan seguir haciendo una vida normal. Simplemente que se conciencien de que se tienen que revisar de una manera totalmente natural. Siempre pongo el mismo ejemplo. Los que se compran un coche hablan de cuando les toca hacerle la revisión. Hazte primero la tuya.

Estudiante de periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Deportes

A %d blogueros les gusta esto: