Connect with us

Baloncesto

Unicaja logra una derrota ante el Real Madrid que sabe a triunfo

Published

on

Victoria ajustada del conjunto blanco que se enfrentó a un Unicaja más correoso que el de la Final

Real Madrid y Unicaja volvían a verse las caras en el mismo escenario que agrandó la leyenda del conjunto blanco. Con el paso de los años se ha convertido en un clásico de nuestro baloncesto.

Hace unos días tuve la oportunidad de charlar con el ex jugador madridista, Fernando Romay, valoró el magisterio genuino del entrenador de Unicaja, Luis Casimiro, por su capacidad de sacar lo máximo de sus jugadores, dejando clara la diferencia de recursos entre el Real Madrid y el conjunto andaluz.

Sin embargo, las bajas han sido las tónicas del encuentro en el día de hoy. Alberto Díaz, Jaime Fernández, Carlos Suárez, Melvin Ejim y Axel Toupane no contaron para el técnico manchego.

Tres canteranos, Ismael Tamba, Jeffrey Godspower y Rafa Santos volvieron a presenciar a un pabellón lleno ante una llegada de galácticos humanizados.

Por otro lado, Laso se veía con las bajas de Llull y Randolph, pero que podía compensar con el excelente estado de forma de Carroll y Tavares.

Esta racha querían mantener, viéndose fuertes ante la presión del público. Pusieron un 0-7 inicial para marcar territorio en los sucesivos minutos de partido. Carroll comenzaba a meter triples sin cesar gracias a las excelentes asistencias de Tavares y Garuba.

Sin embargo, como si de un “deja vú” se tratase, Brizuela obtuvo cinco puntos a inicio del encuentro con la finalidad de sostener al conjunto malacitano, dejando una renta de 10 puntos en contra de los locales.

Por otra parte, los blancos no querían sorpresas y Laso remarcaba atentamente la importancia de no bajar la intensidad defensiva que tantas alegrías están dando durante los últimos compromisos deportivos.

El segundo cuarto empezó ofreciendo un mayor equilibrio táctico por parte de ambos equipos en la cancha, en parte gracias a un mayor porcentaje anotador por parte de Bouteille durante los primeros compases.

Ante esa moderación de fuerzas, Laso comenzó a llevar a cabo rotaciones en el equipo pensando en el encuentro que disputará ante el Armani Milán a puerta cerrada. Esta circunstancia la aprovechó Luis que le bastaron pocas miradas para inyectar mayor adrenadina competitiva a sus jugadores.

Daba igual ir perdiendo por más de 15 puntos. Elegar se puso el mono de trabajo para bloquear el increíble oficio de Tavares. Además, el acierto de tres por parte de Waczynski, el estado de forma de Simonovic y la precisión de Simonovic bajo los tiros libres dejaron igualado el encuentro a falta de 1:25.

El Palacio de Deportes José María Martín Carpena quedó enormemente silenciado. Todo era posible en La Costa del Sol y no había margen de error. La emoción necesitaba ser duramente controlada por el raciocinio.

No obstante, el pensamiento difiere de la ejecución y así le ocurrió a Adams. Se llenó de balón, su subconsciente buscaba los titulares de héroe, pero se le nubló la vista y no encontró a los compañeros.

El mate heroico no acabó subiendo al marcador gracias al oficio de Garuba y la precisión cirujana en los tiros libres acabarían dictando sentencia. Marko Simonovic falló cuando le tocó su momento y Campazzo no, otorgándole la victoria final.

Puertollano (1997).Tras haber vivido una experiencia periodística corta, pero intensa, en medios digitales deportivos como SoyMotor, VIP Deportivo, Why Not Magazine y su blog "Mi humilde opinión", se incorpora a TimeJust con la finalidad de difundir el valor cultural en el periodismo.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: