Connect with us

Deportes

Un play-offs declarado y una mentira en ascenso

Published

on

Luis Rubiales hablando a los medios

El pasado miércoles 6 de mayo, la Federación Española de Fútbol emitió un comunicado para hacer pública la decisión de jugar play off exprés en Segunda B y Tercera División.

Los play-offs exprés sin duda parecen una decisión justa para aquellos clubes que se situaban entre los cuatro primeros clasificados en el momento en el que se paró la competición, pero, ¿realmente sería realizable? La decisión acarreará problemas casi irremediables en el conjunto de los clubes tanto de Segunda División B como de Tercera División, por lo que el comunicado de la RFEF parece más una declaración de intenciones que una realidad posible.

Los jugadores

Los futbolistas de Segunda B y Tercera que acaben contrato el 30 de junio (75%) tendrán que negociar con sus respectivos clubes una prórroga de, como mínimo, un mes de duración de su contrato. Incluso aquellos jugadores que lleven meses sin cobrar por la situación económica de su club se verán obligados a dialogar y forzar esa prórroga, sin nada que les asegure que van a cobrar dichas cantidades. ¿Qué jugador alargaría su contrato en un club que no le paga? Parece imposible llegar a un acuerdo. Además, los futbolistas que se vean inmersos en el play off deberán seguir residiendo en aquellas ciudades en cuyos equipos de fútbol jueguen, y entrenen, pagando un alquiler y teniendo los gastos propios, pero cobrando un 30% por ciento menos de su salario hasta que finalice el ERTE.

Además, si en medio del play off, o del entrenamiento grupal previo, resulta que una plantilla entera tiene que ponerse en cuarentena por casos de CoVid_19, ¿Cuándo se jugarían los partidos aplazados del propio play off? También podría darse el caso de que se produzcan infecciones dentro de una plantilla y el club decida ocultarlo, con el fin de seguir adelante en la fase de ascenso. Hablemos también de los futbolistas de equipos filiales, cuyos primeros equipos militan en el fútbol profesional. Estos futbolistas tendrán la posibilidad de empezar a entrenar grupalmente unas semanas antes que los demás, subiendo al primer equipo para ejercitarse y llegando con una ventaja temporal y logística con la que los demás clubes no cuentan.

Los clubes

Los clubes del fútbol no profesional han sufrido un tremendo descalabro en sus presupuestos para la temporada. No han perdido solo el dinero de las taquillas ligueras, sino también el de las taquillas de la fase de ascenso, y en muchos casos han perdido contratos de publicidad con empresas y  subvenciones que significaban una parte importante de sus ingresos. Ahora no solo eso, suponiendo que fueran capaces de lograr una prórroga contractual con sus futbolistas, tendrían que pagarles una mensualidad más, y no solo a ellos, sino a su cuerpo técnico y a los trabajadores del club en general, poniendo en entredicho una viabilidad que parecía posible (al menos para esta temporada) si no se jugaba más.

El gasto de los protocolos de seguridad necesarios para disputar la fase de ascenso podría correr a cargo de los clubes. En este caso la mayoría de los equipos de Tercera División se verían sin los medios suficientes para afrontar dichos gastos, lo que imposibilitaría la seguridad de los futbolistas, cuerpo técnico y trabajadores. Si bien es cierto que aún se espera que la RFEF se pronuncie sobre este asunto y facilite de alguna forma el cumplimiento de los protocolos.

Además, en algunos grupos de Tercera División aún no están definidas las posiciones de los clubes que jugarán la fase de ascenso. Por ejemplo, el liderato del grupo vasco (IV) está en entredicho debido a la igualdad de puntos de Sestao River y Club Portugalete, en el grupo canario (XII) las posiciones de play off podrían variar en cualquier dirección ya que hay dos clubes en dichas posiciones con un partido menos, algo parecido ocurre en el grupo extremeño (XIV), aragonés (XVII) o manchego (XVII).

Logística

En caso de la Segunda División B la fase de ascenso se disputaría en una sede única, en formato de concentración de los clubes que la disputen. Esto significaría la movilización de más de 450 personas provenientes de puntos distintos y alejados de España, hacia un punto común, y su posterior concentración.

Se habló de Pinatar Arena, por lo que a la región de Murcia llegarían clubes de Baleares, Madrid, País Vaco, Barcelona… Son muchas las dudas que se generan. Además todos estos lugares tendrían que estar con el mismo nivel de fase de desescalada que Murcia.

En Tercera División el ascenso se disputaría en una sede neutral, entre los cuatro primeros clasificados de cada grupo. Las distintas comunidades autónomas deberán tener alojamiento para las más de 100 personas que serán movilizadas para la disputa de la fase de ascenso. Sobre todo si pensamos en esos grupos de Tercera que abarcan varias provincias y en los que elegir sede única será un verdadero quebradero de cabeza.

Solo nos queda pedir cordura y responsabilidad, y si la RFEF ha decidido que se juegue, que ponga los medios y las garantías para ello y no deje a su suerte a los clubes humildes de nuestro fútbol.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: