Connect with us

Atlético de Madrid

Supercopa de España | Real Madrid 0 (4) – 0 (1) Atlético de Madrid: La Supercopa de Fede Valverde

Published

on

El Real Madrid se ha alzado con la Supercopa de España tras imponerse al Atlético de Madrid en la final desde el punto de penalti (4-1). Es la quinta final en la que los equipos madrileños tiene que disputarse el título correspondiente en la prórroga.

Real Madrid y Atlético de Madrid se citaban esta noche con motivo de la final de la Supercopa de España en el estadio King Abdullah en Yeda (Arabia Saudí). Se ha hablado mucho sobre la polémica del nuevo formato o del hecho de transportar  la competición hasta el reino saudí.

El teocentrismo y la dictadura que pulula a su alrededor (sobre todo en contra de los derechos de la mujer) no son los mejores anfitriones para un fútbol que lleva demandando respeto desde hace un tiempo. Las cosas hay que decirlas como son. Puede que Luis Rubiales (por mucho que quiera mirar hacia otro lado y eludir las preguntas más comprometidas) deba tomar nota. Aunque es cierto que el formato hace el título más disputado y entretenido.

Fede Valverde elegido como mejor jugador de la final / Fuente: Web oficial del Real Madrid

Volvamos a lo deportivo. La autodenominada por afición y prensa como “Supercopa de los invitados“, todo por eliminar a Valencia y FC Barcelona en las semifinales (quienes hubieran jugado la final de haberse mantenido el formato hasta ahora conocido), nos ha dejado una final entre dos equipos sobradamente conocidos.

Bastante mundana en la primera y segunda parte y tremendamente adictiva a ojos del espectador  en la prórroga. La lotería llegaría en los penaltis, donde se igualan las fuerzas. Han tenido mucha historia por lo que han supuesto todos y cada uno de los lanzamietos. Eso sí: el Real Madrid ha batido al Atlético de Madrid en ellos y se ha alzado con el primer título de la temporada y de la nueva (y segunda) era de Zinedine Zidane. Fede Valverde ha sido premiado con el trofeo a MVP de la final.

Déjà vu liguero en la final

Unos por buen juego y otros por heróica. Ambos equipos han sido merecedores de disputar la final de la Supercopa de Europa, un Derbi en una final significa muchas cosas, sobre todo si tiramos de archivo. Sin embargo, a buen seguro que muchos se imaginaban el típico partido tostón, sin apenas fútbol, al que nos tienen acostumbrados los últimos derbis.

A lo largo de los noventa minutos se ha podido ver sobre el terreno de juego a unos equipos que jugaban a lo suyo: los blancos decididos a tener el control del balón y los rojiblancos a defenderse con su catenaccio particular para montar la contra en la recuperación tras pérdida o por presión. Eso ha supuesto un partido sin giros potentes en la trama. Como aquel que va a ver por enésima vez su película favorita sabiéndose hasta los diálogos más innecesarios o como quien va a ver un Derbi liguero comprando su entrada para hacer acto de presencia una temporada más, sin distinciones en el envite.

El Real Madrid ha navegado sujeto a una defensa para enmarcar. Desde Dani Carvajal hasta Ferland Mendy, toda la zaga ha realizado un trabajo que no puede discutirse. Del mismo modo la zaga colchonera no ha permitido sumar a los blancos con un Giménez, pero sobre todo con un Felipe (fichajazo del Cholo), inmensos. Ha de partir de las defensas el principal resultado de esta noche. Han sido los de abajo los que han dado esperanzas hasta el momento de los penaltis a sus equipos. Que se lo digan a Jan Oblak o a Thibaut Courtois. Imperiales. Lo han detenido todo. Por algo son dos de los mejores porteros del mundo en la actualidad. Lo interesante vendría a continuación.

La decisión de Fede Valverde

Fede Valverde en uno de sus duelos frente a Lodi / Fuente: Web oficial del Real Madrid

En la prórroga el partido ha alcanzado un ritmo de intensidad que se agradece. Algo de esperanza para los espectadores, que pudieron levantarse de sus asientos para lamentarse con cada una de las ocasiones de sus equipos.

Los dos equipos apretaron el acelerador y pusieron una marcha más en sus botas. El partido empezaba a romperse y los jugadores a mostrar sus mejores recursos. Álvaro Morata fue la pesadilla absoluta para los madridistas antes de los penaltis. Tuvo varias ocasiones pero todas terminaron frustradas. Una chilena por poco no se cuela entre las redes del meta belga del Real Madrid. Éste supo responder bien con grandes paradas de reflejos. Excepcional su partido esta noche.

Por parte del Real Madrid hay que destacar a un nombre por encima del resto, y no, no es el de Luka Jovic. El serbio tuvo una ocasión clarísima tras una gran jugada donde despistó por completo a Giménez tras un buen recorte. Su chut rozó el palo izquierdo de la portería de Jan Oblak. No hubo recompensa. Ni en la noche de hoy ni en la semifinal. No ha aprovechado la ausencia de Karim Benzema para reivindicarse. El hombre del partido ha sido Fede Valverde. El uruguayo se ha convertido en el centrocampista que buscaba Zidane. Resulta incansable sobre el verde, hasta el punto de abordar todas las zonas de juego tanto en ayudas defensivas como ofensivas.

En su cabeza ha estado el gol que pudo evitar los penaltis pero tuvo la mala fortuna de mandar el testarazo a su pierna, buscando tal vez picar abajo el balón. También ha estado en su cabeza la decisión de cometer falta sobre Morata en una jugada clara para el delantero donde se quedaba solo ante Courtois.

Valverde evitó el mano a mano cazando al ariete rojiblanco en carrera y ganándose su expulsión. Sin esta acción, puede que esta noche no se estuviera hablando del Real Madrid como ganador. Nadie le recriminó nada, hasta el Cholo le acarició la cabeza en señal de ánimo y reconocimiento cuando enfilaba el camino al túnel de vestuarios.

Toca aguantar la respiración: llegan los penaltis

Más allá de las acciones puntuales, cada equipo jugó su partido a la perfección. Ambos tuvieron la ocasión de hacerse con el título en la prórroga, pero el destino quiso que se volvieran a ver las caras en la tanda de penaltis. La última vez que lo hicieron fue en la Champions League. Destacar que es la quinta final que ambos conjuntos disputan hasta la prórroga. Equipazos. Nadie ha sabido competir tan bien como ellos en los últimos timpos (obviando a la Juventus de Turín y al Liverpool de Jürgen Klopp). En la tanda de penaltis de esta noche ha habido muchos nombres propios. Todos ellos merecen apartado propio.

Rodrygo Goes perseguido por Thomas Partey / Fuente: Web oficial del Real Madrid

Empezó tirando el Real Madrid. Dani Carvajal. Ha ido de menos a más durante la temporada. Se nota cuando está bien. Marcó el penalti sin discusión. Turno para el Atlético de Madrid. Saúl Ñíguez. La ocasión termino como falllida tras mandar el balón al palo derecho de Courtois. El mismo que azotó Juanfran en la final de Milán y que supuso la undécima Champions League para los blancos. Los fantasmas del pasado. Le tocaba a Rodrygo Goes, quien caminaba decidido hasta el punto fatídico. Recordó al atrevido Lucas Vázquez de la mencionada final en Italia. Muchos se sorprendieron tras ver a Rodrygo como segundo elegido tras recomendación de Toni Kroos, según ha confirmado el brasileño a los medios tras el partido; más lo hicieron tras ver el balón entrar por la escuadra derecha de Oblak. Sangre fría y calidad. Ahí la ponía Ronaldinho…

Thibaut Courtois posa con el trofeo después de ser decisivo en la tanda de penaltis / Fuente: Web oficial del Real Madrid

Llegó el punto de inflexión de la noche: Thomas Partey sería el segundo lanzador rojiblanco. Un Thomas que no ha tenido la misma libertad en la final como tuvo en el Derbi liguero, donde fue el mejor de los suyos. Ni libertad ni suerte. Su chut lo detuvo Courtois tras lanzarse con decisión hacia la derecha. Lo celebró con rabia. Hace un año que su amistad con el Atlético cambió. Justo al ser recriminado y llamado “rata” en el Wanda Metropolitano. El Real Madrid se ponía 2-0 por delante. Luka Modric pondría el tercero y Trippier (partidazo el del lateral) el primero para los suyos.

Sergio Ramos en una de las acciones del partido. Más tarde lanzaría el penalti decisivo para su equipo / Fuente: Web oficial del Real Madrid

Penalti decisivo para Sergio Ramos. Si marcaba el capitán (verdugo rojiblanco en los últimos tiempos), el título estaba hecho. Templanza. Desafiante ante la mirada de Oblak. Sin perder los nervios, tomó aire, cogió impulso y… no, nada de panenka: ajustada y limpia hacia la esquina inferior izquierda de Jan Oblak. Noche blanca en Yeda. El Real Madrid campeón de la Supercopa de España. El primero en serlo con el nuevo formato. Zinedine Zidane ha devuelto las ganas de competir a la plantilla. Ha ganado 10 títulos como entrenador del Real Madrid. En finales, sin contar la Liga: 9/9. Pero no olvidemos. La Supercopa es de Fede Valverde.

Ficha Técnica

Real Madrid: Courtois; Carvajal, Ramos, Varane, Mendy; Valverde, Casemiro, Kroos (Vinicius, 103’); Isco (Rodrygo, 60’), Modric; Jovic (Mariano, 83’)

Atlético de Madrid: Oblak; Trippier, Giménez (Savic, 98’), Felipe, Lodi (Llorente, 89’); Correa, Herrera (Herrera, 56’), Thomas, Saúl; Joao Félix (Arias, 101’) y Morata

Goles: No hubo

Tanda de penaltis: 1-0 Carvajal; 1-0 Saúl falla; 2-0 Rodrygo; 2-0 Thomas falla; 3-0 Modric; 3-1 Trippier; 4-1 Ramos

Estadio: King Abdullah Sports City

Árbitro: José Sánchez Martínez. Tarjeta amarilla a Mendy, Carvajal, Modric y Valverde por el Madrid y Felipe, Thomas y Savic por el Atlético de Madrid. Tarjeta roja a Valverde.

 

 

Soy estudiante de Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Extremeño agradecido a Madrid. Navego entre mares de letras. Devoro libros y gasto tinta. Escribir sobre política es una necesidad. Me apasiona el deporte.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: