Inicio Liga Santander Atlético de Madrid Saúl se desmelena con la Selección

Saúl se desmelena con la Selección

0
Saúl ensaya el disparo en un partido de Liga ante el Valladolid./clubatléticodemadrid.com

El jugador ilicitano marcó el gol en el empate ante Noruega. Ha disputado 18 partidos con la Selección absoluta siendo pieza fundamental con todos los seleccionadores: Lopetegui, Luis Enrique y Robert Moreno. Saúl está llamado a abanderar la nueva generación de la Selección. 

Gran rendimiento con la Selección

Saúl es un mediocentro de corte ofensivo, eso es algo que los seleccionadores siempre han entendido y de ahí que juegue de interior y tenga tanta presencia en el área. No es de extrañar que con la Sub-21 fuese uno de los máximos goleadores de su generación, pues reúne cualidades para destacar en la labor de llegador desde la segunda línea. Buen golpeo con ambas piernas, buen salto de cabeza y desborde.

En la Eurocopa Sub-21 de 2017 compartió equipo con grandes jugadores como Asensio y Ceballos, pero él destacó con luz propia con cinco goles en cuatro partidos. Finalmente, la Selección cayó en la final ante Alemania pero el ilicitano ya había llamado a la puerta de la absoluta.

Lopetegui siempre fue su gran valedor, le hizo debutar en la Sub-20, en la Sub-21 y en la absoluta. Pero con Luis Enrique y ahora con Robert Moreno se ha terminado de asentar. Ahora, tras la retirada de la Selección de jugadores como Silva o Iniesta, se quedan vacantes libres que él está aprovechando.

Su debut con la absoluta de La Roja fue ante Bélgica en un partido que la Selección ganó por dos goles a cero. Saúl disputó tan solo un cuarto de hora, pero su andadura comenzaba a rodar. Su primer gol llegó ante Inglaterra en Wembley durante la UEFA Nations League, su segundo gol fue en el siguiente partido ante Croacia, también en la novedosa competición de la UEFA.

Ahora, tras la marcha de jugadores importantes de la Selección está llamado a ocupar un puesto preferencial en el centro del campo junto a jugadores como Rodri, Fabián o Ceballos. 

Imagen
Saúl celebra su tanto con la Selección ante Noruega/https://twitter.com/saulniguez/status/1183135824063455232/photo/3

Cambio de rol con el Atlético

Saúl es un jugador comprometido en todo lo que hace, por ello ha sido titular con todos los entrenadores que ha tenido. Sin embargo, mucha gente le acusa de pegar un bajón cuando se pone al camiseta rojiblanca, pero no es cierto y lo vamos a explicar.

En la Selección el ilicitano cubre un puesto de interior, en un sistema de 4-3-3, generalmente izquierdo. Tiene libertad para subir y de ahí sus goles. Pero también se compromete en las labores defensivas, de ahí la versatilidad que aporta a sus equipos. Sin embargo, en el Atlético su rol es más defensivo. Simeone lo ancla al centro del campo, apoyando siempre a los dos mediocentros encargados de la creación, que suelen ser Koke y Thomas, y siendo un pulmón para el equipo capaz de hacer de “coche escoba” por todo el centro del campo. Pero ese rol defensivo que le asigna Simeone, hace que se desaprovechen las grandes cualidades ofensivas de Saúl.

Otro de los “problemas” de Saúl es su polivalencia. Simeone lo ha utilizado en diversas posiciones: todas las posiciones del centro del campo, lateral, central, incluso de segundo punta. Y eso hace que al final el jugador ilicitano se pierda en labores que no son la suya.

Resumiendo, el problema del “8” del Atlético de Madrid no es su rendimiento, si no la posición que ocupa y el rol que se le da. En la Selección juega en un 4-3-3 ocupando la posición de interior y apoyando más el ataque con su profundidad y sus llegadas desde la segunda línea. Ya que juega escoltado por jugadores como Fabián o Busquets. Pero en el Atlético su labor es precisamente la de escoltar las subidas de Koke y apoyar la salida de balón. No tiene demasiadas oportunidades de desplegarse en ataque.

Saúl defiende un balón ante un defensa del Lokomotiv de Moscú./clubatléticodemadrid.com

Posición ideal para Saúl

Para que el ilicitano rinda bien, tiene que estar cerca del área. Defiende bien, nadie lo duda, pero donde mejor se desarrolla es en el ataque. Por eso, el esquema que mejor se adapta a él es el 4-3-3, jugando de media punta o de medio centro. Con libertad para subir o tirar diagonales que le permitan ensayar el disparo o llegar al remate de los centros. Es un jugador joven, solo tiene 24 años, pero a su edad, ya está llamado a abanderar la nueva generación de jugadores de La Roja y ser una de las referencias del Atlético post Gabi, Godín o Torres.  

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.