Baloncesto Deportes Liga Endesa

San Pablo Burgos – Montakit Fuenlabrada: «Las primera mitad condena al Montakit»

El Fuenlabrada se midió ante el San Pablo Burgos, en un encuentro donde los burgaleses tenían la victoria en el bolsillo, pero una gran remontada del Montakit hizo sufrir, y de lo lindo al San Pablo. 

El Fuenlabrada se midió ante el San Pablo Burgos, en un encuentro donde los burgaleses tenían la victoria en el bolsillo, pero una gran remontada del Montakit hizo sufrir, y de lo lindo al San Pablo.

El primer cuarto empezó y terminó con un claro dominio del cuadro local. Lima, Benite y Clark, fueron los protagonistas y los encargados de distanciar al Burgos del cuadro madrileño a 15 puntos, con un gran acierto desde la línea de tres. Al final del primer parcial, el resultado era de 28-16.

Foto vía: Borja Hojas

El Fuenlabrada, no levantaba cabeza en el segundo cuarto. Empezó el cuarto con eficacia en el ataque, sin embargo, la defensa era su punto débil. Esto provocó, no sólo que no disminuyera la diferencia, sino que aumentara y se quedase entorno a los 15 puntos. El minuto final del cuarto, aumentó la diferencia hasta los 20 puntos (55-35). Los fuenlabreños, cometieron errores infantiles y faltas de concentración, reflejados en pérdidas, que los burgaleses aprovechaban.

La tónica del partido cambió por completo en la segunda parte. Parece que habían hecho un intercambio de actitudes en el descanso ambos equipos. El Montakit, salió con una actitud más seria y con ritmo, sin embargo, no lograban encontrar la eficacia en el acierto desde el tiro exterior que les lograba meter en el partido, y muy poco a poco conseguían que esa eficacia fuera cada vez más grande. No obstante, un gran Benite, mantenía la diferencia en torno a los 18 puntos con los del sur de Madrid.

Ya en el último cuarto, los fuenlabreños se encontraron muy inspirados en el tiro exterior, especialmente Gillet. Y a pesar de que Benite seguía a lo suyo, los locales no estaban realizando buenas defensas, lo que permitió que los  visitantes no pararan de acercarse. A falta de cinco minutos por jugar, la diferencia era solo de tres puntos y a falta de minuto y quince segundos, el partido estaba empatado, gracias a un triple de Gillet y un mate de Mockievicius. Tomás Bellas erró en dos tiros libres que tenía para empatar el partido tras una canasta de McFadden. Mockievicius falló el tiro tras atrapar el rebote del segundo tiro libre, y el rebote de este último tiro fallido lo recogió, que desde el tiro libre sentenció el partido.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: