Connect with us

Deportes

Real Madrid 3-2 Villarreal: Zidane pone sangre fresca y el Madrid se gusta

Published

on

Tras la gran decepción de la jornada pasada, el Bernabéu pudo disfrutar de una tarde divertida. Los jóvenes metieron un plus de energía para responder al ultimátum de su entrenador.

Brillaron Brahim, Mariano, Valverde (dando argumentos los tres para quedarse la siguiente temporada) y Vinícius, que regresó tras su larga lesión. Ganó al Villarreal con menos apuros de los que muestra el marcador. Los amarillos sufrieron atrás pero resistieron y este resultado hace que sigan peleando por la permanencia.

Siendo el Día de la Madre y tras el golpe que sufrió en han hecho que las gradas del Bernabéu no se llenaran. Los ausentes se perdieron una versión mejorada de su equipo, a pesar de que quien más se jugaba era el contrario. Zidane sacó conclusiones del partido ante el Rayo y decidió cambiar. Vallejo en el centro, Valverde como interior diestro, y un tridente poco habitual: Lucas, Mariano y Brahim Díaz. El malagueño se ganó la titularidad y respondió al minuto, acosando a Cazorla para robar en la medular y servir a Mariano, que definió muy bien, demostrando el 9 que es.

Ese arranque sorprendió al equipo de Calleja. El problema del submarino está en la parte defensiva, no en la ofensiva. Por eso igualó pronto. A Cazorla y Casemiro les afectó la hora del partido, si bien el primero salió dormido en el arranque, el segundo devolvió el error dejándose rebañar un balón por parte de Álvaro que habilitó a Gerard Moreno.

La igualada ofreció una falsa sensación de igualdad. El Madrid abrió bien el campo, con Valverde y Lucas muy activos. Llegando bien y profundo, obligando a esforzarse a Andrés Fernández. Carvajal se encontró con el palo, y eso animó a los amarillos, que aún tienen que pelear la salvación. Tuvo su opción Samu en una contra, que aprovechó el espacio ante Varane y cruzó un tiro venenoso para obligar a Courtois a hacer una gran estirada.

El Villarreal no pudo aguantar hasta el descanso. Un gran córner abierto para Marcelo, que éste se la dejó bien a Vallejo para finalizar. Quintillá sufrió la empanada del descanso, Valverde leyó perfecto el pasillo interior para Carvajal, que sirvió al espacio donde aparecía Mariano, que como buen delantero que es, definió a la perfección, demostrando que se quiere quedar. El gol llegó a los cuatro minutos de empezar la segunda parte y dejó el partido casi sentenciado.

Pese a estar haciendo un buen partido, Zidane decidió quitar a Valverde, para dar minutos a Isco, que entró junto con Asensio, éste sustituyó a Lucas, dejando a Brahim Díaz en el costado izquierdo que buscó la profundidad y el remate. Una se la sacó Andrés. En otra se le fue junto al palo. Acabó siendo sustituido para la vuelta de Vinícius.

Con el brasileño en el campo y Bacca en el otro bando, el tramo final fue divertido. Hubo ocasiones de sobra para agrandar el marcador, con Gerard Moreno obligando a Courtois, y Vinícius recordando su versión anterior. En lo bueno, la llegada y el desborde, y en lo menos bueno, el remate. Hubo tiempo también para que el Villareal estuviera a punto de perder dos jugadores importantes para las últimas jornadas por dos acciones muy feas que pudieron costar la roja tanto a Álvaro como a Iborra. Allí serán necesarios ambos para poder conseguir la permanencia. Y a pesar del buen gol final de Costa que apretó el marcador, tendrá que mejorar para seguir en Primera.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: