Inicio Deportes Osasuna, plantilla cerrada

Osasuna, plantilla cerrada

0
El once titular de Osasuna posa ante su afición en la segunda jornada de la 19/20 ante el Eibar. Fuente: osasuna.es

Con la salida en forma de cesión de Otegui el equipo navarro cierra la plantilla con un equipo muy completo para evitar el descenso.

Osasuna tiene como objetivos prioritarios de la temporada 19/20 mantener las buenas sensaciones de la temporada pasada y lograr la permanencia en LaLiga Santander. Las claves para lograrlo son las siguientes:

Mantener el bloque

Para afrontar la nueva temporada, se antojaba primordial mantener un buen bloque de los jugadores que se hicieron con el ascenso y con el título de LaLiga 123 la temporada anterior. El equipo de Pamplona ha conseguido mantener la mayoría de sus piezas vitales y ha evitado que salieran jugadores importantes con pretendientes como: Roberto Torres o Rubén García. El caso de este último es si cabe más importante porque regresaba al Levante tras cesión y Osasuna se ha hecho con el jugador en propiedad. Algo similar a lo que ha ocurrido con Brandon y Robert Ibáñez, revulsivos que fueron importantes para el ascenso y que ya son futbolistas en propiedad del equipo navarro.

Rubén García y Roberto Torres celebran un gol ante su afición en la temporada 18/19. Fuente: osasuna.es

Los fichajes

La columna vertebral del equipo que obtuvo el ascenso en la 18/19 se mantiene casi intacta, pero para hacer un buen papel en primera división tenían que llegar refuerzos. El conjunto osasunista se ha reforzado en todas las líneas; las graves lesiones de Kike Barja y Unai García han hecho que llegaran más jugadores de los esperados en un inicio.

En defensa resaltan la experiencia de Roncaglia (Celta de Vigo) y Raúl Navas (Real Sociedad), y la velocidad de Pervis Estupiñán (Watford U23) en el lateral izquierdo. Procedente del Real Betis ha llegado Darko Brasanac para ofrecer físico y fondo de armario en el centro del campo.

Arriba dos delanteros de perfiles muy diferentes: el veterano Adrián (F.C. Oporto) y el joven Marc Cardona (F.C. Barcelona). La guinda del pastel lo pone el Chimy Ávila (San Lorenzo), “el comandante” que ya demostró su entrega y talento el año pasado en Huesca, promete muchas alegrías en El Sadar y ya dejó un gran gol en la primera jornada ante el C.D. Leganés.

@CAOsasuna

Las salidas

Para hacer hueco a nuevos jugadores había que materializar salidas y han llegado especialmente en la parcela ofensiva. La más significativa eso sí la de Carlos Clerc, lateral izquierdo titular la pasada campaña, que se fue libre al Levante U.D. en el mes de julio. Mencionables también las salidas de David Rodríguez (Racing), Miguel Olavide (sin equipo) y Xisco (sin equipo), que no tenían sitio en la plantilla. El último en salir, esta misma semana, ha sido el canterano Antonio Otegui al C.D.Numancia en calidad de cedido. Con esta última salida el conjunto navarro cierra la plantilla 19/20.

Jagoba Arrasate

Osasuna logró el ascenso a la primera división en 2019 de la mano del técnico vasco Jagoba Arrasate. El entrenador nacido en Berriatua tuvo unos números de record en su primera temporada al frente del equipo rojillo y ahora regresa a LaLiga donde ya estuvo como entrenador de La Real Sociedad en la temporada 14/15. Tratará de mejorar los resultados obtenidos en el conjunto de San Sebastián del que fue destituido en noviembre de 2014. Tras coger experiencia en el CD Numancia, puso rumbo a Pamplona donde logró unos muy buenos números (dos puntos por partido de media) y el regreso de Osasuna a la categoría más alta del fútbol español. El técnico afronta la temporada con la confianza de la plantilla, la directiva y la afición. Por ahora ha obtenido resultados positivos (cuatro puntos de seis posibles) en las dos primeras jornadas contra rivales directos.

Jagoba Arrasate en el banquillo del Sadar en la Jornada 2 de la temporada 19/20 ante el Eibar. Fuente: osasuna.es

El Sadar

Una de las claves más importantes de la temporada del ascenso en Osasuna fue El Sadar. El estadio osasunista volvió a ser esa olla a presión que llenaba de energía a los locales y presionaba a los visitantes. En la temporada 18/19 dejaron el récord histórico de victorias consecutivas como local en segunda división, alcanzando la llamativa cifra de 17 victorias en el feudo rojillo. La afición apretó como nunca en los partidos en casa y también en los partidos lejos de Pamplona, donde el desplazamiento de aficionados desde la capital navarra para ver los partidos fuera fue constante. En su regreso a primera ante la S.D. Eibar, El Sadar volvió a ser el mismo estadio enérgico de la temporada pasada y parece que esa será la tónica habitual durante todo el curso.

Parte de la afición de Osasuna en El Sadar en la Jornada 2 de la temporada 19/20 ante el Eibar. Fuente: osasuna.es

Osasuna afronta el duro reto de mantenerse en LaLiga Santander tras una temporada para el recuerdo. Las dos primeras jornadas han dejado una buena sensación en la afición osasunista y ahora ya con la plantilla cerrada (salvo sorpresa de última hora), tiene la mirada puesta en el campeón de Liga, el F.C. Barcelona, que tras su contundente victoria ante el Real Betis en el Camp Nou, visitará el Sadar el sábado 31 de agosto a las 17:00.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.