Inicio Deportes OPINIÓN| De ilusión a fracaso

OPINIÓN| De ilusión a fracaso

0

Una temporada que se presentaba como la más ilusionante de la última década terminó siendo una decepción, o mejor dicho, un fracaso.

La temporada pasada (17-18) fue muy importante para el Betis. El inicio de un proyecto que acabó la campaña con el equipo sexto, en puestos directos de Europa League. Varios canteranos del Betis Deportivo fueron decisivos para que el primer equipo volviese a la competición europea, además de maravillar con su juego durante muchos partidos. Todo eso hizo que la afición se ilusionase, con motivos, para la temporada que terminó hace unos días. Llegaron jugadores importantes a coste cero, además de otros fichajes de nombre, como William Carvalho, pilar fundamental para la selección campeona de Europa. Se apostó por Lo Celso, y la jugada ya sabemos cómo ha terminado, con equipos dispuestos a pagar una grandísima cantidad por el argentino, que puede ser la venta más cara del Betis.

LaLiga 18/19 no empezó nada bien. El Levante vencía al Betis en Heliópolis por 0-3 y una semana después no pasaba del empate ante el Alavés. Sin embargo, el equipo mejoró y empezó a obtener buenos resultados, incluida la victoria en “El Gran Derbi” del Villamarín. A partir de ese momento, el conjunto verdiblanco llevaba una trayectoria positiva. Empezó la fase de grupos de la Europa League y la superó con nota, además de la victoria en el Camp Nou, el mejor partido del Betis en todo el año.

La caída en Copa y Europa:

El mes de enero llegó y a partir de ese momento empezaría el declive en LaLiga. Era el turno de la Copa del Rey y tras superar dos eliminatorias (octavos y cuartos), el Betis veía que disputaba una semifinal 14 años después. Febrero sería uno de los meses más complicados. En la eliminatoria ante el Valencia en Copa, último paso antes de llegar a la final en el Benito Villamarín, el Betis se puso 2-0 en la ida, con el mejor ambiente vivido en su estadio desde hace mucho tiempo. Los “ché” empataron el encuentro en el descuento después de que el equipo bético no supiese defender un resultado tan favorable en una semifinal. Ese resultado marcó un punto de inflexión en la temporada, que terminaría en fracaso. Aunque el partido terminó con empate, la sensación en el beticismo era de clara derrota. Sin tiempo de reacción, una semana después tendría lugar la vuelta de los dieciseisavos de UEFA, donde el Betis debía defender un resultado que le favorecía. El Rennes pasó por encima y también se terminó la aventura europea a las primeras de cambio. En ese momento se veía al equipo hundido, sin fútbol, ni ganas, ni reacción. Pese a tener opciones hasta de entrar en Champions, el Betis no se levantaría y la temporada acabó “como el rosario de la Aurora”.

Culpables:

Hay varios culpables de esta decepcionante temporada. El principal, Quique Setién, que no supo levantar al equipo después de que éste se hundiese. Si hubiese continuado la próxima temporada, habría tenido muy poco margen, ya que la situación le sobrepasaría. Irá a un nuevo equipo y volverá hacerlo jugar, por momentos, de forma brillante, pero su asignatura será que ese conjunto reaccione cuando le cojan “la medida”. Serra Ferrer también es culpable de la situación, ya que la planificación ha sido muy deficiente. En verano dejó puestos sin estar totalmente cubiertos y en invierno no corrigió los errores del mercado estival. Es más, los fichajes fueron: Lainez (15 millones por un chico de 18 años que no ha tenido ningún protagonismo), Emerson (fichaje compartido con el Barça, que se le ha visto que no tiene nivel, de momento, para Primera División) y Jesé (llevaba meses sin jugar y aterrizaba en un equipo en el que debía llevar el peso del gol sin ser delantero centro). Los jugadores, por supuesto, también son protagonistas de la situación. El año pasado todo salió de cara, desde el ambiente hasta la “suerte” en los momentos importantes.

El Real Betis tiene mucho trabajo por delante y la próxima campaña será determinante para ver si el proyecto puede continuar o volverán los tiempos difíciles. Para empezar, debe firmar a un nuevo entrenador y parece que esta semana será clave para conocer la identidad del “míster”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.