Inicio Deportes Girona 1-0 Las Palmas: El punto fatídico marca la diferencia

Girona 1-0 Las Palmas: El punto fatídico marca la diferencia

0

El Girona FC se impuso frente a la UD Las Palmas por 1-0 en Montilivi, con un solitario tanto de Cristhian Stuani desde los once metros, pasada la hora de juego. El partido estuvo muy igualado y no tuvo demasiadas ocasiones de gol.

La primera aproximación del partido fue por parte del conjunto local. Marc Gual, incansable, logró robar el balón en campo rival. El delantero catalán se la cedió a Stuani, y el uruguayo lo probó con un disparo cruzado que Lemos desvió a córner (3′). En la siguiente acción, fue Gumbau quien lo probó de cabeza tras un buen centro de Aday a pierna cambiada, pero el remate salió desviado (4′).

Sin embargo, el equipo canario respondió. Tras una acción por banda izquierda del ataque visitante en la que Maffeo no estuvo muy acertado, De la Bella logró arrebatarle el cuero y poner un centro al que Viera, que entraba solo desde segunda línea, disparó raso, flojo y demasiado forzado (7′).

Los locales volvieron a llegar con peligro tras una pared entre Gual y Jozabed por banda izquierda. El talentoso mediocampista sevillano, supo conducir hasta línea de fondo y meter un pase raso en dirección al primer palo para Stuani, al que el delantero uruguayo llegó a tocar con la punta de la bota desde el área pequeña, pero el balón salió cerca del poste derecho de la portería (11′).

Las idas y venidas continuaron por parte de ambos conjuntos. De hecho, esta fue la tónica habitual de juego a lo largo del partido. En esta ocasión, turno para los visitantes, quienes lo probaron desde larga distancia mediante un potente disparo de Srnić. Juan Carlos pudo atajar el disparo, que salió un tanto centrado (14′).

Minutos más tarde, nuevamente lo volvían a intentar los de Pepe Mel, con una combinación con la que, después de tres o cuatro pases, se plantaron en la frontal del área local. Y justo desde allí, un poco escorado hacia la derecha, Srnić volvió a ser protagonista, enganchando una gran volea cruzada a la que Juan Carlos respondió con una espectacular estirada (23′).

La UD Las Palmas, que también intentaba hacer daño por las bandas, buscó la testa de su referncia ofensiva, Narváez, que remató por arriba un buen centro lateral de Lemos. Sin embargo, el balón salió por encima el travesaño de la portería de Juan Carlos.

A pocos minutos de llegar al descanso, Maffeo se hizo daño en una acción fortuita (en directo pareció que fue en la zona de la ingle) y el defensa catalán se vio obligado a abandonar el terreno de juego por dichas molestias. Mojica le relevó y cambió de banda con Aday, que pasó al costado derecho (43′).

Ambos equipos se marcharon al túnel de vestuarios con el resultado de 0-0. Entre otras cosas, este hecho evidenció la falta de fútbol que se le echó en falta al partido, así como lo poco que ambos conjuntos dispararon entre los tres palos.

La primera acción a destacar de la segunda mitad fue un buen lanzamiento de falta del recién incorporado Johan Mojica. El disparó que realizó con su zurda rozó el palo e impactó en el exterior de la red (47′).

Tanto Unzué como Pepe Mel creyeron oportuno mover ficha y así lo hicieron. Primero el entrenador visitante, que sacó a Viera para poner a Drolé en el 51′, mientras que el técnico rojiblanco optó por dar entrada en el 56′ a Samu Saiz en lugar del capitán, Àlex Granell. Precisamente el mediapunta madrileño, fue el revulsivo que necesitaba el Girona.

Los rojiblancos desaprovecharon una ocasión de gol clarísima pocos minutos después. Tras un centro de Aday, Alcalá peinó en el segundo palo y el balón le cayó a Marc Gual dentro del área pequeña. El de Badalona supo controlar con el pecho pero remató forzado y muy mal, aunque tampoco tenía mucho ángulo. El balón salió por línea de fondo (61′).

Para alivio de los locales, el gol no tardaría en llegar. Una combinación entre Marc Gual y Samu Saiz, ambos escorados hacia la izquierda dentro del área, provocó que tras un intento de pase de Samu, el balón tocara en la mano de Lemos. El árbitro lo tuvo claro, el VAR ratificó su decisión y Stuani fue el encargado de transformar la pena máxima, batiendo a Josep. Quinto gol de la temporada para el delantero rojiblanco, que se sitúa como máximo goleador de la categoría, empatado con varios futbolistas más (1-0, 64′).

De todos modos, los visitantes no se quedaron con los brazos cruzados y fueron en busca del gol del empate. Pedri, el jóven de 16 años, fue el jugador que lideró la reacción de su equipo, rematando de cabeza un centro lateral de Alberto De la Bella. El balón se fue alto, por encima del travesaño (68′).

El colegiado señaló un libre indirecto dentro del área por juego peligroso, después de que Lemos -que también fue amonestado- le enseñara los tacos a Stuani. La tocó Samu Saiz, la rebentó Alcalá, pero el disparo impactó en la barrera (72′).

Los locales no tenían intención de cerrarse en campo propio y querían más. Marc Gual envió al fondo de la red el balón tras batir bien por abajo a Josep con una gran definición, pero se levantó el banderín y la acción, que había sido iniciada por Mojica, con colaboración de Stuani y Samu Saiz, que había dado la asistencia, fue invalidada por fuera de juego (78′).

Entrábamos en los últimos diez minutos de partido y el encuentro estaba totalmente abierto. Un centro-chut de Lemos obligó a Juan Carlos a meter una mano providencial para mandar el balón a córner (82′).

Minutos después, Samu Saiz volvió a lucirse con una excelente acción por banda izquierda en la que se fue hasta de dos rivales con una gran habilidad, en parte por la calidad que atesora. A continuación, puso un preciso centro al segundo palo al que Stuani remató de cabeza a bocajarro, pero el meta visitante repelió el esférico (87′).

El partido enloqueció en el tramo final. El Girona volvió a tener una ocasión muy clara para sentenciar. Después de una buena jugada de Marc Gual, el delantero, ya dentro del área, optó por rematar un tanto escorado en vez de ceder de cara a Diamanka o a Stuani, que tenían mejor posición de remate. El portero del conjunto visitante, Josep, realizó una gran intervención (89′).

Por parte visitante, la respuesta fue inmediata. El encargado, Drolé, que había entrado de revulsivo en la segunda mitad. El delantero marfileño, con capacidad para adaptarse en banda, realizó un meritorio disparo cruzado a pierna cambiada al que Juan Carlos tuvo que intervenir nuevamente de forma salvadora (90′). Destacada actuación la del portero rojiblanco. Junto a Samu Saiz, los mejores de su equipo.

Finalmente, la UD Las Palmas no consiguió lograr el gol del empate y el encuentro terminó con un resultado final de 1-0. Aunque fue un partido muy ajustado e igualado, la pena máxima decantó la balanza.

Los de Unzué vuelven a sonreír después de dos derrotas seguidas fuera de casa ofreciendo una imagen muy pobre, y aunque las sensaciones a nivel de juego no dan demasiados motivos para el optimismo, suman su tercera victoria consecutiva en casa, donde están imbatidos en lo que llevamos de liga. El club de Montilivi se sitúa en la mitad de la tabla con 10 puntos.

Por su parte, los de Pepe Mel, que venían de lograr su primera victoria de la temporada frente al Sporting por 1-0, vuelven a la senda de la derrota y se quedan con un total de 5 puntos, en la parte baja de la clasificación.

Ficha técnica:

Girona: Juan Carlos; Maffeo (Mojica, 43′), Alcalá, Ramalho, Aday; Granell (Samu Saiz, 56′), Gumbau; Gallar, Jozabed (Diamanka, 75′), Gual; Stuani.

Las Palmas: Josep; Álvaro Lemos, Mauricio Lemos, Mantovani, De la Bella; Ruiz de Galarreta, Fabio González; Srnić (Juan Fernández, 70′), Viera (Drolé, 51′), Pedri (Pekhart, 75′); Narváez.

Foto: Girona FC

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.