Inicio Deportes Túnez 1-2 Inglaterra: Kane al rescate

Túnez 1-2 Inglaterra: Kane al rescate

0

Inglaterra derrotó a Túnez en un duelo áspero que tenía aparentemente controlado pero se le complicó más de la cuenta. Kane fue el salvador del equipo inglés.

El Grupo G de Rusia 2018 había sido inaugurado por el Bélgica 3-0 Panamá. Por tanto, Inglaterra estaba obligada a ganar para mantener el pulso a la otra favorita. Gareth Southgate venía con un equipo renovado, las ideas claras y millones de ingleses alentando a su combinado nacional. Túnez llegaba con la baja de su gran estrella, Msakni. La mayoría de los jugadores convocados se reparten entre las ligas más destacadas de África y el fútbol francés. Además, cabe destacar que ‘Los águilas de Cartago‘ no pisaban una cita mundialista desde 2006, cuando coincidieron en el grupo con España.

Inglaterra salió decidida hacia el ataque y abrió el partido con una doble oportunidad. Los primeros diez minutos fueron un asedio a la portería defendida por Hassen, quien realizó algunas paradas de mérito. El gol no se hizo esperar. En el minuto 11, Young sacó un saque de esquina que cabeceó Stones, paró Hassen, y el rechace fue aprovechado por Harry Kane para hacer el 1-0.

Poco después, Hassen tuvo que ser sustituido por Ben Mustapha debido a una lesión en el hombro izquierdo. Todo eran buenas noticias para ‘Los Three Lions‘. Sin embargo, bajaron un poco la intensidad, lo que dio lugar a mayor comodidad tunecina y menos actividad de peligro en la parcela ofensiva inglesa.

Túnez empezó a prodigarse en ataque, principalmente gracias al inteligente toque de Sassi y las incursiones de Sliti. Inglaterra no sufría, aunque sí cedía cierta libertad al rival. En un centro lateral sin peligro, Walker golpeó de manera estúpida a Ben Youssef. El codazo fue castigado con la pena máxima. Desde los once metros, Sassi batió a Pickford, que llegó a tocar la pelota con la yema de los dedos.

El partido se marchó al descanso con el 1-1. Túnez estaba satisfecha con lo mostrado en el campo, mientras que Inglaterra seguía arrastrando ese aura fatalista que tanto le caracteriza.

En la segunda parte, Túnez apostó por un esquema muy defensivo que forzaba a los británicos a subir líneas y atacar con todo. A pesar del dominio de la posesión, no surtían ataques punzantes que amenazaran con romper la igualdad. Southgate dio paso a Rashford, pero la tónica siguió igual, centros laterales y balones directos sin demasiado sentido. Maaloul, el técnico de la Selección de Túnez, parecía confiado en su plan y se dedicó a rotar a los hombres más fatigados.

Inglaterra, totalmente desdibujada, no encontraba las herramientas para penetrar en el área de los africanos. Todo apuntaba a un empate gris, hasta que en el minuto 91, se produjo una jugada casi idéntica a la del primer gol. Córner botado por Trippier, prolongación de Maguire y cabezazo de Kane en el segundo palo que servía para marcar el 1-2. El delantero del Tottenham hizo gala de su desarrollado instinto goleador para salvar a su equipo. La jugada estuvo muy mal defendida por los tunecinos, ese despiste les condenó. Tras el gol no quedaba prácticamente tiempo para que sucediera algo sustancial. Inglaterra ‘mató’ el tiempo y consiguió llevarse la victoria en el debut mundialista. A Túnez se le pone el horizonte muy oscuro, ya que tendrá que hacer una hazaña de gran cálibre para pasar a la siguiente ronda.

¿Quién sabe? Tal vez esto sea el inicio de los rayos de sol en una nueva etapa dorada para Inglaterra. Lo necesitan. “God save the queen”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.