Inicio Liga SmartBank CD Numancia Numancia 1-1 Real Zaragoza: Zaragoza dictará sentencia

Numancia 1-1 Real Zaragoza: Zaragoza dictará sentencia

Castellanos y aragoneses empatan en la ida de las semifinales por el ascenso en un inicio de partido de locura

0
Autpr: CD Numancia

El Real Zaragoza parte con una mínima ventaja sobre el CD Numancia tras finalizar 1-1 la primera de las batallas por el ascenso a Primera División.

Nadie dijo que un ascenso sería coser y cantar. Numancia y Real Zaragoza habrían las semifinales de los playoffs de Segunda División, y el choque no defraudó. Sin tiempo para que los espectadores despistados tomaran asiento, Zapater –por parte de los maños- y Guillermo –por el lado local- pusieron el, a la par, definitivo 1-1 en lo alto del electrónico de Los Pajaritos. Los playoffs, como cada temporada, están que arden; el mundo del fútbol será testigo que antes del Mundial todavía hay chispas en España.

Un lleno total en el feudo rojillo era la sintonía inicial. Los locales, aún sin creer cómo había resultado la carambola que hacía que ahora no estuvieran de vacaciones, salían de inicio con ligeros cambios respecto al último choque frente a la Cultural Leonesa. Los maños, con un Pombo acompañando al siempre fiel de cara a porterías Borja Iglesias, asumían el choque como una oportunidad de volver a su hogar con un buen resultado de cara al sábado. La carne estaba puesta en el asador, y el colegiado autorizó a que el balón echara a rodar.

Todos los datos de Los Pajaritos

Salieron los numantinos mandando en el campo, al igual que días atrás frente a los leoneses. No obstante, el único error, el único despiste de la defensa soriana provocó que el primero subiera al marcador antes incluso de que el reloj marcara los 5 primeros. Una falta al borde de la medialuna fue ejecutada por Alberto Zapater. Aitor poco pudo hacer ante el cuero que mandó el punta zaragocista a la escuadra. Golazo digno de la eliminatoria y locura en la zona maña del estadio.

Aunque bien se ha visto durante la temporada que eso de “jarro de agua fría” no viene en el diccionario de Soria pues, un minuto después del gol visitante, las tablas se volvieron a dibujar en el marcador. Una buena jugada de equipo acabó con un tiro de Medina repelido por el poste. Pero Guillermo Fernández, hábil y atento, mandó el rechace al fondo de las redes ante la mirada infecunda de Cristian Álvarez y Grippo. 1-1 y locura en Los Pajaritos.

Desde ese momento, guerra de posesiones en el centro del campo. Las ganas de llevarse el partido eran frenadas por los intentos de no ceder ningún error, como en los goles de ambos conjuntos. Aún en esa intensa primera enmienda, Papunashvii fue frenado de forma ilegal en el área. Tarjeta por fingir penalti decretó el colegiado, tal vez hubiera sido una buena ocasión para probar el VAR de cara a la temporada que viene, pues ese “piscinazo” era todo menos un gesto de engaño al trío arbitral. Con una posesión bien repartida se llegó al momento de descanso.

El segundo acto comenzó de una forma más pausada que su homónimo anterior. Y es que difícil hubiera sido imitar la intensidad de los primeros 45 minutos. En esa pelea por apoderarse del esférico, el Real Zaragoza parecía tener más ganas de jugar en Primera. La más clara de la segunda parte la tuvo el mismo conjunto maño en las botas de Pombo y Borja Iglesias. Aitor Fernández se ganó el extra para las vacaciones al detener el tiro del punta cedido por el Celta de Vigo y, sin tiempo a reaccionar, hacer la misma intervención al socio del catalán.

Y, como si de un partido de tenis se tratara, tiempo después de esa doble parada de Aitor, el Numancia pudo adelantarse en la eliminatoria. Un tiro de Medina, ajustado al palo izquierdo, se fue por línea de fondo cuando la grada cantaba ya el gol. Injusticias del fútbol tal vez, por unos o por otros, Aitor Fernández tuvo otras tres ocasiones para salvar al club soriano y erigirse como uno de los héroes del encuentro.

Con esa discordia en las áreas rivales se llegó al final del encuentro. Mínima ventaja para el cuadro aragonés y una nueva final para el Numancia; esta vez en unas tierras nada fáciles para ellos. De las 11 visitas que ha efectuado el combinado rojillo tan solo en una ocasión acabó llevándose los tres puntos. Zaragoza dictará sentencia. La Romareda será testigo de qué equipo tiene más ganas de vestir el parche de Primera División en su elástica la campaña que viene.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.