Inicio Liga Santander Real Madrid ¿Por qué Luka Modric puede acabar en el Inter de Milán?

¿Por qué Luka Modric puede acabar en el Inter de Milán?

Florentino Pérez se reunirá la próxima semana con el croata para decidir su futuro.

0
Luka Modric en la final del Mundial. Fuente: Federación de Fútbol Croata

No importa el año o las circunstancias, si un jugador destaca en un Mundial será pretendido por el Real Madrid, y muy probablemente acabará fichando por el club de Concha Espina. Bien, las cosas parecen haber cambiado.

Pocas semanas después de que Luka Modric fuese nombrado Balón de Oro de la Copa del Mundo 2018, comenzaron a surgir rumores sobre un posible cambio de aires. Su nuevo destino, el Inter de Milán.

A simple vista resulta algo inconcebible. Absolutamente nadie imaginaba al croata saliendo de la entidad blanca, y menos el mismo verano que Cristiano Ronaldo. Pero lo cierto es que hay factores que hacen encajar las piezas del puzzle, y todo parece indicar que será Florentino Pérez quien decida si Luka continúa vistiendo de blanco o comienza una nueva aventura en tierras italianas.

Modric y Cristiano Ronaldo durante el Mundial de Clubes. Fuente: realmadrid.com

Empecemos por el jugador. Según Gianluca Di Marzio, reconocido periodista italiano que ha filtrado numerosos fichajes, Modric decidió que necesitaba nuevos retos tras levantar su tercera Champions consecutiva con el Real Madrid. Poco después de esto, Zinedine Zidane, con quien mantiene una cercana relación, anuncia que deja el banquillo blanco por un motivo similar.

Con Luka todavía disputando el Mundial, la Juventus hace oficial el fichaje de Cristiano Ronaldo. En apenas un mes, el croata perdió al entrenador con el que ha conseguido gran parte de sus éxitos y a uno de sus mejores socios dentro del campo.

Vlado Lemic, clave en la operación

Llegamos entonces a la parte del Inter. Tras una etapa de decadencia y otra de reconstrucción, su vuelta a la Champions League les ha permitido armar un proyecto con el que optan absolutamente a todo. Uno de los muchos fichajes que han hecho este verano ha sido Sime Vrsaljko, compañero de Luka en la selección. Pero el lazo que une a ambos jugadores va mucho más allá, ya que ambos comparten agente, Vlado Lemic.

Lemic ha estado en Milán durante las últimas semanas con el fin de cerrar la llegada de Vrsaljko al Inter. Algunos medios italianos aseguran que, debido al éxito del traspaso, la relación entre el club y el agente es más que buena, hecho que puede agilizar unas posibles negociaciones con su cliente estrella.

Eso sí, nada de lo anterior vale sin la aprobación del hombre que todo lo maneja, Florentino Pérez. El Real Madrid no necesita dinero. Han ingresado cantidades incontables en los últimos años por la consecución de tres Champions League consecutivas. Además, el factor clave, acaba de abandonar el club el hombre referencia en el Santiago Bernabéu de la última década, Cristiano Ronaldo.

Modric sigue de vacaciones hasta el próximo domingo, a partir de entonces, comenzará una semana clave para el desenlace del culebrón. Florentino Pérez se reunirá con él, aparentemente solos, sin agentes, representantes ni intermediarios. La relación entre ambos es muy buena, algo que se puede observar en la rapidez con la que se cerraron las anteriores renovaciones del croata. Modric le expondrá su situación, y el presidente tratará de convencerlo para que se quede.

La única alternativa de Florentino

Cabe la posibilidad de que Luka se aferre a su deseo de comenzar un nuevo reto e ignore aumentos de ficha, posibles promesas y demás herramientas de convicción. Teniendo en cuenta que el croata está a punto de cumplir 33 años y que, muy probablemente, ya se haya visto su mejor nivel, me pregunto, ¿será capaz Florentino Pérez de dejar escapar a dos de los mejores jugadores del planeta el mismo año?

Borrón y cuenta nueva. Es la única teoría que me hace creer en el traspaso. Comenzar una nueva era completamente de cero. Sin los dos jugadores más determinantes y el técnico que llevó a lo más alto al equipo blanco. Visto así no es tan disparatado. Si venden a Modric, tendrían dos semanas para construir un equipo en torno a tres o cuatro fichajes estrella que llegarían bajo el criterio de la nueva piedra angular del proyecto, Julen Lopetegui.

Es difícil creer en ello, pero existe una posibilidad. Pequeña, sí, pero existe.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.