Deportes Fútbol Masculino Liga Santander Real Madrid

El inicio del «nuevo» Real Madrid

El Real Madrid, vistas las tres primeras jornadas de liga, donde únicamente ha podido lograr 5 puntos de 9 posibles, parándonos a analizar con respecto a la temporada anterior, sale perdiendo. El club blanco ha arrancado LaLiga con peores resultados que en la 2018/19.

Hasta el momento, se ha podido ver un Real Madrid fiable en la primera jornada liguera ante el Celta de Vigo, donde apabullaron a sus adversarios con un juego resolutivo en ataque y con pegada en el centro del campo; eso sin mencionar la actuación de Thibaut Courtois. Sobresaliente. No eran más que fantasmas. En las siguientes dos jornadas ante Real Valladolid y Villarreal, pese a mostrar ganas y pegada, la defensa no existe. De existir, no permitiría llegadas tan numerosas a la par que peligrosas.

Visto el juego del equipo hasta el momento, donde lo mejor lo han dejado los nombres de James Rodríguez y Gareth Bale (dos condenados por Zidane pero salvados por la campana del mercado de fichajes y la lesión de Marco Asensio, entre otras), desde TimeJust queremos hacer una comparativa entre el Real Madrid del pasado curso y el hipotético «nuevo» Real Madrid de esta temporada. Sorprendéntemente, conocedores todos de la horrible campaña que se marcó el conjunto merengue el año pasado, los resultados al término de las tres primeras jornadas ligueras, hacen que el equipo de este año salga perdiendo. Esperemos que no se repita un año similar.

La «nueva» plantilla se cuenta en bajas

Karim Benzema durante una sesión de entrenamieno / Fuente: Web oficial del Real Madrid

Este Real Madrid ha iniciado el curso con el pie izquierdo. Es lógico. De la tan esperada revolución que se preparaba en la plantilla, lo que más se ha echado en falta es que los nuevos jugadores como Eden Hazard (lesionado pero podría debutar este fin de semana ante el Levante en el Bernabéu), Luka Jovic (lesionado por segunda vez), Mendy, Rodrygo (con ficha en el Real Madrid Castilla) o Takefusa Kubo (cedido al Mallorca), se dejen ver más por el campo. Son los mismos. A excepción de Keylor Navas, que se ha tenido que marchar al PSG, dado que Zinedine Zidane no contaba con él como guardameta titular.

 

Juegan los mismos que el curso pasado; no ha habido una gran diferencia en comparación con la plantilla que tiró cada competición en la que participaban. Cierto es que, cuando tienes un mal año, pocos jugadores suelen salvarse o jugar bien, pero claro, la baja de un jugador como Cristiano Ronaldo hay que suplirla con más de un nombre importante. Eden Hazard está llamado a ocupar un cargo destacado en la plantilla; será el belga el jugador que más peligro genere en la zona ofensiva, llegando a servir de un auténtico alivio a sus compañeros. La temporada pasada, por ejemplo, ese futbolista que marcara diferencias en el juego, no se encontraba por mucho que uno alargase el catalejo. Quizás por ello, el curso pasado suspendió gran parte de la plantilla madridista. Notable alto sin embargo para un jugador que, una temporada más, sigue sin bajar el nivel: Karim Benzema.

Pleno al 9 vs 9 – 4

Eden Hazard durante una sesión de entrenamiento / Fuente: Web oficial del Real Madrid

La campaña pasada, el Real Madrid no conoció la derrota al finalizar sus tres primeros partidos de liga: Tumbó al Getafe, ganó al Girona y batió al Leganés. Un arranque el de los blancos completamente demoledor, pero ya sabemos lo que vino después. El bajón de la plantilla no llegó a entenderse. Julen Lopetegui prometía bastante; dejó la selección española de fútbol para hacerse cargo del Real Madrid. Su temporada acabó en naufragio. Todo hacía aguas en el Santiago Bernabéu; como si el templo madridista ya no fuera aquel fortín que intimidaba a los que intentaban abordarlo. Lopetegui terminó marchándose. Ahora dirige al Sevilla, que ocupa la tercera plaza con 7 puntos. Más tarde llegó Solari. Nada. Más de lo mismo. Ni rastro del Real Madrid de las tres Champions League consecutivas.

 

Ahora, con Zinedine Zidane de nuevo al frente, el Real Madrid ha iniciado la temporada algo peor que la primera, con sólo un partido ganado (Celta de Vigo) y dos empatados (Real Valladolid y Villarreal). Si uno se pone a comparar, el equipo se encuentra con 4 puntos menos con respecto a la temporada pasada. Las comparaciones siempre son odiosas. No obstante, si la situación es tal, quién sabe si a lo largo del campeonato también se invierte con respecto al pasado y el Real Madrid termina contando sus partidos por victorias. Indudablemente, Eden Hazard tendrá mucho que decir con el paso de las jornadas. El Real Madrid debe seguir creciendo y con las mismas ganas de ganar que ha tenido siempre.

Cambio de papeles: nuevas cartas que aportar

Marcelo durante una sesión de entrenamiento / Fuente: Web oficial del Real Madrid

Las cartas de las que dispone el técnico francés son múltiples y variadas. Muchos jugadores se están viendo involucrados en algún que otro cambio por decision del entrenador con respecto a la temporada anterior. El caso más significativo es el de Vinicius Jr. El brasileño, fue el curso pasado la sensación de la plantilla blanca, hasta el punto que muchos empezaron a depender de él. Desde luego, era uno de los jugadores que más nivel mostraba. Ahora, ha perdido esa chispa. La culpa no suya, sino de Zidane. El técnico ahora le mantiene más avispado a la hora de colaborar en defensa. Este esfuerzo añadido hace que el jugador pierda efectividad arriba, puesto que tiene que andar más pendiente de cumplir unas funciones que no son, ni mucho menos, las suyas.

Lo que sí que no ha cambiado es el lateral izquierdo. Está claro que después de todo lo que ha demostrado Marcelo en la casa blanca, no puede llegar nadie a sentarle de buenas a primeras. No hay tantos Mourinhos en el mundo. Pero Sergio Reguilón, quien ahora se encuentra en el Sevilla, se merecía el puesto con creces. Menos mal que se ha ido como cedido; si llega a venderse…

El análisis final es sencillo: El año pasado no es tan distinto al presente. Hay caras nuevas pero tampoco se han marchado muchas conocidas que no se encuentran al mayor de sus niveles. Los resultados no dejan de ser negativos, aunque hasta ahora el Real Madrid no conoce la derrota, y los jugadores deben intentar colaborar en zonas del campo que no son las suyas habituales. El porvenir de la temporada dirá, de momento, esto es lo que puede extraerse.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: