Inicio Deportes Opinión | Iván Rakitic no es un turista más

Opinión | Iván Rakitic no es un turista más

0
Fuente: FCBarcelona

El jugador croata apenas ha gozado de oportunidades en lo que va de temporada

El fútbol es como la vida, imprevisible. No hay nada seguro, un día te acuestas estando en lo más alto y al día siguiente te toca remar con la marea en tu contra. Quizás esto es lo que le ha pasado a Iván.

Si ves en un jugador unas cifras de más de 50 partidos disputados en una temporada, lo primero que piensas es que  es uno de los jugadores que lleva el mando. Un imprescindible. Pues el croata lo era. El ojito derecho de su entrenador, la calma dentro de la tempestad, el que ponía la pausa cuando el partido se volvía loco.

Pero ya lo hemos dicho, el fútbol es imprevisible. Y quizás, también, es como el amor ¿no? Porque ha quedado demostrado que no nos gusta el tipo trabajador que lo da todo por ti, sino que si nos hacen sufrir, nos gusta más, y si nos deja tirados, en mitad de un nuevo proyecto, mejor. Como Neymar.

El fútbol tiene Alzheimer, y Can Barça una gran mayoría lo padece. ¿Se merece Iván Rakitic ser moneda de cambio? ¿Se merece ser apartado? En mi opinión ¡No!

¿Ya nadie se acuerda de aquel gol de Berlín que acabó valiendo una Champions? ¿Y del gol en el Bernabéu que gritamos todos como locos la temporada pasada? Parece que no. Que duro debe ser para un futbolista que te olviden tan pronto, y más, cuando has dado tanto.

Fuente: FCBarcelona

Porque los goles y los partidos disputados no lo son todo. También hay que pensar en que apostó por un proyecto que en ese momento navegaba a la deriva, dejando atrás un brazalete de capitán en el Sevilla.

“Yo necesito jugar y no solo disfrutar de paseos por la ciudad y la playa”, señalaba Iván Rakitic desde la convocatoria de la Selección Croata. Pasear y disfrutar de la playa no es el papel del centrocampista porque no es un turista más en la Ciudad Condal.

Iván Rakitic es un profesional. Una persona que no ha perdido la compostura y sigue sabiendo estar y, además, trabajando como el que más. El tiempo pone a cada uno en su lugar, y no sé si el lugar del croata será Barcelona, París, Turín o Milán. Lo que todo el mundo sabe es que volverá a disfrutar sobre el campo y en ese momento más de uno se dará cuenta de que algo hizo mal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.