Inicio Deportes Mente fría

Mente fría

0

El 3-0 frente al Liverpool supondrá una bomba de oxígeno para el Barça en Anfield, siempre y cuando se tenga el recuerdo de La Roma en la cabeza.

El conjunto de Ernesto valverde sabe que hay bastantes cosas por mejorar si quieren hacer un buen papel el próximo martes. El abultado resultado eclipsa a un Liverpool que hizo sufrir al Barcelona por momentos, uno de los pocos equipos que le han conseguido hacer competir esta temporada.

Es raro ver al Barça con la posesión por debajo del 60%, pero lo es más aún cuando el rival se la arrebata. Es cierto que el dato no es tan alarmante (48-52), pero se hace raro que el club catalán no domine en el trato del balón, ya que han sido muy pocos los equipos que le han conseguido arrebatar la posesión esta temporada. El partido ratificó que el Barça no se siente cómo sin el control del esférico y Valverde tendrá que mover ficha para evitar un partido al más puro estilo Premier en la vuelta.

La ventaja de 3-0 es un colchón bastante cómodo como para que no asalten los nervios en la vuelta. No obstante, Valverde deberá recalcar en rojo y con luces de neón el desastre que se produjo la temporada pasada en Roma. La motivación y el saber estar serán fundamentales en la vuelta. Los de Jürgen Klopp prácticamente comenzará con 1-0 después de que suene el “You´ll never walk alone” en Anfield y el Barça tendrá que demostrar ¡, que al igual que el Liverpool el en Camp Nou, es un equipo que tampoco se achanta al jugar en un templo del fútbol.

Primordial recuperar la posesión

El primer gol probablemente lo marque el público. El segundo, lo conseguirá el Liverpool si el Barcelona deja que se juegue un partido con espacios, físico, y de ida y vuelta. A pesar de que el Barça ha demostrado que también es un equipo que sabe jugar en vertical, el Liverpool se siente mucho más cómodo sobre ese papel. Mané y Salah demostraron el Barcelona que no se les puede permitir recibir con espacios y Valverde debe buscar una solución cuanto antes para frenar el ritmo del partido. Asi que probablemente veamos sobre el campo a Arthur Melo desde el inicio para tratar de hacerse con el protagonismo.

El fantasma de La Roma es un recuerdo que hay que tener presente pero ello no debe permitir afrontar el encuentro con miedo. Mantener el temple y ser pacientes será fundamental para tratar de marcar un gol que baje los ánimos de remontada al equipo inglés, y sobretodo, para apaciguar un estadio que no parará de alentar a su equipo.  Es Anfield, es el Liverpool, pero es el Barça.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.