Inicio Liga Santander Atlético de Madrid Diego Costa está de vuelta… y se nota

Diego Costa está de vuelta… y se nota

0
Fuente: Twitter del Atlético de Madrid

El Atlético remontó ayer al Éibar en un partido en el que el retorno de Diego Costa después de cinco meses fue clave

Habían pasado casi cinco meses desde su última aparición en partido oficial. Una desproporcionada sanción y las siempre molestas lesiones habían impedido al internacional español entrar en los planes del Cholo. Sin embargo, y pese a los rumores que le podían situar fuera este verano, Simeone quiso dejar claro desde el primer minuto que contaba con Diego. Costa trabajó en silencio, completando la pretemporada en San Rafael en una forma óptima, y dejó destellos de su entendimiento con la nueva estrella en la histórica paliza al Real Madrid. Lamentablemente, las lesiones volvieron, y Costa volvió a caer. De esta forma, su retorno se retrasó una jornada más.

Finalmente, este domingo, y con la baja de Álvaro Morata también por lesión, Costa volvió a ponerse la rojiblanca en un partido oficial. Partió de inicio en punta, escoltado por Joao Félix y acompañado en las bandas por Saúl y Lemar.

El partido empezó de la peor forma posible para sus intereses: el Éibar, con apenas dos llegadas, se había puesto 0-2. El conjunto vasco podía encerrarse atrás y si los delanteros no estaban inspirados, sería difícil meter tres goles.

La primera aparición del de Lagarto fue en el minuto 13. Koke cambió de banda, Lodi hizo un control excelso a bote pronto y se la dejó franca para empujarla, pero el bote le jugó una mala pasada y no pudo convertir. Sin embargo, unos diez minutos después, le dio a Joao Felix una gran asistencia que puso el 1-2. Para ello, había tenido que medirse en carrera a Sergio Álvarez (al que dejó en el suelo) y engañar a Dmitrovic.

El planteamiento de Simeone cambió en la segunda mitad. Los continuos despistes de los centrales a la hora de sacar el balón hicieron que el Cholo diera prioridad a los balones en largo hacia Costa. Y fue ahí donde dominó. Ganó una cantidad incontable de balones de cabeza: de cara, de espaldas, bajándola, abriendo espacios tras él… estuvo intratable. Además, marcó dos goles que no subieron al marcador. El primero, precedido de un error grave del linier, que levantó la bandera antes de terminar la jugada. El segundo, tras un taconazo de ensueño de Vitolo donde Diego estaba adelantado por algo menos de un metro.

Simeone dio entrada a Vitolo, Riquelme y Thomas, pero ninguno de ellos sustituyó a Diego. Finalmente, con el equipo volcado arriba, una gran jugada de Thomas, en la que le acompañó la fortuna, terminó poniendo el 3-2, concluyendo la remontada, y poniendo patas arriba el Metropolitano.

Volvió Costa. Volvió la Bestia. El Atlético se va al parón como líder en solitario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.