Connect with us

Athletic Bilbao

Atlético de Madrid 3-2 Athletic: Godín lidera una remontada épica

Published

on

El Atleti se llevó los tres puntos en una remontada épica liderada por un lesionado Diego Godín. Williams marcó en dos ocasiones para los visitantes.

El conjunto madrileño, que venía bajo mínimos del encuentro ante el Borussia (donde cayeron Lucas y Giménez), consiguió recuperar a Godín y a Costa. Simeone, como hizo ante el conjunto alemán el miércoles, intentó suplir la sensible baja de Koke en el medio colocando a Rodrigo y a Thomas formando un doble pivote que, aunque pierde creatividad, gana solidez en el centro del campo.

Los primeros minutos fueron de los locales, que embotellaron al Athletic en su campo, más allá de un par de arrancadas de Williams que acabaron en Oblak sin complicaciones. El Atleti controlaba, Saúl mandaba por la izquierda y Correa se movía entre líneas, mientras Griezmann subía y bajaba, tanto para crear como para intentar dar el último pase. El primer aviso local llegó con un centro medido desde la frontal del propio 7, que Filipe remató en el segundo palo pero Herrerín interceptó antes de que Costa pudiera hacerse con el balón.

Pasada ya la media hora de juego, y con el conjunto local controlando completamente el partido, el Athletic Club logró superar la presión del centro del campo colchonero. Susaeta, que le ganó la espalda a Filipe, puso un pase al centro del área que San José remató a la escuadra. Oblak consiguió sacar el balón de la escuadra, pero el rebote le queda franco a Williams para que la empujara al fondo de la red.

Fuente: Twitter del Athletic Club

El marcador no volvió a moverse antes del descanso. El Atleti volvió a controlar, pero no consiguió encontrar huecos claros a pesar de que contó con un par de centros laterales que no consiguieron rematar. El equipo del Cholo está teniendo problemas últimamente para aprovechar sus momentos de control: domina, embotella a los rivales, pero rara veces consigue transformar el dominio en ocasiones claras o en goles.

En el descanso Simeone mandó a Costa al banquillo (que, al volver de lesión se encontraba lejos de estar al cien por cien) y dio entrada a Vitolo. El propio Victor Machín fue el más activo durante los primeros minutos de la segunda mitad, intentando aprovechar sus arrancadas por banda. La defensa vasca, sin embargo, estuvo lejos de ponérselo fácil. Balenziaga se mostró especialmente sólido a la hora de cubrir su lateral de las internadas del extremo canario.

Cumplida la hora de juego, la mejora de los locales dio sus frutos. Thomas, liberado en tres cuartos gracias a la presencia de Rodrigo en la contención, se hizo con el balón. La defensa del Athletic reculó demasiado, dejándole tiempo para pensar. Con espacio suficiente para armar el disparo, Thomas no se lo pensó y, desde la frontal del área, llevó el empate al marcador. No es el primer gol que Thomas marca des de esa posición, ni será el último.

Fuente: Twitter del Atlético de Madrid

No había tenido tiempo el Metropolitano de digerir el empate cuando todo volvió al principio. Una pérdida de balón de Kalinic (que pareció falta clara) con el equipo volcado al ataque provocó la situación ideal para Williams: un balón adelantado y espacio para correr. El delantero hizo gala de su velocidad ante un Godín que intentó pararle como pudo, pero que no lo consiguió. El 9 del Athletic se plantó sólo ante Oblak, que no pudo hacer nada.

El ambiente se caldeaba en el Metropolitano, no sólo por una derrota que se antojaba injusta, sino por un arbitraje de Sánchez Martínez que se mostró demasiado permisivo ante las faltas y las pérdidas de tiempo constantes del conjunto visitante.

Cuando apenas faltaba un cuarto de hora, la situación empeoró aún más para los atléticos: Godín recaía de su lesión, y Simeone ya había hecho los tres cambios (Vitolo, Gelson y Kalinic habían entrado en el campo por Diego Costa, Correa y Montero). El capitán se colocó de delantero centro durante los últimos minutos para no entorpecer el juego del equipo, y Saúl formó junto a Thomas una pareja de centrales bastante peculiar. Pese a tenerlo todo en contra, el Atleti tiró de coraje y corazón, y a la salida de un corner puesto por un Thomas con cada vez más protagonismo, Rodri cabeceó al segundo palo para empatar de nuevo el partido.

En los últimos minutos el Athletic se defendió como pudo. Berizzo hizo todos sus cambios, que había estado aguantando ya que el equipo respondía bien. Raúl García entró en el campo, llevándose una tremenda ovación por parte de la afición colchonera pese a estar frente a un resultado adverso. Muniaín se mostró incansable, y luchó cada balón hasta prácticamente el minuto noventa.

Y ahí llegó. Recién recuperado de una lesión, jugando más de veinte minutos roto, Godín tuvo su momento. Tras un centro de Thomas, que rebotó en Kalinic, remató al fondo de la red un balón que el colegiado anuló por fuera de juego. Gracias al VAR, que afortunadamente puede entrar de oficio, el gol subió al marcador al demostrarse que le central charrúa partía en posición legal.

Así, con un Godín cojeando con el puño en alto, con la lluvia cayendo sobre el Metropolitano, y con sesenta mil personas cantando el himno a capella, el Atlético de Madrid selló una remontada épica en un partido para el recuerdo.

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: