Deportes FC Barcelona Fútbol Masculino Uefa Champions League

Barça 2-1 Dynamo Kiev: Tres puntos llenos de sufrimiento

Las paradas de Ter Stegen en su vuelta al equipo fueron el mejor escudo para evitar los tantos ucranianos.

El Barça se lleva los tres puntos del Camp Nou en un partido en el que sufrió más de la cuenta frente a un Dynamo mermado que luchó hasta el final.

Tres puntos muy sufridos para cerrar una primera vuelta de la fase de grupos con pleno de victorias pero con sensaciones agridulces. El Barça consiguió vencer por 2-1 a un Dynamo de Kiev, debilitado por las numerosas bajas por COVID, gracias a los tantos de Leo Messi de penalti y Gerard Piqué. Pese a ello, el sufrimiento, la falta de contundencia en defensa y la poca efectividad de cara a puerta no faltaron prolongando así los problemas sufridos en los últimos partidos por los ‘culés’. El Dynamo, con un gol de Tsygankov y numerosas ofensivas puso en serios aprietos al Barça, que tuvo en el retornado Ter Stegen su mejor escudo.

El duelo estaba marcado desde principios de semana por el auge de positivos en la plantilla del Dynamo de Kiev. El equipo ucraniano viajó a Barcelona y jugó el partido con tan solo 13 jugadores de la lista A, el mínimo permitido por la UEFA, y el resto jugadores del filial. Un motivo que podría haber provocado la relajación del equipo de Ronald Koeman, que ni mucho menos se relajó ni buscó reservar efectivos. Al contrario, el técnico holandés salió con toda la artillería para poder cerrar la primera ronda de la fase de grupos con pleno de victorias.

El Barça de las dos caras

En los primeros compases del partido se pudo ver a un Barça muy dominante, buscando crear jugada de forma colaborativa ante un Dynamo muy cerrado atrás buscando la opción del contragolpe. La primera gran ocasión llegó de la mano de Griezmann, que recibió en el área chica de Ansu Fati, pero ni siquiera pudo rematar el esférico ante la rápida reacción del portero. Poco después llegó el gol desde los once metros tras una falta absurda de Popov, que trabó a Leo Messi en una jugada casi sin peligro para el Dynamo. La pena máxima la lanzó el propio Messi sin que Neshcheret pudiera hacer nada por evitarlo.

Leo Messi puso el 1-0 desde el punto de penalti. Fuente: FCBarcelona

No obstante, el Barça no cesó ni mucho menos en sus ataques constantes a la portería de los ucranianos, y unos instantes después pudo haber puesto el segundo en el luminoso. Pedri recibió en el punto de penalti tras una gran jugada de Dest, pero su disparo chocó en el larguero y rebotó en la línea de gol, dejando al club azulgrana sin poder sumar el segundo al marcador. El vendaval ‘culé’ seguía atacando sin miramientos y poco después la volvió a tener de la mano de Griezmann, que recibió totalmente solo en el segundo palo con solo el portero como única oposición, e incomprensiblemente la mandó fuera.

El Dynamo estaba sufriendo mucho con tantas bajas frente a un Barça mucho más cómodo. El Barça sabedor de su superioridad frente al equipo ucraniano siguió jugando con mucha intensidad en campo rival, llegando en numerosas ocasiones y con peligro a la portería de Neshcheret. Aún así, poco a poco el equipo azulgrana fue perdiendo fuelle convirtiendo la intensidad y el juego rápido en uno mucho más pausado buscando mantener la posesión y llegar más ordenadamente al área de los ucranianos.

El Dynamo aprovechó la relajación de los jugadores del Barça para acercarse poco a poco a la portería de Ter Stegen. En una de esas la tuvo Buyalskiy, que recibió un buen balón dentro del área desde donde armó un potente remate de cabeza que obligó al recién llegado al equipo, Ter Stegen, a sacar una mano prodigiosa para evitar el tanto del Dynamo. Este fue el primer aviso de los ucranianos que aprovechaban el momento de debilidad de los culés augurando que no sucedería muchas más veces en el partido.

Ter Stegen volvió al equipo para apuntalar la muralla defensiva culé. Fuente: FCBarcelona

Justo antes del descanso, el Barça se reactivó consciente del crecimiento del Dynamo en los minutos anteriores. Lo hizo mediante dos ataques aislados de Pedri y Leo Messi, que desde la frontal del área provocaron cierto peligro en la portería de Neshcheret. Llegaríamos al descanso con el resultado de 1-0 gracias al tanto de Leo Messi desde los once metros, en una primera parte de dos caras por parte del Barça. La primera, un Barça arrollador creando mucho peligro, y la segunda con un Barça inofensivo y algo dormido siendo amenazado por el mermado Dynamo de Kiev.

Sufrimiento y recompensa final

La segunda mitad empezó siendo la prolongación de la primera, con el Dynamo de Kiev atacando la portería azulgrana con insistencia. A los dos minutos de la reanudación pudieron haber empatado mediante una jugada rápida de Tsygankov que se marchó de la defensa del Barça, para quedarse mano a mano con Ter Stegen. El portero alemán se hizo grande y consiguió tapar el disparo del delantero ucraniano. Poco después llegaría el tanto de Kedziora, que fue anulado ya que la pelota salió por línea de fondo antes de que el balón llegará a la cabeza del defensor polaco.

El Dynamo no cesaba en sus llegadas al área de los ‘culés’. Dos minutos después Ter Stegen volvería a salvar al Barça en una buena llegada de Supriaha, que en el mano a mano lanzó un disparo cruzado que acabó rechazado por el pie del meta alemán. La réplica del Barça llegó en forma de libre directo, que lanzó Leo Messi poniendo el balón en la escuadra donde apareció la mano salvadora de Neshcheret, que dejó a más de uno sorprendido.

Tras este aviso de los azulgranas llegaría el segundo del Barça de la mano de Gerard Piqué. El central catalán recibió en el área un centro de Ansu Fati, que remató de manera excelsa haciendo que el balón entrara sin oposición en la portería del Dynamo. El equipo ucraniano no bajó los brazos ni mucho menos, y en la siguiente jugada volvería a tener un mano a mano frente Ter Stegen que volvió a salvar los muebles con una parada llena de reflejos ante el disparo raso de Tsygankov. Él mismo unos minutos después consiguió la redención al marcar el tanto de la esperanza para el equipo ucraniano.

Gerard Piqué dio los tres puntos al Barça con un remate de cabeza excelente. Fuente: FCBarcelona

El joven delantero cazó el rechace de Ter Stegen al disparo de Verbic, y sin pensárselo dos veces desde el área chica remachó para enviar el esférico al fondo de la red. Pocos minutos después la tuvo Ousmané Dembélé, que entró en la segunda parte, y desde la frontal lanzó un potente disparo directo a la escuadra que tuvo que volver a sacar Neshcheret con otra mano prodigiosa. El partido acabó con el dominio de la posesión del Barça que buscó mantener el resultado favorable de 2-1.

Con ese resultado acabó el partido, dándole a los azulgranas los tres puntos en un partido algo insulso por parte del Barça, que sigue sin dar su mejor versión sobre el campo. El Dynamo por su parte se marcha del Camp Nou sin poder sumar ningún punto pero con la satisfacción de haber puesto en apuros en varias ocasiones al equipo ‘culé’ con tan solo 13 jugadores de la primera plantilla.

FICHA TÉCNICA

Barça: M. Ter Stegen; Dest, Piqué, De Jong, Alba; Busquets (Lenglet 74′), Pjanić (Sergi Roberto 60′); Messi, Pedri (Aleña 82′), Ansu Fati (Trincão 74′); Griezmann (O. Dembélé 60′).

Dynamo Kiev: Neshcheret; Kedziora, Zabarnyi, Popov, Shabanov; Shepeliev, Andriyevskiy, Buyalskiy (Lednev 86′); Tsygankov, Rodrigues (Verbič, Supriaha (De Pena 71′).

Árbitro: Michael Oliver

Goles: 1-0 Messi (P 5′), 2-0 Piqué (65′), 2-1 Tsygankov (75′)

Amonestaciones: Buyalskiy (70′)

Estadio: Camp Nou

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: