Connect with us

Baloncesto

Análisis de este nuevo Barça de Jasikevicius

Jasikevicius comienza a hacer carburar al Barça, aunque los blaugranas todavía arrastran antiguos problemas.

La segunda jornada de la Liga Endesa ha comenzado, y el FC Barcelona ya suma su segunda victoria. El pasado domingo se cobró su primera víctima, un San Pablo Burgos que peleó hasta los últimos minutos. Ayer hizo lo propio con un Unicaja Málaga que le puso contra las cuerdas. Los andaluces ganaban de 13 puntos casi al final de la primera mitad, pero los de Jasikevicius le dieron la vuelta al marcador y acabaron llevándose la victoria por 79 a 70.

Los blaugrana ya se colocan 2-0 y colíderes junto con el Baskonia, el Obradoiro y el Iberostar. Comienzan a dejar buenas sensaciones tras una irregular pretemporada en la que perdieron la Supercopa de España contra el eterno rival. Solo el tiempo dirá si Jasikevicius puede hacer del proyecto barcelonista un equipo ganador, pero las piezas las tiene. Sin embargo, y a pesar de las victorias, el equipo sigue dejando dudas en algunos aspectos del juego.

Fragilidad defensiva y desconexión

Es una de las parcelas donde el Barça sufre más. Es un equipo construido para destrozar a las defensas rivales, pero lo pasan mal contra equipos físicos con un ritmo muy alto. En el partido del San Pablo Burgos recibieron 86 puntos, llegando a perder de 10 en un primer cuarto muy poco igualado, y pasándolo mal en el último tiempo debido a las penetraciones de los burgaleses. 

Boutielle frente a la defensa de Abrines y de Davies / @FCBbasket

En el encuentro de ayer frente al Unicaja, en el minuto 18 los de Jasikevicius perdían por 13 puntos, 38 a 25. Sufrieron a Brizuela y a Bouteille. Los malos minutos de Mirotic condenaron a un Barça que vive de la ofensiva. En el segundo tiempo los malagueños bajaron el nivel físico y los blaugranas aprovecharon para acercarse en el marcador. 

El equipo está notando la ausencia de Cory Higgins. El alero norteamericano ya está recuperado de la fascitis plantar de la que le operaron el pasado julio, y aunque fue inscrito para el partido del Unicaja, Jasikevicius tomó la decisión de que no jugase. Los azulgrana lo han echado de menos, ya que junto con Hanga, es el mejor defensor del equipo

Abrines ha vuelto

En la pasada temporada, Álex Abrines fue una de las grandes incorporaciones del mercado. La vuelta a casa de un jugador que fue a probar suerte a la NBA y la cosa no acabó del todo bien. Tardó varios meses en volverse a poner a tono, pero en cuanto lo consiguió fue uno de los activos más importantes del equipo. El alero mallorquín salía desde el banquillo con Pesic y funcionaba a modo de revulsivo, como un clásico jugador tipo “microondas”

Abrines tirando desde la esquina frente al Unicaja / @FCBbasket

Con Jasikevicius, empezó contra el San Pablo Burgos en el banquillo, pero cuando el equipo comenzaba a naufragar, Abrines cambió el rumbo del partido, acabando el encuentro con 21. Posiblemente su buena actuación le valió la titularidad en el pasado partido, donde volvió a rescatar a los azulgrana ante la ineficacia de Mirotic. Un parcial de 7-0 liderado por el balear dio alas al Barcelona, que comenzó poco a poco a remontar el partido, hasta dinamitarlo en la segunda mitad. Abrines volvió a superar la veintena de puntos (22)

Sin duda la fragilidad defensiva de los azulgrana es algo que debe corregir Jasikevicius. La irregularidad del equipo y sus momentos de desconexión pueden pasarles factura cuando juegue en situaciones bajo presión. Aun así, todavía es pronto para dar un veredicto sobre el Barça dirigido por el técnico lituano. La plantilla aún debe acostumbrarse a su sistema de juego. Por el momento los catalanes marchan colíderes en liga sin haber perdido ningún partido.

Estudiante de periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Baloncesto

A %d blogueros les gusta esto: