Inicio Liga Santander Atlético de Madrid Atlético de Madrid 1-0 Real Valladolid: Joaquín en propia puerta y Oblak...

Atlético de Madrid 1-0 Real Valladolid: Joaquín en propia puerta y Oblak retrasan el alirón del Barça

0
Saúl y Griezmann celebran el tanto de la victoria ante el Valladolid./clubatléticodemadrid.com

El Atlético de Madrid recibía al Real Valladolid en la jornada trigésimo quinta del campeonato nacional de Liga, en un partido con intereses totalmente opuestos . El Atlético quería gastar su último cartucho para evitar el “alirón” del Barça, mientras que el Valladolid trataría de seguir escalando puestos en su lucha por evitar el descenso. 

Misma lucha, distintos intereses

El Atlético de Madrid llegaba a la jornada 35 de la Liga con los deberes hechos, con el único objetivo de ganar para intentar retrasar el alirón culé. Mientras que el Valladolid trataría de ganar para evitar caer de nuevo en el descenso. Arrancaba la jornada en el puesto decimoséptimo, tan solo un punto por encima del Girona, que marcaba el descenso con 34 puntos, uno menos que el Pucela.  Pero al final la lucha era la misma, llevarse los tres puntos.

Inicio prometedor

El Atlético salió a dominar el partido y tan solo un minuto tardó el colegiado en sacar una amarilla. Pero el Valladolid no se lo iba a poner nada fácil y por eso los primeros minutos estuvieron marcados por la imprecisión en ambos equipos. Y la primera ocasión clara llegó para el equipo vallisoletano. Arias controla muy mal un balón en el lateral del área de la grande del Valladolid y desde ahí los visitantes inician una contra que acabó con el disparo desde fuera del área de Óscar Plano que obligó a Oblak a realizar una gran estirada.

El primer acercamiento peligroso del Atlético de Madrid se produjo a los doce minutos, cuando un centro de Arias acabó siendo peinado por Griezmann en el punto de penalti pero sin tomar portería. El Atleti trataba de intimidar a un Valladolid que hasta el momento estaba muy cómodo sin el balón, basculando bien de un lado y replegándose en bloque.

La segunda ocasión de peligro para el Atlético llegó dos minutos más tarde cuando Morata recibió un balón en profundidad dentro del área, Calero le taponó bien y decidió ceder atrás para el disparo de Griezmann que se marchó desviado por el flanco izquierdo de Masip. Comenzaba a encontrar espacios el Atlético de Madrid y a llegar con peligro al área vallisoletana. Comenzaba el acoso rojiblanco de manera continuada. En el minuto veinte una falta lateral, desde la izquierda, Griezmann le pegó desde larga distancia al palo del portero y a punto estuvo de tragársela. La verdad es que el balón se fue envenenando.

Morata controla un balón ante la mirada de Alcaraz./clubatléticodemadrid.com

Despertó el Valladolid, aunque siguió dominando el Atlético

Pero a estas alturas del partido, el Atlético ya era el dominador y el Valladolid buscaba cualquier fallo para salir a la contra. Minutos después, el Valladolid tendría una buena ocasión a balón parado, pero la defensa estuvo más atenta y despejó el balón.

Pero no sería la última para los visitantes, cuando ya rozábamos la media hora, Míchel encontró a Guardiola en un buen desmarque en largo, el delantero probó suerte pero se topó con el muro de Oblak.  

Pero al margen de las ocasiones, si por algo estuvo marcado el partido fue por la cantidad de tarjetas amarillas que se mostraron en el primer tiempo. Ya comentamos que no tardó ni un minuto Melero López en mostrar la primera amarilla. Pero es que en los primeros cuarenta y cinco minutos se mostraron hasta cuatro tarjetas, algo excesivo para un partido que tampoco fue bronco.

De esta manera llegamos al descanso. Con un Atleti que comenzó dándole el balón al Valladolid pero que con el paso de los minutos se hizo con el partido. Además, dispuso de las ocasiones más claras, ambas en botas de Griezmann. El dato positivo para el Valladolid, es que pese a un tramo del primer tiempo, pasados los veinte minutos, no estuvo sometido totalmente por el Atlético y supo salir a la contra y crear peligro a la zaga colchonera.

Segundo tiempo con el mismo guión, distintos protagonistas

La segunda mitad comenzó con el mismo guión que acabó la primera. El Atlético dominaba y el Valladolid esperaba a la contra. La primera ocasión de peligro no se hizo esperar demasiado. En el minuto 50 Saúl empaló un disparo desde fuera del área y el balón se marchó por el lado derecho de Masip. El Valladolid respondió dos minutos más tarde con un disparo de Alcaraz desde fuera del área que se marchó muy desviado.

En el segundo tiempo dio paso a los cambios en ambos equipos. El primero en mover ficha el Cholo. Dio entrada a Rodri por Thomas y a Correa por Filipe, que se marchó con una sonora ovación del público. Ya sabemos que la vieja guardia del Atlético de Madrid puede estar viviendo sus últimos partidos de rojiblanco. Por su parte Sergio, dio entrada a Toni por Waldo.

El Atleti dispuso de dos ocasiones casi consecutivas. En el sesenta Morata dejó solo a Griezmann dentro del área y cuando iba a disparar apareció Calero para despejar a córner. Posteriormente, Lemar buscaba a Morata pero el delantero madrileño cometió falta sobre Calero.

Pero la mala suerte se aliaría con el Valladolid. En el minuto sesenta y seis, una subida de Saúl por la banda izquierda, que ocupó esa posición tras el cambio de Filipe, la puso al primer palo y Joaquín que perdió la marca de Griezmann, y se la introdujo de cabeza en su propia portería. 

Bajón de ritmo en el último tramo de partido

Seguiría intentándolo el Atlético, esta vez Rodri buscó en largo a Griezmann que controló dentro del área pero no pudo llegar a rematar, ya que Calero se adelantó para despejar a córner. La segunda parte bajó mucho el ritmo del partido, pero no por eso dejó de haber ocasiones. Óscar Plano en el 76 buscó sorprender a Oblak, pero el esloveno volvió a relucir una manopla que evitó el gol del Valladolid.

Si para algo estaba sirviendo el partido, era para que Correa y Lemar hicieran méritos para seguir la temporada que viene en el equipo. El argentino, en solitario, se lanzó en dos diagonales contra la zaga del Valladolid controlando el balón, que levantaron al público del Metropolitano. Mientras Lemar con sus recortes también levantaba algunos aplausos.

Lo cierto es que el último tramo de partido fue bastante flojo, con un Atleti que dio un pasito atrás, que permitió al Valladolid estirarse un poco, aunque sin crear verdadero peligro. Aunque en el 85 estuvo apunto de empatar el Valladolid. La puso Nacho en una falta frontal, Calero remató y a punto estuvo de llegar en el segundo palo Ünal. Precisamente en esa jugada, el VAR entró en juego por unas posibles manos de Arias. Pero finalmente Melero López, tras consultarlo en la televisión del campo, no señaló penalti. 

Lemar controla un balón entre Óscar Plano y Moyano./clubatléticodemadrid.com

Y tan solo dos minutos más tarde, ya en el descuento, Miguel tuvo el gol en sus botas, pero Oblak en dos tiempos detuvo el disparo.

El encuentro no dio para más y el Atlético de llevó el partido, siendo el mejor del encuentro una vez más, Oblak. El Valladolid con esta derrota dependerá de los resultados del Girona y Huesca para saber si vuelve a entrar o no en el descenso.

Ficha técnica

XI Atlético de Madrid: Oblak; Filipe Luis (Correa 55′), Savic, Godín, Arias; Lemar, Thomas (Rodri 45′), Saúl, Koke; Griezmann y Morata (Vitolo 70′).

XI Real Valladolid: Masip; Moyano (Antoñito 70′), Joaquín, Calero, Nacho; Óscar Plano (Miguel 78′), Míchel, Rubén Alcaráz, Waldo (Toni 62′); Ennes Ünal, Sergi Guardiola.

Goles: Joaquín (en propia puerta 65′)

Árbitro: Melero López

Tarjetas: Moyano (amarilla 1′), Godín (amarilla 5′), Alcaráz (amarilla 34′), Thomas (amarilla 37′), Correa (amarilla 92′), Koke (amarilla 94′)

Incidencias: Estadio Wanda Metropolitano

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.