Inicio Liga SmartBank Albacete Albacete 1-0 Girona: La mala fortuna se ceba con los rojiblancos

Albacete 1-0 Girona: La mala fortuna se ceba con los rojiblancos

0

Una acción desafortunada por parte de la defensa rojiblanca en la que el central Pedro Alcalá envió el balón al fondo de su propia portería a falta de diez minutos del final, permitió al conjunto local sumar los tres puntos en un partido en el que el conjunto de Unzué llevó la iniciativa en cuanto a juego y ocasiones de gol.

Los primeros 45 minutos de encuentro mostraron pocas ocasiones de gol y un ritmo bajo de juego por parte de ambos equipos. Eso sí, el Girona fue el equipo que llevó ligeramente la iniciativa del partido en dicho periodo.

En uno de los primeros compases de partido, los jugadores del Girona pidieron una posible acción de penalti dentro del área del Albacete, después de un encontronazo entre Diamanka (que llegaba potente desde segunda línea) y un defensor del conjunto manchego. La acción fue revisada por el VAR y el árbitro denegó la posibilidad de pena máxima (7′).

La primera ocasión de partido fue por parte del equipo local, que lo intentó mediante una internada de Dani Ojeda por banda izquierda a la que Karim remató desviado (18′).

Minutos más tarde, ya en el tramo final de la primera parte, el VAR anuló el primer gol de los dos que le iba a denegar al conjunto gerundense en la noche de hoy. Aday Benítez conectó por banda izquierda con Jairo, y el canario remató a gol con un disparo cruzado sin demasiado ángulo con el que batió a Nadal. La acción fue revisada y anulada al interpretar que el extremo estaba ligeramente adelantado a la defensa local (40′).

Borja García y Aday Benítez lo intentaron por parte visitante con disparos cruzados desde larga distancia a pocos instantes del descanso, pero ambos salieron desviados y el colegiado señaló el fin de la primera parte (0-0).

En la segunda parte se vio la misma tónica de partido por parte de ambos equipos, con el equipo de Unzué ligeramente un paso por delante.

De hecho, poco tardó el VAR en anularle el segundo gol al Girona en pocos minutos. Esta vez, fue Diamanka quien puso un brillante balón filtrado para Marc Gual. El delantero catalán supo deshacerse tanto del meta visitante como de un defensor y mandar el balón al fondo de la red, pero nuevamente el VAR invalidó la acción por fuera de juego (53′). En todo caso, ambas acciones dudosas y muy justitas.

Poco después, el Albacete remató a portería por primera y última vez en todo el encuentro, ya que fue el único disparo entre los tres palos que realizó el equipo manchego en todo el partido. Fue mediante un buen golpeo de Ojeda que obligó a Juan Carlos a realizar una gran intervención en la salida de un córner (57′).

A partir de ahí -y también en parte debido a los cambios- el partido se enfrió notablemente, sobre todo a nivel de ocasiones de gol, y el ritmo de partido bajó.

Fue en los últimos diez minutos de partido -y a raíz del único gol del encuentro- que se alteraron las pulsaciones en los últimos compases del choque.

En una acción atacante del conjunto local, Fran García puso un centro desde banda izquierda que parecía no llevar demasiado peligro. Desgraciadamente para los intereses gerundenses, faltó comunicación entre Alcalá y Juan Carlos, y el central murciano envió el esférico dentro de su propia portería con la cabeza al intentar rechazar el peligro (81′). Golpe duro e injusto castigo para un Girona que había sido ligeramente superior a lo largo del partido. Y de hecho, así lo fue hasta el final, porqué los de Unzué siguieron atacando en busca del gol de un anhelado empate que no llegó.

La primera gran ocasión para lograr el empate -después del gol encajado- nació a través de una buena jugada que creó Samu Sáiz en zona de tres cuartos de campo, desde donde la colgó dentro del área. A continuación, Juanpe peinó en el segundo palo y Marc Gual remató desviado cuando lo tenía todo de cara para poner el 1-1 (86′).

La crispación y la desesperación estalló para la hinchada visitante cuando Gerard Gumbau, que entró en lugar de Diamanka en la segunda parte, mandó un balón al travesaño con un buen remate de cabeza después de un centro de Pablo Maffeo desde banda derecha. Samu Sáiz, que entró por Jairo a falta de un cuarto de hora para el final, fue nuevamente el encargado de iniciar la acción de peligro (91′).

El Girona lo intentó hasta el final, encerró al Albacete en su propio campo y llegó a tener una última ocasión clara de gol mediante un buen disparo desde la frontal del área de Juanpe que salió desviado por poco, pero no fue suficiente (94′).

De este modo acabó un partido de claro dominio visitante con el resultado de 1-0 a favor de los locales. La mala fortuna le jugó una mala pasada al Girona, y en especial a Pedro Alcalá.

Ficha técnica:

Albacete: Nadal; Benito, Arroyo, Gorosito, Fran García; Barri, Karim; Ojeda (Acuña, 70′), Olabe (Kecojevic, 84′), Álvaro Jiménez (Susaeta, 65′); Zozulya.

Girona: Juan Carlos; Juanpe, Alcalá, Ignasi Miquel (Lozano, 81′); Maffeo, Diamanka (Gumbau, 68′), Granell, Aday; Jairo (Samu Sáiz, 76′), Borja García; Marc Gual.

Fotos: @GironaFC

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.