Inicio Conciertos Y en Coruña, Miriam Rodríguez cerró sus ‘Cicatrices’

Y en Coruña, Miriam Rodríguez cerró sus ‘Cicatrices’

0
Fuente: Miriam Rodríguez

Miriam Rodríguez volvía a casa tras colgar el cartel de “no hay billetes” en un Palacio de la Ópera donde las emociones estaban a flor de piel.

Desde bien pronto Miriam quiso dejarlo claro: “Se cerraron las cicatrices y entre tanto miedo encontré mi lugar. Aquí. Contigo”. La gallega aparecía en el Palacio de una forma original. A diferencia del resto de conciertos, utilizó una de las puertas traseras para acceder al escenario, sorprendiendo así a todos los asistentes.

Hace poco más de siete meses, Miriam Rodríguez iniciaba en Coruña su primer tour. Lo hacía en la sala Playa Club, donde en torno a 500 asistentes pudieron disfrutar de su primer concierto en solitario. Ahora, volvía a casa tras vender más de 1.700 entradas en el Palacio de la Ópera.

Incluso antes de comenzar el concierto, todos sabíamos que para Miriam volver a casa de esta manera es especial. La joven gallega lleva años luchando por estar donde se encuentra a día de hoy. Pero para ello ha contado con el apoyo fundamental de alguien imprescindible en su vida. Por ello, Miriam dedicó un post en Instagram a su compañero más fiel: “Papá, hoy sí”.

View this post on Instagram

Ese que veis ahí es mi amigo, si.. uno de los buenos, de los que te dicen lo que no quieres escuchar y pocas veces te da palmada en la espalda, pero cuando te la da te impulsa. Ese de ahí hace 16 años me colgó su vieja guitarra y me recompuso cuando no hacía más que descomponerme. Ese de ahí me enseñó a ser valiente, peleó por mi toda su vida, subimos escaleras de caracol cada semana durante años peores que las de la foto y recorrimos km cargados confiando en que algún día llegaría este día. Y hoy… hoy se ríe, porque hasta aquí llegamos juntos, y lo que nos queda… porque además de ser mi amigo, tengo la gran suerte de que la vida me regaló un padre como pocos, o para mi, como ninguno. Papá, hoy si 👩‍🎤⚡️🎸

A post shared by Miriam Rodríguez (@miriamrmusic_) on

Concentrada en los primeros acordes, la artista comenzaba el espectáculo. Aquí Estás es el tema elegido para abrir sus conciertos. Es una canción especial y se notó en los ojos brillantes de la artista.

Se acompañó del ukelele para interpretar Passengers, la única canción en inglés de su primer disco. Miriam Rodríguez pidió a sus seguidores que iluminaran la sala para acompañarla en Sin Rencor. Además, como ya acostumbra a hacer, acompañó la canción de una presentación: “Para vivir tranquilo, hay que vivir y dejar vivir. Pero sobre todas las cosas, vivir sin rencor”.

Miriam
Fuente: Miriam Rodríguez

Más De Lo Que Ves fue uno de los temas que se quedó fuera del disco, pero es uno de los más emocionantes en los conciertos. Y el público no dudó en darlo todo. Pasa igual con La Diferencia. El silencio sepulcral que se crea al inicio de la canción emociona a cualquiera.

Hay Algo En Mí fue el single debut de Miriam Rodríguez y se ha convertido en uno de los temas más coreados en el concierto. La gallega es consciente de que la música es un altavoz social y por ello no duda en lanzar un mensaje muy importante en nuestra sociedad, porque ojalá algún día solo sea necesario hablar de “libertad y no de valentía”.

Pero si hubo un momento especial en la noche, fue cuando llegó Conmigo, Suficiente. Ante el silencio de más de 1.700 personas, a Miriam le hizo falta poco más que su voz para emocionar a todos los asistentes. Pero también hubo tiempo para que ella se emocionase, y es que al terminar, fueron los asistentes los que le cantaron a ella.

Miriam fue energía y sensibilidad. Fue fuerza y desgarre. Y es que ha dejado muy claro que ha nacido para vivir sobre un escenario.

Llegó Respirar. Pero fue difícil seguir respirando con ella porque el final estaba cada vez más cerca. Aún así, el público no dejó de darlo todo al ritmo de las canciones más movidas de la gallega. La coordinación entre la artista y sus seguidores fue plena. Llegaron No!, Me Tienes y Prefiero.

En Discúlpame, la gallega mencionó a sus padres, porque gracias a ellos está donde siempre ha querido estar. Y tras cantar Lo Haremos Bien se marchó del escenario, pero no tardó en volver. “¿Qué hago contigo, Coruña?”, dijo visiblemente emocionada. Y cantó. Saltó, bailó y emocionó a todo aquel que ocupaba una butaca. Y al tiempo de Mejor Sin Miedo todo terminó.

Se cerró el ciclo. El primero de ellos. Su primera gira en solitario. Esa por la que tanto tiempo ha luchado. Porque pasó de cantar en los bares de su pueblo al metro de Madrid, donde pocos se pararon a escucharla. Pero ya miles de personas pagan sus entradas por ver sus conciertos. Ahora toca esperar, porque a la gallega le queda una larga carrera por delante.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.