Arte Cómic y novela gráfica Cultura Literatura

Una vuelta a los clásicos: «Una misteriosa melodía o cómo Mickey conoció a Minnie»

Reseñamos Una misteriosa melodía, el cómic realizado por el suizo Cosey que recientemente ha editado Planeta Cómic

Con la publicación de Una misteriosa melodía, Planeta Cómic inaugura una nueva línea dentro de su catálogo en la que tendrán cabida algunos de los títulos de la colección Disney by Glénat, creada por la editorial francesa en 2016 en la que algunos autores de cómic francobelga reinterpretaban o se aproximaban a la obra de Disney y a sus personajes nucleares: Mickey y Minnie, Donald y Daisy, Goofy, Pluto

El encargado de realizar este primer álbum fue Cosey, autor de algunos títulos de gran relevancia como la serie Jonathan (publicada entre 1975 y 2013) o Saigon – Hanoi (galardonado por el premio de Angulema en 1992).

Cosey opta por una aproximación que acude directamente a los orígenes de los personajes para narrar una de las historias fundacionales de Disney: cómo Mickey conoció a Minnie. Muy consciente de que el origen del ratón más famoso del mundo nació vinculado al medio audiovisual en una época muy idealizada, Cosey ambienta su historia en los años veinte.

Allí, Mickey se transforma en un guionista que escribe para Pluto, una estrella del star system perruno. Una serie de distendidos enredos le conduce a seguir la pista de un ladrón que se ha hecho con su último guion. Aunque el título pueda evocar a una historia de amor, en realidad bebe más del género negro, siempre barnizado de un tono naif y dulcificado que retrotrae a los primeros dibujos animados.

Resulta especialmente atractivo el diseño de personajes, que recupera en gran medida su aspecto más clásico, aunque manteniendo reconocibles los rasgos modernizados de los personajes, de manera que tampoco nos resultan especialmente anacrónicos.

El conjunto es un cómic agradabilísimo de leer, que pondrá a los aficionados a Disney con una sonrisa de oreja a oreja desde la primera hasta la última página. Recupera el espíritu clásico de los personajes, aprovechándose de las modernidades narrativas del medio para crear una obra actual que juega con la referencialidad y la nostalgia, pero que no depende de ellas, sino que se desarrolla con autonomía.

La edición de Planeta Cómic es extremadamente cuidada hasta el último detalle: los cantos de las páginas y de las tapas son redondeados, el lomo está entelado, la calidad de los materiales y de la impresión es máxima. El conjunto es una obra digna de un coleccionista, que rebosa aroma a cartoon por sus cuatro costados.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: