Connect with us

Cultura

“Todo arde” de Nuria Barrios

Published

on

Nuria Barrios retrata lo más oscuro y duro del mundo de las drogas a través de la vida de dos hermanos. Una novela sobre el dolor de una familia rota, cargada de sentimiento y esperanza.

  • Título: Todo arde
  • Autor (es): Nuria Barrios
  • Sello: ALFAGUARA
  • Fecha publicación: 01/2020
  • páginas: 304
  • Temáticas: Literatura hispánica
  • Colección: Hispánica
  • Edad recomendada: Adultos
SINOPSIS

Esta es la historia de dos hermanos. El pequeño se llama Lolo y tiene dieciséis años. Su hermana mayor, Lena, está enganchada al crack y a la heroína. Lleva un año fuera de casa y nadie conoce su paradero. Un día de agosto, Lolo la encuentra en el aeropuerto de Barajas, donde obtiene dinero con pequeños hurtos. Para convencerla de que vuelva a casa con él, decide acompañarla al poblado chabolista donde Lena compra la droga y parece que vive. Cuando llegan allí, cae la noche y Lolo se encuentra con una realidad aparentemente caótica e infernal. Lena le da esquinazo y él se ve de repente solo, perdido y en medio de una lucha de clanes. En el momento en que ella se entera de que la vida de Lolo corre peligro, sale en su busca. Por separado, cada hermano intenta encontrar al otro en una carrera contrarreloj.

¿Hasta dónde es capaz de llegar una yonqui por salvar a su hermano? ¿Dejará que lo maten si él pone en peligro su consumo? Y ¿hasta dónde es capaz de llegar Lolo para salvar a su hermana, que se hunde en el abismo? ¿Arriesgará su propia vida?

Todo arde habla de lo que significa la familia, de la fina línea que separa la normalidad del desastre y del rastro de luz que deja siempre el amor.

RESEÑA

La novela de Nuria Barrios nos cuenta la historia de dos hermanos, un viaje a las profundidades del mundo de la drogadicción. Normalmente he leído novelas que me han acercando al mundo del narcotráfico, sin embargo, esta novela está contada desde otro punto de vista. Es el testimonio desgarrador de una familia rota por el mundo de las drogas.

El joven Lolo hará todo lo posible por rescatar a su hermana Lena de un mundo horrible. La historia de transcurre en apenas doce horas, tiempo suficiente para hacernos conocer las vidas que se esconden detrás de uno de los poblados más pobres del mundo de la droga.

Explicando una manera sencilla y bastante dura a través de los dos personajes principales, Lolo y Lena, la autora nos transporta a la vida diaria de un toxicómano. Contado como si fuera un thriller, algo lento en algunos momentos, pero que mantiene un buen ritmo durante casi toda la novela.

Lo que más me ha gustado de la novela son sus personajes principales y es que a pesar de lo que podemos creer los dos hermanos podemos ser cualquiera de nosotros.

El personaje de Lolo hace de nuestros ojos y nos va contando todo lo que sucede en esas pocas horas. Lolo representa la esperanza, esa familia que te tiene la mano en los momentos más difíciles.

Lena es el perfecto reflejo de una persona que no encuentra sentido a su vida, desarraigada de su familia, que hará lo que sea con tal de conseguir su dosis. Nos cuenta lo que es para ella su día a día, lo bajo que ha caído y sus ganas de cambiar, pero que sabe que no es tan fácil.

La figura de los padres es durísima y ha sido una de las que más ha conseguido trasmitirme rabia e impotencia.

Destacó como la autora ha sabido transmitir este mundo. La manera de plasmar tanto el lugar como las personas que habitan en este poblado de chabolas de Madrid lleva detrás una labor de investigación que dota la historia de un gran realismo. La narrativa de la autora hace que toda la novela sea muy descriptiva y te imaginas cada escena.

A pesar de tratar un tema tan delicado, te deja sin habla conocer cada uno de los personajes que habitan en este poblado. Su jerga, sus hábitos y su modo de vida. Desde los gitanos que viven allí hasta cada uno de la de las pobres almas que buscan su dosis diaria.

Y aunque parezca mentira hay escenas que también te arrancan una sonrisa y es que en ciertos momentos siente simpatía por sus personajes secundarios. En otros el ambiente pegajoso de semejante mundo te quita las ganas de seguir leyendo y es que al igual que Lolo intentas comprenderlos.

Con apenas 300 páginas, Nuria Barrios ha sabido remover mi conciencia sobre un tema que gracias a Dios no me toca de cerca. Una novela muy dura sobre un mundo del que muchas veces nos olvidamos.

Nota: 3,5/5

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: