Conciertos Crónica Cultura Música

IZAL aterriza en Vigo con su ‘pequeña gran revolución’

izal

IZAL ofreció un concierto íntimo dentro del Festival TerraCeo ante 400 personas que abarrotaron la terraza del Auditorio Mar de Vigo.

Con todas las entradas vendidas en tiempo récord, IZAL se subió al escenario instalado en la terraza del Auditorio Mar de Vigo. En primer lugar, Mikel Izal, vocalista del grupo, se dirigió al público para disculparse por el retraso. El inicio de los conciertos del Festival TerraCeo está programado para las 20:00 horas, pero la mayoría comienzan media hora más tarde. En el caso de IZAL el recital empezó a las 20:35 horas. Mikel Izal agradeció el trabajo de todas las personas que hacen posible que el Festival TerraCeo se lleve a cabo y pidió un aplauso para todas ellas. Es un lujo poder compartir ahora mismo con la que está cayendo música en directo” señalaba.

El grupo dio la «bienvenida» a los asistentes con Despedida. Poco después llegó el turno de Pequeña gran revolución, una de las canciones más aclamadas y que pone nombre a la gira con la que IZAL está recorriendo España este verano: Pequeña Gran Gira.

Antes de interpretar Los seres que nos llenan volvió a pedir a los asistentes que aplaudieran, en este caso al equipo que acompaña a IZAL en cada concierto. “Brutales personas, brutales profesionales. Sin duda, son los seres que nos llenan» indicaba Mikel Izal. También presentó a todos los miembros que componen IZAL: Alejandro Jordá a la batería, Emanuel Pérez ‘Gato’ al bajo, Alberto Pérez a la guitarra e Iván Mella al teclado.

El recital fue un recorrido por la trayectoria musical del grupo del que fueron testigo 400 personas. Aprovechando la intimidad del formato, el vocalista compartió con los asistentes varias historias para introducir las canciones. Así, para presentar Agujeros de gusano contó cómo surgió el arranque de la canción y quién es la responsable. El álbum, que recibe el mismo nombre que la canción (Agujeros de gusano), lo grabaron en Aranda de Duero con José Caballero como ingeniero de grabación y su hija Alba correteando por allí. No sabíamos cómo empezar esta canción y Alba nos regaló, creemos, el mejor comienzo de canción de todos los tiempos” confesaba Mikel Izal.

izal
Foto: Antía Lago

La magia del paisaje

Enlazaron Agujeros de gusano con Tu continente. Siguiendo la letra de la canción hubo un momento de silencio sepulcral tras pronunciar “y ahora hay solo silencio”. Con el cese de la música y ante un precioso atardecer sobre las Islas Cíes, Mikel Izal admiró las vistas: «Nosotros de vez en cuando miramos un poco. Aprovecho a guiñarle el ojo a Alberto y disfruto de las Islas Cíes». Tras esa pausa siguió la canción con la compañía del público, que se animó en varias ocasiones a cantar. He notado que el nivel de oscuridad es directamente proporcional al nivel de decibelios del cántico. En todos los conciertos pasa. Se ve que necesitáis escudaros en el anonimato para desafinar” bromeaba Mikel Izal al finalizar Qué bien. En medio de El pozo reiteró su asombro por el paisaje: «De noche todavía es más bonito con las luces en el horizonte enmarcando un cuadro vivo«.

izal
Foto: Antía Lago

Los inicios de IZAL

Al presentar Sueños lentos, aviones veloces recordaron los comienzos de la banda. En 2010 interpretaron este tema por primera vez en RNE ante 850.000 oyentes con Alberto Pérez recién incorporado y todavía sin Iván Mella, que entró un poco más tarde. «Llevaba tocando con nosotros dos ensayos, el de prueba y otro. Solo sabíamos que era majo y que tocaba bastante bien» indicaba Mikel Izal. La canción sonó en el Auditorio Mar de Vigo a guitarra y voz, creando un entorno más íntimo. Lo mismo ocurrió con Arte moderno, pero en este caso optaron por teclado y voz.

También hablaron de su experiencia actuando en la sala viguesa La Fábrica de Chocolate para lanzar un mensaje importante que culminó con un «Viva la música en directo«. “Llevamos diez años muy intensos y empezamos como hay que empezar, muy abajo. Id a las salas pequeñas, a los conciertos. Si no vais a esos conciertos, estos y los del auditorio gigante y los estadios no existen. Los grupos empiezan ahí y si no empiezan ahí no empiezan, entonces no continúan» explicaba Mikel Izal. Para enlazarlo con el tema que iban a tocar, Magia y efectos especiales, comentaron lo bien que comieron ese día en un establecimiento próximo a la sala La Fábrica de Chocolate, conocido por sus tortillas “que son magia y efectos especiales”.

izal
Foto: Antía Lago

Confesiones con el público

Entre canción y canción IZAL interactuó con los asistentes. El ambiente íntimo de este tipo de conciertos propició las confesiones y reflexiones de Mikel Izal. «Hablo mucho en estos conciertos, pero es que en los grandes estadios hay como una especie de carga extra. Como que quieres ser más profesional, pero una profesionalidad muy mal entendida porque no hay mayor profesionalidad que poder contar lo que te surge y disfrutarlo todos como si esto fuera un salón de casa gigante» confesaba Mikel Izal en nombre del grupo.

Antes de interpretar Copacabana habló sobre la felicidad: “Todo lo que hacemos, aunque no lo pensemos, está destinado a ser algo más felices, por lo general. Hay veces que nos autodestruimos. Creo que cometemos el error de pensar que la felicidad es un estado permanente, una casilla a la que se llega en este juego de la vida. Tú juegas para ver si llegas a esa casilla y una vez que llegas ya te quedas y comieron perdices y toda esa mierda que nos han vendido desde pequeños, y no es así. Creo que todos sabemos ya a estas alturas de nuestras vidas que la felicidad son las casillas anteriores, las que vas cubriendo sin darte cuenta, por las que vas pasando muchas veces sin pena ni gloria o sin darte cuenta de que esa casilla era importante”.

izal
Foto: Antía Lago

Fin de la cita

Poco a poco se acercaba el final y antes de acabar agradecieron el comportamiento de los asistentes. Mil gracias por cómo os habéis comportado, ha sido una noche preciosa. Gracias por el cariño, por la compresión de las medidas que había que adoptar. Esperamos que a pesar de todo hayáis disfrutado de una forma diferente. La mujer de verde estaría orgullosa de vosotros«.  Tras esas palabras sonó La mujer de verde, el tema más demandado por el público y que fue el broche de oro a la cita.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: