Connect with us

Hi, what are you looking for?

Crónica

Funambulista en tiempos de pandemia, un regalo para la Cultura

Diego Cantero, Funambulista, protagonizó una noche única que quedó grabada para siempre. En Navidad saldrán a la venta un CD+DVD y un vinilo de este concierto tan especial en el WiZink Center de Madrid.

A pesar de anunciar un sold out horas antes de que comenzara el concierto, el WiZink no estaba lleno como lo estuvo en su cita de febrero. Funambulista, un escenario en el medio, una pista llena de mesas con dos sillas y una grada con asientos precintados entre personas o grupos que acudían juntos. Es difícil de digerir, pero corren tiempos complicados y el virus del COVID-19 obliga a reducir el aforo. Sin embargo, se ha vuelto a demostrar que la Cultura es segura y que gracias a organizadores como los del Madriz Summer Fest es posible seguir haciendo música en directo.

Los acordes de Quédate dieron paso a una noche inolvidable; para el público, que estaba ansioso por volver a escuchar esas canciones en directo después de tanto tiempo, pero sobre todo para él, que estaba un poco más nervioso de lo normal. Y es que no, no era un concierto cualquiera. Lo estaban grabando. De esta noche en el WiZink nacerán un disco y un vinilo que saldrán a la venta en Navidad. Un recuerdo único de un momento peculiar en el que «estamos dando una lección, que se puede disfrutar y esto no para».

A su lado estuvieron los dos inseparables, Tato Latorre, que fue el hombre orquesta de la noche (iba más o menos a instrumento por canción), y Alejandro Martínez, al piano y, por momentos, al acordeón. Esta vez no había batería. Bastó con sacar el cajón flamenco en algunos temas, el cual incluso se animó a tocar el propio Diego. Y unas veces cantaba hacia el frente, otras en los laterales y algunas por la parte de atrás. Entendió a la perfección el concepto que diferenciaba este formato de directo de otros, el escenario 360º.

La gente lo rodeaba. Cantaba. Le aplaudía y le gritaba. Aunque fueran menos, eran suficientes. Como dice la letra de Fiera: le guardaban un lugar. Un lugar en el que la música y la energía fluyeron con momentos como los de Marino Sáiz y su violín, que lo hacían todo aún más perfecto.

Antes de empezar con Líneas Paralelas, habló de las canciones, que no son «bellas, feas, vacías o divertidas» porque sí, sino que lo transmiten en base a «las propias experiencias de quién las escucha». Eso es lo que les cambia el sentido, y a él le fascina. No faltó ninguna. Cantó todas las que conforman su último disco, El Observatorio, y fue bonito ver cómo le dedicaba Aquí estaré yo a su hija. También Me inventaré, que escribió junto a Dani Martín, y Si después de darte amor, que confesó no tocar nunca pero que la ocasión lo merecía, quería que quedase grabada.

El momento más divertido de la noche vino cuando anunció que iba a tocar una versión de Como un idiota distinta a la que había hecho durante su gira. «Es una versión que solemos hacer en salas pequeñas, cuando sentimos al público como primos hermanos». Más cañera, más espontánea. Es una canción que le acompaña desde sus inicios y que fue imposible no corear y seguir al ritmo de las palmas. Qué pena que estaba prohibido levantarse y salirse de su asiento para saltar por motivos sanitarios, porque el cuerpo lo pedía.

Cuando se bajó del escenario para salir y volver a los pocos segundos, como hacen todos los artistas, era el turno de Solo luz. No hay canción que te llegue a los más profundo que esa. Es increíble sentir cómo la melodía del piano y el violín en conjunto son capaces de prepararte para el viaje interno que vas a vivir cuando la escuchas. Por si fuera poco, la cantó paseando entre el público. Mirando a la cara a los que estaban allí pese a todas las dificultades. Estaban solo por él, y aquello era motivo más que suficiente para su gesto de agradecimiento en forma de música.

Para cerrar sonaron dos de las canciones más conocidas, Volver a empezar y Quiero que vuelvas. Y a juzgar por la ovación, está claro que hay ganas de que las cosas vuelvan a ser como antes, con conciertos y sin preocupaciones. Disfrutar de un directo suyo después de tantos meses de incertidumbre, encierro, distancia y soledad ha sido el regalo perfecto en tiempos de pandemia.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Actualidad

¿Han oído hablar alguna vez acerca de las piedras volcánicas? ¿Saben lo que son? Las piedras volcánicas reciben este nombre por sus propiedades, estás...

Cultura

Los seguidores de Blindspot están de enhorabuena al darse a conocer supuestamente la fecha para el estreno de la cuarta temporada Ya se comentó...

Conciertos

El dúo Twenty One Pilots publicó tres sencillos con sus respectivos videoclips para anunciar su vuelta. Jumpsuit, Nico And The Niners y Levitate son los...

Cultura

El cantante David Benjamín Rees nació en Málaga el 24 de agosto de 1994. Es un cantante español con orígenes ingleses. Su último trabajo...

A %d blogueros les gusta esto: