Inicio Críticas El análisis de #ElDisco, de Alejandro Sanz

El análisis de #ElDisco, de Alejandro Sanz

2
#ELDISCO Fuente: Alejandro Sanz

Un disco descafeinado, intentos de innovación poco acertados pero alguna canción con la magia del Alejandro Sanz de hace 20 años.

Alejandro Sanz en No tengo nada. / Fuente: Alejandro Sanz

Ha llegado el día. Es 5 de abril. Alejandro Sanz lanza su duodécimo disco, #ElDisco, un nombre, que ya de principios, no deja indiferente a nadie y que no deja ver como tal por qué líneas va a ir el CD.

Alejandro Sanz es un artista reconocido en la música española, especialmente por sus baladas, por sus letras profundas, por esas canciones que nos han hecho enamorarnos a grandes y pequeños. Además, nos regaló la que es considerada una de las mejores canciones de la historia en España: Corazón Partío.

Los fans del artista deseaban con fuerza que llegara el día. Desde 2015 el artista no sacaba nuevo disco, desde que lanzó Sirope, aquel que tantas alegrías le dió, con su Capitán Tapón o A que no me dejas, un tema, este último, que recordaba mucho a los comienzos del artista.

#Eldisco transmite una sensación indescriptible cuando acabas de escucharlo. Sabes que hay cosas muy buenas, por supuesto, pero también algunas poco comprensibles.

Siempre me han dicho que primero se cuentan las noticias malas y después las buenas, así que vamos a ir analizando los temas del disco en función de lo que he sentido al oírlo para que acaben de leer este artículo de opinión con un buen sabor de boca y sobre todo, buenas canciones.

It’s OK

Alejandro Sanz canta en inglés, es la única vez en este disco que lo hace. Los ritmos de esta canción recuerdan al Jazz, ya que el saxo es protagonista de principio a fin. Una canción que no termino de entender, que deja frío al que la escucha. It’s OK huele a un experimento con, al principio, una idea muy buena, pero que se ha acabado convirtiendo en un experimento fallido. El mensaje: repetitivo. El cantante se basa en repetir “It’s gonna be ok” durante el transcurso de la canción.

Azúcar en un Bowl

Esta canción también me ha dejado confusa, es un tema que mezcla lo funky con la electrónica. Una letra un tanto “especial”, se pueden escuchar versos como “Si la vida te da limones dame azúcar pa’ bailar”. Otro intento de reinvención por parte del cantante que quizás no ha sabido enfocar como tal.

Te canto un son y Back in the City

Sí, pongo juntas estas dos canciones, porque cuando las escuchas tienen el mismo significado. Alejandro Sanz echa de menos su tierra y mucho, repasa lo bueno de vivir en Miami y lo auténtico de Cádiz. Un Alejandro Sanz acertado,mezclando ritmos habaneros con flamenco que puede llegar a convencer en Te canto un son. Back in the City con Nicky Jam ya chocó en su día, cuando salió a la luz el tema, pero como todo este tipo de canciones que tienen ritmo reggaetonero una vez que se oyen varias veces comienzan a engancharte.

Este segundo

Un baladón que recuerda a una nana. La canción es interpretada a dúo con Judit Neddermann, que tiene una voz muy delicada y fina. La combinación es muy llamativa ya que ambas voces son muy distintas pero armonizan a la perfección. Se hace muy corta (2:25).

Los Lugares

La sorpresa. Sin lugar a dudas, al principio unos violines muy acertados, a continuación, Alejandro Sanz cantando muy rápido los versos. Unos versos que dejan caer la importancia de aquellos lugares que presencian los momentos íntimos. Además, en este tema encontramos otra colaboración, esta vez, el rapero Residente, que interpreta la segunda mitad de la canción dándole ese toque que hace que la canción sea una fusión de estilos.

“Los lugares, se matan por verte, la luna se muerde los labios por ti”

Mi persona favorita

Romanticismo y sencillez. La letra es una declaración de amor en toda regla. Si la escuchas, siempre te va a a venir una persona de tu vida a la cabeza, tu persona favorita. Es una letra básica: “Mi persona favorita, tiene la cara bonita”, pero es que soy de las que piensa que para decirle a esa persona todo lo que la quieres no se necesita mucha más parafernalia. Camila Cabello, además, aporta ese toque de ternura que hace de esta canción algo muy especial.

El trato

El trato es Alejandro Sanz en estado puro. Una canción profunda, emocionante, de las que gusta escuchar tumbado en la cama con los ojos cerrados, de las que guardan sentimientos y cicatrices. Sanz comienza susurrando, poco a poco, hasta explotar en el estribillo de esta balada de amor pero llena de dolor porque esa persona se alejó y no cumplió las promesas que hizo en su día.

No tengo nada

Obra de arte. Digna de estar al lado de temas ya consagrados del artista. Melodía maravillosa que nos habla de la importancia de tener a alguien al lado, de valorar su amor, su sonrisa e incluso su mirada, porque siempre hay alguien a nuestro lado aunque a veces nuestras emociones o sensaciones nos tapen los ojos y el corazón. Majestuosa.

En definitiva, un disco algo descafeinado, con más contras que pros. Las redes se llenan de fans algo desconcertados con determinados temas y por los halagos de otros. No es un disco profundo, de los que antes hacía el maestro, no esperes grandes temas, porque no los hay. Es un intento de adaptarse a las nuevas generaciones, creando melodías que tienden más a hacer bailar que emocionar.

2 Comentarios

  1. A este disco lo comparan a ¨No es lo mismo¨del 2003, pero #ELDISCO no le llega ni a los talones a ¨No es lo mismo¨ ese para mi es uno de los mejores álbumes de Alejandro Sanz pero este nuevo disco si no fuera por ¨No tengo nada¨o ¨Mi persona favorita¨ fuerce un fiasco de disco.

  2. El Trato y No tengo nada, son los que salvan #El Disco, a nivel que si solo fueran esas dos canciones, realmente seria EL DISCO, a eso se suman 2 temas buenos, pero no imprescindibles y seria todo, el resto …. por respeto a su carrera no haré comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.