Connect with us

Hi, what are you looking for?

Cultura

David Rees: “Hemos querido llevar el ukelele a estilos donde no se le había visto antes”

David Rees es un cantante español nacido en Málaga con influencias inglesas. Se dio a conocer en youtube gracias a los mashups de canciones de un año. También compone sus propios temas con mucha poesía, y su seña de identidad es un instrumento poco habitual: el ukelele. Pronto verá la luz su primer disco, dentro de la «era amarilla».

Instagram: David Rees

David Rees es un cantante español nacido en Málaga con influencias inglesas. Se dio a conocer en youtube gracias a los mashups de canciones de un año. También compone sus propios temas con mucha poesía, y su seña de identidad es un instrumento poco habitual: el ukelele. Pronto verá la luz su primer disco, dentro de la «era amarilla».

TimeJust: ¿Cómo llevas el confinamiento?

David Rees: Bien, me da cosa decir que bien con la situación en la que estamos. Obviamente estoy preocupado por todo lo que está pasando, pero dentro de lo malo, considero que tengo suerte y estoy pudiendo trabajar y haciendo cosas. Estoy tranquilo, intentando mantenerme ocupado.

TJ: ¿Te sientes más inspirado ahora que estás más en casa?

DR: No, yo diría que no. Sí que tengo más tiempo para dedicarle a escribir, entonces sí que estoy siendo más productivo. Pero más inspirado creo que no. Los estímulos que hay en casa son más limitados, las interacciones también. Las cosas que más me inspiran a mí, por lo menos, son cosas que están fuera de mi casa.

TJ: ¿Qué te inspira a ti para escribir?

DR: Yo siempre digo que me inspira la pasión. La pasión por cualquier cosa. Si es una pasión emocional de una emoción como la tristeza, amor o un desamor… No sé, lo que sea muy pasional me es muy fácil para escribir porque me inspira mucho.
O pasión por algo en concreto, una ciudad o una historia… Cuanta más pasión yo siento por algo, más fácil me es escribir sobre ello.

TJ: Ahora estás trabajando en tu primer disco, ya lo has enviado. ¿Nos puedes contar algo sobre él?

DR: Sí, ya lo hemos mandado, ya está listo. Tengo muchas ganas de presentarlo. Aún no puedo decir cómo se llama, pero está todo enfocado dentro de una era amarilla que presenté hace un par de semanas, y tener ese aura de mucha luz. El disco gira en torno al ukelele. Hemos querido llevar el ukelele a estilos donde no se le había visto antes.

Lo hicimos hace unos meses con Diamante, que es una canción que tiene como una base de reggaetón, pero con ukelele. Es algo que creo que la gente no está muy acostumbrada. Con el disco hemos querido dar todos los nuevos estilos que se pueda con este instrumento.

TJ: Diamante es una pasada, quedó muy bien.

DR: Jo, qué ilusión. Sí, hemos querido que hubiese de todo en el disco. Demostrar que el ukelele es más todoterreno de lo que la gente se piensa. Puede hacer una balada, pudiendo hacer la canción más festivalera…

TJ: De las cuatro canciones que ya has publicado, que estarán en el disco, y muy diferentes, ¿cuál te costó más componer y cuál disfrutaste más?

DR: Yo creo que Diamante es la que más me costó de componer porque me atraganté con una parte del final y le estaba dando muchas vueltas. Querido yo salió solo, Corazón de limón salió sola y ¿Abejas? un poco más de lo mismo.

La que disfruté más te diría que también Diamante porque cuando algo me cuesta, como que me supone como un reto y me gusta. Recuerdo el proceso de escribir Diamante como algo muy divertido, aunque costara más. Querido yo la escribí con Otero, Corazón de limón y Diamante las escribí yo solo. Cuando escribes con más personas también es más divertido.

TJ: Antes has nombrado lo de la era amarilla, ¿qué es exactamente?

DR: Yo siempre he seguido a artistas que van por eras. Me parece como un fin o inicio de un artista. Tú cuando estás viendo el recorrido de Taylor Swift, de Katy Perry o de Ed Sheeran, ves muy clara una era, ves muy claro que está haciendo un disco de un tipo, de un estilo, con una estética o un mensaje.

Creo que es algo muy clave porque define un poco al estado en el que se encuentra el artista. A mí me apetecía, ya que estaba a punto de presentar mi primer disco y afianzarme como artista es como una primera era. Esta es la era amarilla porque gira en torno al color y a ese motor de buscar luz, buscar ayuda y de positivismo. Es un poco eso.

TJ: ¿Y este color por qué? ¿Es tu favorito?

DR: Ahora sí. No siempre lo ha sido. Muchas veces me dicen: ¿Desde tu infancia el amarillo?, y no. A mí me gustaba mucho el azul. Me parece que el amarillo es color que destaca y que sorprende porque tú normalmente por la calle no ves a la gente vestida de amarillo. Ahora cada vez más, pero son colores que no están tan trillados y es un color que a mí me viene un poco de cerca con un emblema que es el de Girasol, que es de hace unos cuantos años y es como una identidad para mí.

Y va un poco en esa onda de buscar luz, de saber pedir ayuda cuando la necesitas, de mirar la parte positiva dentro de ti. Es un poco el reflejo de lo que a mí me transmite el color. Ahora sí que es mi color favorito, pero porque me ha dado muchas cosas.

TJ: ¿Qué crees que te va a aportar la era amarilla? ¿Y a tus fans?

DR: Creo que es el comienzo de un momento superimportante, como un nacimiento. Yo he tenido primeros pasos antes de eso, pero creo que es el momento en el que un bebé empieza a andar. Creo que es una era en la que los fans o la gente que me escucha vea que por fin mi música está empezando a andar por sí misma, está empezando a tener sus frutos.

Esta primera era, si los fans están expectantes de una segunda era, yo voy a estar contento.

TJ: ¿Quieres decirles algo a la gente que te escucha?

DR: A ver qué les parece la música nueva que va saliendo.

TJ: Seguro que estarán allí apoyando.

DR: Esperemos.

TJ: ¿Cómo definirías tu estilo?

DR: Me gusta decir pop poético porque creo que me gusta mucho el tipo de melodía pop, por todas las influencias, pero sí creo que traigo como una vista más poética, más cuidada que lo que se suele ver en el pop, o al menos aquí en España. Es también por mí, por mis influencias internacionales.

TJ: ¿De qué influencias hablas?

DR: A nivel de letras, me veo muy reflejado en las de Taylor Swift, Twenty One Pilots, Colplay… Les he estado escuchando desde hace muchísimos años y muchas veces siento como que la manera de rimar o la estructura de las canciones van muy en la onda de lo que yo he mamado de siempre.

TJ: En el proceso de crear canciones, ¿por dónde empiezas: por el instrumental o por la letra?

DR: Cada canción es un mundo. A veces se me ocurre algo de música o de letra primero, pero lo normal para mí es que se me ocurre una frase con una melodía, que van las dos juntas. Es un hilo del que voy tirando y lo voy haciendo a la vez lo que es la letra con su melodía. No hago primero toda la música y luego le pongo la letra o escribo toda la letra y luego le pongo la música.

Hay alguna canción que se escapa un poco de este hilo, pero lo normal es una frase que digo: Vale, tengo esta frase, vamos a seguir tirando del hilo.

TJ: Es curioso. Hay mucha gente que tiene su metodología muy clara.

DR: Sí, la mayoría de mis canciones son muy profundas, por así decirlo, vienen de dentro y no suelo componer por componer. Compongo con una idea y con una cosa que sale del alma, una frase con una melodía y de ahí voy tirando hasta que ya tengo la canción entera.

TJ: Echando un vistazo atrás, el año pasado compusiste una canción con frases de Disney, De ellos aprendí, que tiene más de 120 millones de reproducciones.

DR: Es una locura, sí.

TJ: ¿Te imaginabas que llegase a ese nivel?

DR: No, qué va. Creo que nadie nunca se espera que llegue a eso a menos que tu línea sea llegar a eso. A ver, es una salvajada, yo siempre lo digo. Esas cosas no se planifican, y si las planificas, no salen así. No me lo esperaba y siempre que me lo dicen o que lo veo me río porque me parece muy loco.

TJ: Pero además es una canción que no tiene edad porque la canta mi prima de 8 años, la canta una persona de 30…

DR: Sí, yo creo que como la compuse con frases de películas que yo he visto cuando yo era pequeño, entiendo que gente de 20 o 30 años, o más, hayan empezado a escucharla porque al fin y al cabo les vuelve atrás y les lleva a cosas que han vivido.

Luego están los niños más pequeños porque son frases muy sencillas, son muchísimos lemas puestos juntos. Es una canción muy buenrollera.

TJ: El ukelele le da un toque más guay.

DR: Sinceramente, el ukelele como que vino a mi vida de una forma bastante sorpresa y se ha quedado hasta ahora como seña de identidad, supongo que por la sencillez con la que la gente lo ve. La gente lo ve como un instrumento mucho más cercano y esa es la manera de llegar más al público y yo encantado.

TJ: ¿Cómo que vino por sorpresa?

DR: Vino por sorpresa por esa acogida o pasión que yo tengo por el ukelele porque me lo compré en un momento en el que yo estaba más enganchado a la guitarra, pero yo simplemente necesitaba algo más pequeño para poder viajar y en lo que yo estaba trabajando en ese momento, no podía llevar la guitarra. Me compré el ukelele por seguir componiendo y por seguir cantando.

Al final se ha quedado como la seña de identidad y eso es lo que a mí me llegó por sorpresa.

TJ: Al final, lo que no esperas es lo que más te identifica.

DR: Sí, cien por cien.

TJ: Volviendo un poco al tema Disney, ¿cómo surgió la idea de hacer esa canción?

DR: Surgió un poco porque a mí me gusta mucho resumir momentos en canciones. Cuando escucho ciertas canciones, me recuerdan a un momento. Yo estaba acostumbrado a hacer a finales del año, para resumir el año, y quiero volver al 2017, escuchar todas las canciones en uno y recordar lo que viví ese año. Hacía popurrís, los mashups a final de año.

Quería hacer lo mismo, pero hacer algo más mío, mi melodía, pero con algo que me volviera a la infancia o a las cosas que he aprendido a lo largo de mi vida. Nace de ahí, nace de una cosa sin más pretensiones.

TJ: Has hablado de los mashups, ¿cuál es el que más te gusta y el que más te costó?

DR: No lo sé. Es que es difícil decirlo porque hay uno que le tengo mucho cariño porque es uno que explotó, que en un primer momento no me esperaba, el que hice con Bely (Basarte) en 2016. Sí que es cierto que disfruté mucho haciendo el de… O sea, cada uno tiene su parte muy especial en mi corazón, el momento en el que yo lo grabé.

El que hice en 2014 sin pregrabarlo, superpoco profesional. En 2015 lo hice con una amiga que se vino desde Barcelona un día para hacerlo. No sé, a cada uno le tengo como un cariño especial, no sabría decirte cuál es mi favorito. El que más escucho o el que más me acuerdo supongo que es el de Bely, de 2016, pero el de 2019 también lo tengo bastante en la cabeza.

TJ: ¿Qué te ha aportado a ti el mundo musical en tu día a día?

DR: Para mí es expresión. Tanto escuchando música como creándola, para mí es expresión. Escuchando música me ayuda a bailar, a desahogarme, y es una manera de distraerme yo mismo cuando estoy escribiendo canciones. Para mí es como una expresión constante de emociones y de vida, es como un camino de vida.

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: David Rees: “Hemos querido llevar el ukelele a estilos donde no se le había visto antes” – Mar Bassa González

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Cultura

Los seguidores de Blindspot están de enhorabuena al darse a conocer supuestamente la fecha para el estreno de la cuarta temporada Ya se comentó...

Actualidad

¿Han oído hablar alguna vez acerca de las piedras volcánicas? ¿Saben lo que son? Las piedras volcánicas reciben este nombre por sus propiedades, estás...

Cultura

El cantante David Benjamín Rees nació en Málaga el 24 de agosto de 1994. Es un cantante español con orígenes ingleses. Su último trabajo...

Cultura

En vista del gran éxito alcanzado por Autoterapia en poco más de dos semanas, analizamos las canciones del nuevo disco de IZAL Anunciábamos en...

A %d blogueros les gusta esto: