Inicio Críticas BROCKHAMPTON vuelve a innovar con Iridescence

BROCKHAMPTON vuelve a innovar con Iridescence

0
Portada Iridescence. Fuente: @brckhmptn

BROCKHAMPTON publica su nuevo álbum Iridescence en busca de nuevos sonidos y con un cambio de narrativa respecto a los integrantes de la boyband 

The best boyband since One Direction“, así se denomina por las redes el grupo estadounidense BROCKHAMPTON. Y no afirman que son una boyband en vano, ya que el grupo está compuesto actualmente por trece miembros, seis de ellos vocalistas y productores y los otros siete desarrollan otras tareas como director de imagen o mánager. Hablar de cada uno de ellos supondría un artículo extra entero con lo que resumiré lo más destacable.

Para empezar, tenemos a Kevin Abstract, el miembro más visible en redes sociales. Fue el creador de la banda al publicar en un foro de fans de Kanye West si alguien quería fundar un grupo. Entre los usuarios que se apuntaron estaba Ameer Vann, exmiembro expulsado por unas acusaciones de acoso sexual y mental a una exnovia. También se encontraba Dom McLennon. Más adelante se unirían Matt Champion, Merlyn Wood, Joba y Bearface. Cada uno tiene un registro y una narrativa musical que les identifica claramente en los temas.

Fuente: @brckhmptn

El año pasado, BROCKHAMPTON publicó nada más y nada menos que tres álbumes. Una cifra inédita si tenemos en cuenta la cantidad de tiempo que puede ser necesario para producir de la calidad que presenta este grupo. Se denomina la saga Saturation y cada proyecto enganchó a más fans a la fórmula que presentan los estadounidenses.

Iridescence es el primer álbum que presentan después de firmar un contrato millonario con la firma discográfica RCA Records. Han pasado nueve meses desde la publicación de Saturation III y estábamos expectantes acerca de lo que nos traerían en esta ocasión.

Iridescence empieza fuerte con el tema New Orleans. Se empieza a notar un cambio en la dinámica del grupo que comentaré más adelante. Destacan que han vuelto para quedarse y que no tienen miedo a avanzar en su música ni a nada. Transiciona hacia Thug Life, en referencia a 2Pac, con un tema que deja entrever uno de los estilos más distintivos de este álbum. El uso que le dan al cambio de pitch en las vocales de cada miembro. No llega al punto de ser cómico y se sigue entendiendo quién es el cantante. Pero trae un contraste entre los agudos de esas vocales con las bases llenas de elementos típicos del hiphop.

En Something about him volvemos a ver esa distorsión vocal en un tema dedicado a Jaden Walker, pareja actual de Kevin Abstract. En el siguiente tema, Where the cash at se introduce una base dominada por unos bajos absorbentes y poderosos que van en sintonía con el tema principal del que trata, mostrando la evolución de la boyband desde los inicios hasta ahora, después de firmar aquel contrato multimillonario. El tema principal de Merlyn en este disco, sin duda.

A continuación, nos presentan uno de los puntos más altos del disco, Weight. Nos cuentan la importancia que tiene la presión de la fama y de hacer buena música, tomar decisiones correctas y no dejarse llevar. Todo ello acompañado de una base más sentimental y relajada, en ocasiones, que otras de las que nos vienen presentando. Llegando en ciertos momentos a transportar al oyente por cada uno de los artistas involucrados en la canción.

El siguiente tema nos presenta la secuela divertida y explosiva de Weight. En esta ocasión se da una mayor importancia si cabe a la distorsión del pitch de los vocales, en especial de Kevin, una característica suya constante en todo el álbum. Bajos y kicks más potentes que nunca, poco más que destacar aquí.

Qué decir de J’ouvert, posiblemente el mejor single que ha sacado BROCKHAMPTON en su carrera. Lo primero que salta a la vista, Joba puede rapear tan agresivo y directo que el oyente siente que le están gritando y escupiendo en la cara. Y me encanta. Durísimo Joba en este tema. Muy destacable esa base que cambia de ritmo a mitad del tema, presentando influencias diversas en sus sampleos, dando esa variedad y textura que en ocasiones faltan en estas canciones más brutales y explosivas.

A partir de J’ouvert empieza la segunda mitad del álbum, mucho más completa que la primera, en mi opinión. Honey nos deleita con lo mejor de Dom McLennon en Iridescence, aquí encuentra su flow de manera deliciosa, da gusto oírle. Además, la segunda mitad del tema nos lleva por un camino de distorsiones y kicks que dará ganas de subir el volumen a tope a más de uno.

La balada San Marcos nos inspira a sacudir el móvil en sus conciertos al ritmo de la música mientras nos cuentan sus confesiones más oscuras como “suicidal thoughts, but I know I won’t do it” por Joba.

En definitiva, BROCKHAMPTON es la boyband soñada en 2018 si valoramos esos ritmos llenos de elementos del hiphop más potente, seguidos de baladas inspiradas por las decepciones y obstáculos en las vidas de los numerosos integrantes de la banda que nos trae su último álbum, Iridescence.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.