Connect with us

Cultura

Beret hace soñar al Carpena

Published

on

El cantante sevillano aterrizó en el Palacio de los Deportes Martín Carpena en lo que fue la segunda parada de su ‘Prisma Tour’.

Beret y sus 23 años repletos de emoción, experiencias y música dieron una lección a las 7.000 personas que llenaron el Martín Carpena. El artista demostró que pese a los seis años que lleva en la música tan intensos puede llevar a cualquiera de la emoción a la sonrisa en tan solo un par de canciones. De Esencial a Diez mil por qués. De Sueño a Cóseme.

11 minutos más tarde de las nueve de la noche se apagaron las luces del recinto. Entre el público poco pelo cano y muchas miradas inexpertas. El público de Beret es igual o más joven que él y la mayoría de adultos estaban acompañando a más de un menor a cumplir el sueño de ver a su artista favorito en directo.

Los primeros acordes de Si por mí fuera, uno de sus últimos temas, comenzaron a sonar y el público enloqueció. Toca disfrutar. Javier Beret apareció en el escenario con una original chaqueta de tipo biker de color negro donde aparecen escritos títulos y fragmentos de las canciones que forman su último disco, Prisma.

De 600 a 7.000 asistentes en tan solo 4 años

En un juego constante de voces con su corista y amigo Victor Márquez interpretaron Te echo de menos, Diez mil por qués y Cóseme en una primera parte del espectáculo más melódica. El artista, además, quiso recordar que su primer concierto lo dio en la sala Trinchera de Málaga ante 600 personas. 4 años más tarde son 7.000 los asistentes. La música le ha cambiado la vida y lo agradeció.

Fuente: Patricia Martín

Lo mejor de este año: sus colaboraciones

“Yo sé que el mejor vestido es mi piel, saldré por la noche y yo me lo pondré”. Sentir, uno de los temás más alegres de su último álbum hizo al público saltar y bailar comenzando un segundo bloque mucho más movido que prosiguió con Sueño.

“Mis últimos seis años han sido frenéticos y repletos de música. Ha sido una etapa similar a un arma de doble filo, pero llena de más cosas que ganar que perder, como mi colaboración con Pablo Alborán”, dijo el artista.

No faltaron los clásicos

No todo fueron canciones del último disco. Hubo sorpresas para los fans que llevan con el artista desde el principio que pudieron disfrutar de Pandora, Dime quien ama de verdad y Bala perdida. En este último tema quiso dejar claro en la presentación que llevar todo hacia delante y la autoexigencia extrema a veces no es bueno, “Si sumas siempre A, B y C no siempre tendrá como resultado la felicidad”.

Hablando de la felicidad en un banco de su barrio con un colega de toda la vida surgió Esencial, un tema positivo que mira al detalle lo bonito de las pequeñas cosas. “La felicidad es lo contrario a complejidad: lo poco y lo esencial”. En cuanto empezó a cantarla, las sonrisas se extendieron desde el foso hasta la grada alta.

Una batalla cara a cara con la ansiedad

Seis años intensos en la música son los que ha vivido Beret como artista, pero seis años de ansiedad son los que ha vivido Javier de puertas para dentro. Por ello escribió Desde cero, una canción que interpreta en su disco junto a Melendi con la que emocionó en cada una de sus estrofas.

Un ritual que no falla en cada concierto

En el ecuador del concierto el cantante y su corista decidieron hacer el juego que hacen en cada show: Dividieron el estadio en dos equipos. El de Beret debía cantar “Bará Bará” y el de Víctor “Beré beré”, creando una verdadera fiesta techno con todos los asistentes y recordando el tema de Michel Teló que se escuchaba en todos sitios hace ya siete años.

A nivel de espectáculo, el concierto estaba muy bien organizado. No faltaron ni los cañones de fuegos, ni las bengalas ni el humo, que crearon ambiente en las canciones más festivas y las más emotivas, como en Ojalá, cuando el estadio se convirtió en un cielo repleto de estrellas con los flashes de los móviles de todos los asistentes.

Me vas a ver y Me llama fueron sin duda las más coreadas. Con su último disco ha conseguido muchísimo público que disfruta de la versión más pop del artista sevillano.

Un final apoteósico

Para la parte final dejó una “escrita” que a piano dedicó a Málaga y a sus idas y venidas cada fin de semana por su gira que unió con Vuelve, tras lanzar al suelo una libreta y un bolígrafo. Los visuales de las pantallas centrales en este tema fueron los más llamativos de todo el concierto al estar relacionados con el acting. En ellas se mostraba un manuscrito del artista con la letra de la canción.

Lo siento, el tema con el que saltó al estrellato fue el penúltimo tema del concierto ya que Beret no quería que el público se fuera decaído. Por ello, decidió marcharse con Bye, bye mientras presentó a su equipo y llenó a todos los presentes de su buen rollo.

Si quieres vivir este concierto en otra de las ciudades a las que llegará ‘Prisma Tour’ recuerda que puedes comprar tus entradas aquí.

 

 

 

 

 

Estudiante de periodismo en la UMA. Amante de la música, sobre todo del pop español.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
A %d blogueros les gusta esto: